Piden precisar en el artículo 123 constitucional la duración mínima y máxima del periodo de lactancia

Piden precisar en el artículo 123 constitucional la duración mínima y máxima del periodo de lactancia

  • Las reformas a la Carta Magna abonarían al combate del hambre y desnutrición en la primera infancia: diputado Reyes Colín (Morena)
  • A nivel latinoamericano, México ocupa uno de los últimos lugares en el amamantamiento de forma exclusiva

Ciudad de México.- El diputado Marco Antonio Reyes Colín (Morena) propuso reformar el artículo 123 de la Constitución Política, en sus apartados A y B, para establecer que el periodo de lactancia durará un mínimo de seis meses y un máximo de dos años.

En el artículo vigente ya se señala que el periodo de lactancia incluye dos descansos extraordinarios por día, de media hora cada uno; sin embargo, omite señalar o explicitar la duración mínima o máxima del período, aspecto que resulta crucial de manifestar en la Carta Magna.

La iniciativa, que analiza la Comisión de Puntos Constitucionales, busca fortalecer el marco normativo para garantizar el derecho de las mujeres a la práctica de la lactancia materna y el interés superior de la niñez a la alimentación y la salud.

Mencionó que dada la trascendencia de la lactancia en el desarrollo integral de la niñez, es urgente y prioritario que gobierno y sociedad impulsen esta práctica para convertirla en una verdadera política de Estado --explicitándola en el texto constitucional-- que contribuya a combatir el hambre y la desnutrición de la primera infancia.

Indicó que en el país, de una población aproximada de 13.1 millones de niñas y niños menores de 6 años, el 13.6 por ciento, esto es 1.5 millones, padecen desnutrición crónica; 23 por ciento, 3.6 millones, están en condiciones de anemia y sólo 14.4 por ciento de niñas y niños menores de seis meses recibe lactancia materna exclusiva.

Esos datos, dijo, muestran que 5 millones de niñas y niños menores de seis años se enfrentan a un escenario crítico que nulifica su derecho a vivir en condiciones de bienestar y a un sano desarrollo integral, que puede propiciar condiciones adversas en su vida adulta.

“Uno de los principales factores que han contribuido a este escenario de desnutrición y anemia en la primera infancia, lo constituye la falta de amamantamiento, conforme las indicaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF)”, afirmó el diputado de Morena. 

Agregó que estos y otros organismos y gobiernos nacionales señalan la importancia de la lactancia en el desarrollo de la niñez y su impacto en la vida adulta, así como en la salud física y emocional de las madres.

Aseveró que un estudio del INEGI en 2019 señala que el 91 por ciento de las niñas y niños nacidos vivos, de un total de 9 millones, durante el lapso comprendido de enero de 2009 a septiembre de 2014, recibió leche materna.

Sin embargo, solamente el 11 por ciento la recibió de forma exclusiva durante los primeros seis meses de vida. Es decir, uno de cada diez niñas y niños mexicanos recién nacidos en dicho lapso logró ser amamantado en sus primeros seis meses de vida.

Reyes Colín puntualizó que, en Latinoamérica, México ocupa uno de los últimos lugares en el amamantamiento de niñas y niños de forma exclusiva durante el periodo básico de seis meses.

Publicar un comentario

0 Comentarios