Valladolid, Yucatán.- Se conmemora hoy en Valladolid el aniversario 58 del fallecimiento del Lic. José Inés Novelo, uno de los mejores exponentes de la poesía yucateca de la primera mitad del Siglo XX.
El presidente municipal Roger Alcocer García, acompañado de autoridades del Ayuntamiento, así como alumnos y maestros de la Escuela Secundaria Estatal “José Inés Novelo”, depositaron una ofrenda floral ante la tumba de este prócer vallisoletano.
En el cementerio general de esta ciudad, sitio donde reposa eternamente en cumplimiento de su última voluntad, se leyó una semblanza de este hombre que superó todas las adversidades para llegar a lo más encumbrado de la política nacional.
La Maestra Dirse Alcocer González, directora de la secundaria, al leer la semblanza recordó que al fallecimiento de José Inés Novelo el Presidente de la República, Adolfo Ruiz Cortínez, trato de que fuera enterrado en la Rotonda de los Hombres Ilustres en la ciudad de México, pero su última voluntad fue reposar en Valladolid, la tierra que lo vio nacer.
Fue hijo natural, de cuna humilde, ayudó a su madre al sostenimiento del hogar haciendo mandados y cargando bolsas en el mercado municipal, sin avergonzarse nunca de su pobreza.
 Su gusto por la lectura y sus ganas de estudiar hicieron que reuniera 500 pesos y con la ayuda de gente altruista viajó a Mérida para estudiar y graduarse como Licenciado, grado académico que en ese entonces era muy difícil de alcanzar.
 Supo remontar las limitaciones que le impuso su condición y alcanzar la fama y renombre. Ejerció el Magisterio durante 34 años en la Escuela Normal para Maestros de Yucatán, que fue su Alma Máter.
 Fue director del Instituto Literario de Yucatán y presidente del Consejo de Educación Pública durante la gubernatura de Olegario Molina, en la etapa pre revolucionaria de México.
 Durante el gobierno de Salvador Alvarado participó en el Primer Congreso Pedagógico de Yucatán, presidido por el Maestro Rodolfo Menéndez de la Peña. En esos años promovió la campaña para la creación de escuelas rurales en las haciendas henequeneras.
Fundador de la Liga de Acción Social en 1909, junto con Gonzalo Cámara Zavala.
Durante el gobierno de Francisco I. Madero fue diputado y presidente del llamado Bloque Renovador de la XXVI Legislatura del Congreso Mexicano. Fue también secretario particular de José María Pino Suárez en la Vicepresidencia de la República hasta el momento en que se dio el golpe de estado de Victoriano Huerta, habiendo sido enviado a la cárcel de Lecumberri como preso político de noviembre de 1914 hasta abril de 1915.
Al recobrar su libertad, viajó a Veracruz para integrarse al gobierno de Venustiano Carranza. Ocupó la dirección del periódico El Pueblo, la Oficialía Mayor de la Secretaría de Gobernación y la presidencia del Partido Liberal Constitucionalista, cargo que desempeñaba cuando fue asesinado Carranza en 1920.
En ese punto y después de haber sido víctima de un atentado que estuvo a punto de costarle la vida, salió exiliado, primero, a La Habana, después a Nueva York. En esa época colaboró con varios periódicos cubanos bajo el seudónimo de Pif-Paf.
Más tarde, durante el gobierno del general Lázaro Cárdenas del Río, fue director del Diario Oficial de la Federación y el gobernador de Yucatán, Ernesto Novelo Torres, lo nombró representante del gobierno yucateco en la Ciudad de México.
Sus libros son una obra de arte y un homenaje al Culteranismo, ya que todos contienen palabras rebuscadas que solamente entienden “los estudiados”. Uno de sus sonetos famosos es el “Post Mortem”, el cual pidió fuera inscrito en su tumba, deseo que se cumplió y que hoy es su epitafio de su eterno aposento en el cementerio general de esta ciudad.

Y precisamente como homenaje, este día fue leído por el presidente municipal, Roger Alcocer García. 

Publicar un comentario

Author Name

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.