Diez consejos básicos para protegerse del coronavirus, según la OMS

  • El uso de mascarillas higiénicas o de tela podría aumentar las posibilidades de infección por #COVID19 si la mascarilla se toca a menudo con las manos sucias y se contamina.
Ginebra.- ¿En realidad se necesitan mascarillas?, lavarse las manos, limpiar las superficies, alejarse de lugares públicos abarrotados y evitar los viajes, están entre los consejos que ha compartido el director de la Organización Mundial de la Salud. Para la mayoría de las personas,  el coronavirus comienza con fiebre y tos seca, no con secreción nasal.

La Organización Mundial de la Salud ha emitido diez recomendaciones específicas para que los ciudadanos, se protejan del coronavirus.  Deslice hacia abajo o clic aquí para los consejos sobre mascarillas.

1. Lavarse las manos

Lávese las manos regularmente con un desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón. Tocarse la cara después de tocar superficies contaminadas o a personas enfermas es una de las formas en que se puede transmitir el virus. Al limpiar las manos se puede reducir el riesgo.

2. Limpieza de superficies

Las prácticas de desinfección son importantes para reducir el potencial de contaminación por el virus COVID-19 en entornos no sanitarios, como en el hogar, la oficina, las escuelas, los gimnasios, los edificios de acceso público, los centros comunitarios basados en la fe, los mercados, el transporte y los entornos comerciales o restaurantes.

Las superficies de alto contacto en estos entornos no relacionados con el cuidado de la salud deben identificarse para la desinfección prioritaria, como manijas de puertas y ventanas, áreas de cocina y preparación de alimentos, encimeras, superficies de baños, inodoros y grifos, dispositivos personales con pantalla táctil, teclados de computadoras personales y trabajo. Más información

3. Informarse

Infórmese sobre el COVID-19 a través de fuentes confiables: su agencia de salud pública local o nacional, el sitio web de la OMS o su profesional sanitario local. Todos deben conocer los síntomas: para la mayoría de las personas, comienza con fiebre y tos seca, no con secreción nasal. La mayoría de las personas tendrá una enfermedad leve y mejorará sin necesidad de ningún cuidado especial.

4. Evitar los viajes

Evitar viajar si tiene fiebre o tos, y en caso de enfermarse durante un vuelo, informar a la tripulación de inmediato. Una vez que llegue a casa, póngase en contacto con un profesional de la salud y cuéntele dónde ha estado.

5. Cuidado al toser o estornudar

Si tose o estornuda, hágalo en la manga o use un pañuelo de papel. Deseche el pañuelo inmediatamente en un contenedor de basura cerrado y luego lávese las manos.

6. Si es mayor, evitar las áreas muy concurridas

Si tiene más de 60 años o si tiene una afección subyacente como una enfermedad cardiovascular, una afección respiratoria o diabetes, corre un mayor riesgo de desarrollar una enfermedad grave. Podría tomar precauciones adicionales para evitar áreas abarrotadas o lugares donde pueda interactuar con personas enfermas.

7. Quedarse en casa si se está enfermo

Si no se siente bien, quédese en casa y llame a su médico o profesional de salud local. Él o ella le hará algunas preguntas sobre sus síntomas, dónde ha estado y con quién ha tenido contacto. Esto ayudará a asegurarse de que reciba el asesoramiento correcto, se dirija al centro de salud adecuado y evitará que infecte a otros.

8. Cuidados en casa

Si está enfermo, quédese en casa y coma y duerma por separado de su familia, use diferentes utensilios y cubiertos para comer.

9. Consultar con el médico

Si tiene dificultad para respirar, llame a su médico y busque atención médica de inmediato.

10. Hablar con la comunidad y el trabajo

Es normal y comprensible sentirse ansioso, especialmente si vive en un país o comunidad que ha sido afectada. Descubra lo que puede hacer en su comunidad. Discuta cómo mantenerse seguro con su lugar de trabajo, escuela o lugar de culto.

Más consejos de la OMS

Evite tocarse los ojos, la nariz y la boca

El nuevo coronavirus es un virus respiratorio que se propaga ‎principalmente por contacto con una persona infectada a través de las ‎gotículas respiratorias que se generan cuando una persona tose o ‎estornuda, o a través de gotículas de saliva o de secreciones nasales.  ¿Por qué evitar tocarse la cara? Las manos tocan muchas superficies que pueden estar contaminadas con el virus. Si se toca los ojos, la nariz o la boca con las manos contaminadas, puede transferir el virus de la superficie a si mismo. Este consejo aplica también así se esté utilizando guantes.

Mantenga el distanciamiento social

Mantenga al menos 1 metro (3 pies) de distancia entre usted y las demás personas, particularmente aquellas que tosan, estornuden y tengan fiebre.

¿Por qué? Cuando alguien con una enfermedad respiratoria, como la infección por el 2019-nCoV, tose o estornuda, proyecta pequeñas gotículas que contienen el virus. Si está demasiado cerca, puede inhalar el virus.

No importa si no hay desinfectante de manos

Continuar lavándose las manos seguido y siguiendo las pautas de la Organización, con jabón o con desinfectante de manos.  "El jabón es muy bueno, así que no importa si su farmacia o tienda local ya no tiene desinfectantes", dijo.

No visite a familiares enfermos, especialmente si son mayores

Si su amigo o su familiar se siente mal, no los visite, especialmente si están en un sitio de retiro de ancianos. "Usted siempre puede llamarles o comunicarse digitalmente", asegura Tedros. 

