Vacuna de la COVID-19: Un pequeño esfuerzo presupuestario, puede suponer un gran salto para la humanidad

Los científicos del Instituto Jenner de la Universidad de Oxford siguen avanzando en el desarrollo de una vacuna contra el coronavirus.Universidad de Oxford/John Cairns

  • La iniciativa global para las vacunas COVID-19 es la mejor opción para reactivar la economía mundial, sostiene el titular de la ONU. Su financiación equivale al consumo mundial de cigarrillos durante dos semanas, apunta el director de la OMS.  

Nueva York.- El Secretario General de las Naciones Unidas dijo este miércoles que la iniciativa que promueven la Organización Mundial de la Salud y otros socios contiene la mayor cartera de vacunas en las etapas de prueba más avanzadas y que brinda la única forma de reabrir la economía mundial de modo seguro y confiable lo más rápido posible.

El Acelerador de acceso a las herramientas contra la COVID-19 -una iniciativa mundial encargada de agilizar el desarrollo, la producción y el acceso equitativo a las pruebas diagnósticas, los tratamientos y las vacunas de la enfermedad-, necesita un salto cualitativo y, pese a los 3000 millones de dólares ya recibidos, precisa una inyección inmediata de 15.000 millones más.

Durante un evento de alto nivel titulado "Acelerar el fin de la pandemia COVID-19", el Secretario General, António Guterres, destacó que los 3000 millones de dólares recibidos hasta el momento para el Acelerador fueron fundamentales para su puesta en marcha, pero que se precisan 35.000 millones más para “ampliar y garantizar su máximo impacto”, y que se “debe comenzar con una aportación inmediata de 15.000 millones”.

“Estos recursos son cruciales para no perder la oportunidad de comprar y producir por adelantado, para crear reservas en paralelo a la concesión de licencias, para impulsar la investigación y para ayudar a los países a prepararse a optimizar las nuevas vacunas cuando lleguen”, indicó. 

Guterres consideró que no se puede consentir que un retraso en el acceso a la vacuna amplíe aún más las enormes desigualdades actuales.

“Pero seamos claros: no lo lograremos con donantes que se limiten a asignar recursos provenientes de los presupuestos de la Asistencia Oficial para el Desarrollo. Tenemos que pensar a lo grande. Ha llegado el momento de que los países saquen fondos de sus propios programas de respuesta y recuperación. Ayudando a los demás, se ayudarán a sí mismos”, recalcó. 

El titular de la ONU señaló que invertir en el Acelerador permitirá agilizar la recuperación de cada país y que, si el mundo puede gastar muchos billones en la respuesta socioeconómica a la crisis, -375.000 millones al mes y 500 millones de empleos- sin duda puede invertir una pequeña fracción de ese monto para detener la propagación de la enfermedad.

“Exhorto a todos los países y socios a que den un paso importante en los próximos tres meses para proporcionar los tan necesarios recursos adicionales y para movilizar a todos los socios y ponerlos al servicio de una respuesta mundial”, finalizó Guterres.

Mil millones de dólares para la esperanza

Al término del evento se dio a conocer el resultado de los fondos prometidos para financiar el Acelerador. Los gobiernos, el sector privado, la sociedad civil y las organizaciones internacionales se comprometieron a donar cerca de 1000 millones de dólares.

El máximo donante y uno de los copatrocinadores del evento fue el Reino Unido, que prometió aportar unos 732 millones de dólares para el Mecanismo COVAX del Acelerador. De esa cantidad se dedicarán hasta 641 millones de dólares a apoyar a los países de ingresos bajos y medios.

El sector privado se sumó mediante una coalición de 16 empresas farmacéuticas y la Fundación Bill y Melinda Gates que firmaron un acuerdo para cooperar en la fabricación de vacunas y ampliar su producción a una velocidad récord garantizando que, una vez aprobadas, sean accesibles de la forma más generalizada y distribuidas lo antes posible.  

Continuando con las iniciativas de rápida evolución, el presidente del Banco Mundial, David Malpass, anunció durante el evento que ha propuesto a su Junta “que ponga a disposición de los países hasta 12.000 millones de dólares de financiación por vía rápida para la compra y el despliegue de las vacunas COVID-19 una vez que hayan sido aprobadas por varios organismos reguladores respetados y estrictos”.

Desde su lanzamiento hace cinco meses, la iniciativa del Acelerador ha logrado: 

•    Disponer de 120 millones de pruebas rápidas y de alta calidad a precios asequibles para países de ingresos bajos y medios. 

•    Grandes avances en los ensayos con la dexametasona, el único fármaco que ha marcado una diferencia significativa respecto a la mortalidad de los pacientes.

•    La creación del Mecanismo COVAX, una alianza mundial que busca garantizar el acceso equitativo a las posibles vacunas de COVID-19 independientemente de los ingresos de cada país y que abarca a 168 economías. La coalición posee la cartera de vacunas más amplia y diversa del mundo, con nueve candidatas en curso y ocho de ellas en fase de ensayos clínicos.   

Financiar el Acelerador equivale al consumo mundial de cigarrillos durante dos semanas

Siguió en la misma línea el director general de la Organización Mundial de la Salud, el doctor Tedros Adhanom Ghebreyesus, quien sostuvo que ahora es el momento de alcanzar la plena potencia del Acelerador y volvió a recordar el actual déficit presupuestario de la iniciativa, los 35.000 millones de dólares previamente citados por Guterres.

“Eso es menos del 1% de lo que los gobiernos del G-20 ya han comprometido para paquetes de estímulo domésticos. En otras palabras, equivale aproximadamente a lo que el mundo gasta en cigarrillos cada dos semanas”, enfatizó.

Tedros explicó que la financiación del Acelerador en su totalidad ayudará a controlar la pandemia, restaurar la confianza y estimular la recuperación mundial.

“Francamente, esto no es un desafío financiero, es una prueba de solidaridad. Este es un momento para decir: No al nacionalismo y sí a una humanidad compartida, porque en última instancia el Acelerador no sirve sólo para la entrega de vacunas, diagnósticos y terapias, sino que proporciona algo mucho más importante: esperanza. Actuemos ahora, actuemos juntos para detener esta pandemia”, finalizó.

Tres motivos para financiar el Acelerador del acceso a las herramientas contra la COVID-19

El Secretario General resaltó que el apoyo al Acelerador es de interés común para todos los países y que servirá para lograr una "vacuna popular" que esté disponible y sea asequible para todas las personas, en cualquier lugar.

Guterres citó tres puntos para reforzar su argumento:

El Acelerador es el único mecanismo global que cuenta con todo el abanico de socios y herramientas para vencer la pandemia: pruebas, tratamientos y la mayor cartera de vacunas mundial en las etapas de prueba más avanzadas.

Ofrece la única forma de reabrir la economía mundial lo más rápido posible de modo seguro y confiable. Un esfuerzo nacional de vacunación en un puñado de países no abrirá las puertas de la economía mundial ni devolverá los medios de vida. 

El precio de la vacuna. Con tantos países integrados en el proyecto, el Acelerador puede aprovechar su enorme mercado y su poder de negociación para asegurar los precios más bajos de las vacunas eficaces y los diagnósticos rápidos, además de garantizar un acceso equitativo para todos los que lo necesiten.

Publicar un comentario

0 Comentarios