• Es necesario que se ratifique el Instrumento Multilateral para facilitar la aplicación eficaz de medidas BEPS: Ramírez Cuéllar
  • La Miscelánea Fiscal 2020 contiene medidas que fortalecen las reglas fiscales derivadas del Proyecto BEPS, añade
Ciudad de México.- El gobierno mexicano debe jugar un papel más activo en el nuevo acuerdo tributario internacional, para evitar la erosión de la base imponible y al traslado de beneficios (BEPS, por sus siglas en inglés), y así evitar las malas prácticas de algunas empresas multinacionales, señaló el diputado Alfonso Ramírez Cuéllar, Presidente de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública de la Cámara de Diputados.

El diputado se refirió a las acciones impulsadas por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), en conjunto con el G-20 para combatir la evasión fiscal, mejorar la coherencia de la normativa fiscal internacional y para garantizar una fiscalización más transparente. Aseguró que la visita del Secretario General de la OCDE, José Ángel Gurría, a la Cámara de Diputados, este día, “ha sido una buena oportunidad para retomar el tema de los BEPS, porque países como México dependen en gran medida de los ingresos derivados de las rentas de sociedades multinacionales. Por lo que es urgente modernizar las normas impositivas internacionales para limitar esta problemática”.

Ello, considerando que cifras de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) señalan que la evasión y la elusión fiscal en América Latina representa el 6.3 por ciento del PIB; es decir, 335.000 millones de dólares; mientras que el Instituto Belisario Domínguez del Senado de la República, señala que en México las pérdidas recaudatorias por ambos conceptos pueden representar hasta 6.2 por ciento.

Al respecto, recordó que el Marco Inclusivo sobre BEPS, acordado en 2016, se hizo para garantizar que los países y jurisdicciones interesados, incluidas las economías en desarrollo, pudieran participar en condiciones de igualdad en el impulso de estándares sobre cuestiones relacionadas con los BEPS.

Derivado de lo anterior, se adoptó un programa de trabajo al que México se ha sumado con acciones incluidas en la Miscelánea Fiscal, como la obligación de las plataformas digitales para actuar como retenedores del Impuesto Sobre la Renta (ISR) y del Impuesto al Valor Agregado (IVA) respecto de los usuarios que utilicen dichas plataformas para la venta de bienes o la prestación de servicios.

Cabe señalar que, además del tema de Economía Digital, México ha realizado cambios en su marco legal en los siguientes rubros para atender a las recomendaciones del Proyecto BEPS:

Deducción de intereses: Se establece un límite de la deducción de intereses netos al 30 del EBITDA, (beneficios antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización de la empresa) y se establece una regla de minimis 20 millones para excluir a las MiPymes.

Ingresos obtenidos a través de Entidades Extranjeras Transparentes y Figuras Jurídicas Extranjera: Se propone que las entidades extranjeras transparentes fiscales y las figuras jurídicas extranjeras tributen como personas morales y paguen ISR de conformidad con las Disposiciones Generales de la Ley del ISR.

Planificación fiscal agresiva: Se establece la obligación a los asesores fiscales, y como excepción a los contribuyentes, de revelar información acerca de los esquemas que planean implementar.

Además se establecen los siguientes rubros: Precios de Transferencia, que serán automáticamente aplicados a través de la Ley del ISR; análisis de datos sobre BEPS, compartiendo información obtenida a partir de 74 reportes país por país, en los que se incluye información de operaciones en otras 102 naciones; documentación sobre precios de transferencia, pues ya se cuenta con un marco legal que sustenta la obligación de proporcionar información por medio de los reportes país por país; y el instrumento multilateral que México ya firmó y cuya ratificación está pendiente.

El diputado coincidió con lo dicho en conferencia por José Ángel Gurría, en el sentido de aumentar la recaudación de impuestos, que está muy por debajo del promedio de la OCDE, con el propósito de que el gobierno esté en la posibilidad de brindar más y mejores servicios para todos los mexicanos.

Por último, el presidente de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública señaló que a pesar de que desde 2017 se celebró la primera ceremonia para la firma del Instrumento Multilateral (MLI), que entró en vigor el 1 de julio de 2018, en México está pendiente su ratificación en el Senado de la República, por lo que llamó a la colegisladora para llevarla a cabo y así facilitar la aplicación de las medidas BEPS relacionadas con convenios fiscales, sin necesidad de renegociarlos de forma individual.

El gobierno mexicano debe jugar un papel más activo en el nuevo acuerdo tributario internacional, para evitar la erosión de la base imponible y al traslado de beneficios (BEPS, por sus siglas en inglés), y así evitar las malas prácticas de algunas empresas multinacionales, señaló el diputado Alfonso Ramírez Cuéllar, Presidente de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública de la Cámara de Diputados.

Publicar un comentario

Author Name

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.