Un Día como Hoy, 21 de junio


#UnDiaComoHoy, 21 de junio, nacieron el poeta Manuel Payno [1810] y los filósofos Jean-Paul Sartre [1905] y Fernando Savater [1947]; murieron el compositor Nikolái Rimsky-Kórsakov [1908], el escritor José Joaquín Fernández de Lizardi, conocido como “El Pensador Mexicano” [1827], y la escritora Bertha von Suttner  [1914].

#FraseCelebre
“Saber callar es un principio de aprender, y el silencio es una buena tapadera de la poca instrucción”.

José Joaquín Fernández de Lizardi
Nació en la Ciudad de México el 15 de noviembre de 1776 y murió en la misma ciudad el 21 de junio de 1827. También conocido como El Pensador Mexicano, fue un escritor novohispano (mexicano).

Su obra fue, al mismo tiempo, política, literaria, periodística, psicológica, historiográfica y lingüística. Fue el primer novelista de América al crear en 1816 la encantadora e instructiva obra El Periquillo Sarniento. 

Para el estudioso de la lingüística, de la dialectología, de la sociolingüística, de la pedagogía, de la paisología es de interés el considerar la habilidad de este autor para describir la vida y las costumbres pintorescas de la Nueva España en sus postrimerías, al mismo tiempo que incurría en sus afanes moralizantes y educativos. 

En 1812, Fernández de Lizardi fundó el periódico más importante en la época de independencia: El Pensador Mexicano. En ese periódico se denunciaban las injusticias del virreinato, como la mala distribución de la riqueza, la pésima educación o los privilegios de que gozaban algunas personas. 

El Pensador Mexicano dejó de imprimirse en 1814, año en que se abolió la Constitución de Cádiz; sin embargo, siguió con su labor periodística, a pesar de la censura y amenazas que sufrió.

En 1815 comenzó a publicar Las Sombras de Heráclito y Demócrito y Alacena de Friolera, para 1822 hacía lo propio con Amigos de la Paz y de la Patria, dos años después fue turno de Las Conversaciones del Payo y el Sacristán. Para los últimos años de su vida, escribía El Correo Semanario.

José Joaquín hacía todo el trabajo para publicar sus periódicos, lo que incluía redactar, corregir y distribuir.

Obras
  • El Pensador Mexicano (1812), periódico.
  • El Periquillo Sarniento (1816).
  • La Quijotita y su prima (1818).
  • Noches tristes y día alegre (Autobiografía, 1818).
  • Vida y hechos del famoso caballero Don Catrín de la Fachenda (1832).
  • El triste de Altamirano (1822).


Publicar un comentario

0 Comentarios