Cambie su manera de saludar

Al saludar a las personas, es mejor mantenerse a más de un metro de distancia. "Me gusta ponerme la mano en el corazón estos días cuando saludo", dijo el director de la OMS.

Otras medidas

Tedros también felicitó a aquellos que han tomado medidas serias pero proporcionadas: como ponerse en cuarentena si se está enfermo o se ha estado cerca de alguna persona infectada con COVID-19.

Cancelar reuniones o conferencias, y cambiarlas por encuentros virtuales, o trabajar desde casa, son otras medidas que ha alabado el doctor. 

¿Hay que usar mascarilla?

La OMS reconoce que existen numerosos interrogantes sobre el uso de mascarillas faciales para prevenir la transmisión comunitaria de la COVID-19, y que muchos países están recomendando a la ciudadanía su utilización. El uso de mascarillas médicas puede limitar la propagación de algunas enfermedades víricas respiratorias, entre ellas la COVID-19. Sin embargo, el uso de una mascarilla no es suficiente para proporcionar un nivel de protección adecuado. Es necesario adoptar otras medidas como el distanciamiento físico y la higiene de manos.

La organización pretende proporcionar las recomendaciones científicamente más rigurosas, pero al mismo tiempo prácticas, para la seguridad y el bienestar de las personas en todos los entornos. 

En este momento, la OMS recomienda que los responsables de la toma de decisiones adopten un enfoque basado en el riesgo a la hora de decidir los entornos y las circunstancias en los que podrían utilizarse mascarillas higiénicas en la comunidad. 

¿Cuáles son las recomendaciones de la OMS para los países que se están planteando que la población general utilice mascarillas en entornos comunitarios?

En el caso de los países que se están planteando en este momento el uso de mascarillas, la OMS recomienda a los responsables de la toma de decisiones que apliquen un enfoque basado en el riesgo y tengan en cuenta lo siguiente:

Finalidad del uso de la mascarilla: si la intención es impedir que el usuario transmita la infección a otras personas (control de los focos de infección) o proteger al usuario (prevención).
Riesgo de exposición a la COVID-19 
  • en función de la epidemiología / número de casos en la población: si existe una transmisión comunitaria elevada y no es posible aplicar otras medidas como el rastreo de los contactos o la realización de pruebas. 
  • en función de la ocupación: por ejemplo, para personas que trabajen en contacto estrecho con el público (agentes de salud comunitarios, personal de cajas).
  • Vulnerabilidad del usuario de la mascarilla y de la población: por ejemplo, si los suministros son suficientes podrían utilizar mascarillas médicas las personas con comorbilidades como enfermedades cardiovasculares o diabetes, los ancianos o los pacientes inmunocomprometidos.

Entorno vital de la población: entornos con alta densidad de población (como campos de refugiados y otras zonas hacinadas) y entornos donde resulta imposible mantener una distancia segura (como autobuses y otros medios de transporte con alta ocupación).

Viabilidad: viabilidad y costos de las mascarillas, acceso a agua limpia para el lavado de las mascarillas higiénicas, y tolerancia de los usuarios a los efectos adversos del uso de la mascarilla.  

Tipo de mascarilla: mascarillas médicas frente a higiénicas (priorización de las mascarillas médicas para los profesionales sanitarios, los pacientes sintomáticos y sus cuidadores).

Además de estos factores, entre las posibles ventajas de que las personas sanas utilicen mascarillas en entornos comunitarios figura la reducción del posible riesgo de exposición asociado a las personas infectadas que se encuentren en el periodo presintomático o sean asintomáticas. 

Cualquier decisión sobre el uso de mascarillas debe tener en cuenta los posibles riesgos e inconvenientes:
  • El uso de mascarillas higiénicas o de tela podría aumentar las posibilidades de infección por COVID-19 si la mascarilla se toca a menudo con las manos sucias y se contamina, o si se mantiene sobre otras zonas de la cara o la cabeza y después se vuelve a colocar sobre la boca y la nariz
  • En función del tipo de mascarillas utilizado, estas pueden dificultar la respiración 
  • Pueden dañar la piel de la cara
  • Pueden dificultar una comunicación clara 
  • Pueden ser incómodas de llevar 
  • El uso de mascarillas, cuyas ventajas son poco claras, podría crear una falsa sensación de seguridad en los usuarios y provocar así una menor aplicación de medidas preventivas probadamente beneficiosas como el distanciamiento físico y la higiene de manos. 
  • Cómo ponerse, usar, quitarse y desechar una mascarilla 

‎Antes de ponerse una mascarilla, lávese las manos con un desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón.
  • Cúbrase la boca y la nariz con la mascarilla y asegúrese de que no haya espacios entre su cara y la máscara.
  • Evite tocar la mascarilla mientras la usa; si lo hace, lávese las manos con un desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón.
  • Cámbiese de mascarilla tan pronto como esté húmeda y no reutilice las mascarillas de un solo uso. 
  • Para quitarse la mascarilla: quítesela por detrás (no toque la parte delantera de la mascarilla); deséchela inmediatamente en un recipiente cerrado; y lávese las manos con un desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón.

Nota: Como ha afirmado la doctora María Van Kherkhove de la OMS: la ciencia no es inmóvil cuando nos enfrentamos a un nuevo coronavirus. Este artículo es actualizado a medida que se obtiene más información. Última actualización: Mayo 22, 2020.

Publicar un comentario

0 Comentarios