• Ahora los leones son criados con el propósito expreso de ser asesinados por dinero en pequeños recintos.
África.- Una pareja canadiense ha causado una indignación generalizada luego de posar, besándose, para una foto con el cadáver de un león macho al que dispararon durante una "caza enlatada"(‘canned hunt’, en inglés) en África, según denuncia The Mirror.

Se trata de Darren y Carolyn Carter, de Alberta. Canadá, quienes participaron en la caza de animales con  la empresa Legelela Safaris, que organiza tours de cacería cobrando unos tres mil dólares por matar a una jirafa; 2,500 por una cebra y otras sumas “a petición” por leopardos, rinocerontes y elefantes.

La pareja, que trabajan como taxidermistas y se describen a sí mismos como "ecologistas apasionados", mataron al menos dos leones y fueron fotografiados arrodillados y besándose sobre el cuerpo de un león macho.

Legelela Safaris, una empresa sudafricana que forma parte de las docenas de compañías que ofrecen a los turistas paquetes de caza, compartió inicialmente la foto en Facebook. 

“Trabajo duro bajo el ardiente sol de Kalahari ... bien hecho. Un león monstruoso”, escribieron como pie de foto. La imagen fue posteriormente eliminada.

En otro post que retrata a la pareja frente a otro majestuoso cadáver de león blanco, la leyenda dice:

"No hay nada como cazar al rey de la jungla en las arenas del Kalahari".

Darren y Carolyn Carter, de Alberta, Canadá, dirigen un negocio de taxidermia y se describen a sí mismos como "conservacionistas apasionados".

La denominada “caza enlatada”, co asiste en que los animales están acorralados en un área pequeña y liberados con el propósito de ser cazados "en petición. De los taxidermistas se sugiere cualquier cosa menos una mentalidad conservacionista.

Cuando The Mirror le preguntó sobre su participación en las cazas, Darren Carter dijo:

"No estamos interesados ​​en comentar sobre eso en absoluto. Es demasiado político ".

Los operadores turísticos con frecuencia comparten instantáneas en línea de cazadores victoriosos, generalmente con sonrisas triunfantes, junto a sus presas muertas. 

Eduardo Goncalves, quien fundó la Campaña para Prohibir la Caza del Trofeo, cree que los leones que fueron asesinados por la pareja fueron criados en una granja de leones con el propósito expreso de ser asesinados por dinero en pequeños recintos.

Goncalves explicó:

“No hay nada romántico en matar a un animal inocente. Parece como si este león fuera un animal domesticado matado en un recinto, criado con el único propósito de ser el sujeto de una autofoto petulante.

"Esta pareja debería estar completamente avergonzada de sí misma, no luciéndose y sin besarse por las cámaras".

Más de 1.000 leones son sacrificados cada año junto con miles de osos y cientos de cocodrilos, rinocerontes y elefantes.

Publicar un comentario

Author Name

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.