Ciudad de México.-  La diputada Nelly Carrasco Godínez (Morena) respaldó a la asociación ambientalista Guerreros Verdes que pide a la Cámara de Diputados aprobar en sus términos, la minuta del Senado de la República que expide la Ley Federal para el Fomento y Protección del Maíz Nativo.

“El llamado es sumarnos todos a estas inquietudes y estaremos pendientes como diputados federales para impulsar y respaldar todos los temas en beneficio de nuestro medio ambiente”, indicó en conferencia de prensa.

Elena Kahn, presidenta de esta organización civil, expuso que este nuevo marco jurídico reconoce la producción, comercialización, consumo y diversificación de esta semilla como manifestación cultural nacional; además, atiende los derechos humanos a la alimentación, sociales, y evita la contaminación por los transgénicos.

“Por ello, queremos que se apruebe por los diputados sin modificaciones; de lo contrario, perdería totalmente su sentido de atender los derechos humanos. Tenemos que proteger nuestro principal alimento que es el maíz”, señaló.

Explicó que esta ley gozará de un rango constitucional que le dará prevalencia sobre cualquier tipo de norma, incluidos tratados internacionales, así como juicios nacionales y a nivel mundial.

“La ley estará por encima de la Ley Federal de Variedades Vegetales incluso, por encima del propio convenio de la Unión Internacional para la Protección de Obtenciones Vegetales UPOV 91, al que pretenden que México se adhiera, que privatiza no sólo las semillas, sino todas las variedades vegetales”, apuntó.

La activista subrayó que las semillas son organismos maravillosos, ya que al plantarse se consumen, pero no mueren, sino que se renuevan, dando a luz a reemplazos centuplicados de la semilla original.

En ese sentido, explicó que la Ley Federal para el Fomento y Protección del Maíz Nativo establece la obligación del Estado de garantizar y fomentar que las personas tengan acceso efectivo al consumo informado del maíz nativo y en diversificación constate, así como a los productos derivados, en condiciones libres de organismos genéticamente modificados.

Con ello, resaltó, se evitan la mutagénesis o cualquier otra modificación desarrollada por la ciencia, sobre la cual no existe certeza respecto a los riesgos para la salud humana y para que no contaminen las semillas nativas.

“Tenemos todos, en conjunto, que salvar nuestra semilla de maíz y cuidar que se nixtamalice, la industria la está moliendo para hacer tortillas y así no pasa la nutrición. Debemos evitar que nos rompan esta ley”, insistió.

La diputada Nelly Carrasco Godínez (Morena) respaldó a la asociación ambientalista Guerreros Verdes que pide a la Cámara de Diputados aprobar en sus términos, la minuta del Senado de la República que expide la Ley Federal para el Fomento y Protección del Maíz Nativo.

Publicar un comentario

Author Name

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.