Ginebra.- El director general de la Organización Mundial de la Salud ha alertado ante las autoridades de casi 200 países de que la mayoría de la población mundial sigue en riesgo de contraer el coronavirus.

El doctor Tedros ha inaugurado la Asamblea Mundial de la Salud, una reunión de los 194 Estados miembros que la componen. La pandemia de coronavirus ha obligado a que la reunión se realice de forma virtual y abreviada, en dos días.

Tedros explicó que los estudios serológicos en decenas de países indican que incluso en las regiones más afectadas no más del 20% de la población tiene anticuerpos, un porcentaje que baja al 10% en la mayoría de los lugares.
La Organización Mundial de la Salud respalda plenamente el deseo que tienen los países de volver a ponerse de pie, de poner manos a la obra. Precisamente porque queremos la recuperación mundial lo más rápido posible, instamos a los países a que sean cautelosos. Los que avanzan con demasiada rapidez, sin tener un andamiaje de salud pública capaz de detectar y suprimir la transmisión, corren el riesgo de afectar su propia recuperación", dijo Tedros.
Por otro parte, el director general defendió que la Organización ha actuado de forma transparente y respaldó una resolución presentada por la Unión Europea para evaluar la respuesta. "Yo mismo iniciaré una evaluación independiente en cuanto pueda para examinar las lecciones aprendidas y emitir recomendaciones que mejoren la capacidad de respuesta a las pandemias, en los niveles nacional y mundial", añadió.

Enviado de la ONU pide acceso para llevar más ayuda a Siria

Trabajadores de la salud en Siria están preocupados por la vulnerabilidad de las mujeres y niñas durante la pandemia de coronavirusUNFPA Siria

El enviado especial de la ONU para Siria ha pedido acceso humanitario para poder llevar ayuda y evitar que el coronavirus se propague por el país.

Según los datos oficiales, en Siria hay 64 casos, aunque Geir Pedersen ha advertido de que hay muchas limitaciones para hacer test. Un brote más amplio, dijo, tendría consecuencias catastróficas para el país y la región

Pedersen subrayó la importancia de un acceso humanitario “completo, sostenido y sin interrupciones” usando todas las modalidades, “incluyendo más cruces de fronteras” para llevar asistencia tanto a las zonas controladas por el Gobierno como por la oposición.

La pandemia tiene un “efecto devastador” para los indígenas

La pandemia está teniendo un efecto devastador en los pueblos indígenas, más allá de la amenaza para la salud, alerta el nuevo relator especial sobre los derechos de estos pueblos.

José Francisco Cali Tzay asegura que cada día recibe informes “de todos los rincones del mundo”.
 Los estados de emergencia están exacerbando la marginalización de las comunidades indígenas y, en las situaciones más extremas, se está militarizando sus territorios.

Los Estados, añade, deben velar por que los pueblos indígenas tengan acceso a la información sobre la COVID-19 en sus idiomas y garantizar el acceso a servicios médicos para superar el desafío de la falta de instalaciones en estas comunidades.

El director general de la Organización Mundial de la Salud ha alertado ante las autoridades de casi 200 países de que la mayoría de la población mundial sigue en riesgo de contraer el coronavirus.

Publicar un comentario

Author Name

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.