Nos liberamos de un problema: AMLO, por acuerdo por 14,220 MDP con 11 constructoras del NAICDMX

  • El consorcio Constructora Terminal Valle de México SA. de C.V. se desiste de sus tres demandas; dejará materiales, equipos y bienes, entre ellos 94,647 toneladas de acero estructural, cuyo valor se estima en $2, 440 MDP.
Oaxaca.- El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo hoy que “nos liberamos de un problema” al llegar a un acuerdo su gobierno con las 11 empresas que integran la Constructora Terminal Valle de México SA. de C.V. (CTVM) para pagarle 14 mil 220 millones de pesos por la cancelación del contrato para edificar el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

Esta cantidad, precisó la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, es el equivalentes al 16.7% de lo que hubiera costado el edificio principal. Indicó que de esa cifra, ya se han pagado a la fecha, siete mil 165 millones de pesos. 
Ya prácticamente se terminó de liquidar lo que se le debía a las empresas que se contrataron para hacer el aeropuerto en Texcoco. Ya se pagó esa deuda y nos liberamos de un problema, dijo este sábado el Presidente durante un Diálogo con la Comunidad del Hospital Rural Matías Romero, Oaxaca. 
Constructora Terminal Valle de México SA. de C.V. (CTVM) es un consorcio mexicano de once compañías locales e internacionales, creada en 2017, para construir el edificio terminal del nuevo aeropuerto internacional de la Ciudad de México, conocido como NAICM. CTVM realizó los asuntos relacionados con la construcción, incluidos los estudios, el desarrollo de proyectos, las adquisiciones y el desarrollo urbano.

La compañía está compuesta por Operadora CICSA [Carso Infraestructura y Construcción, propiedad del magnate Carlos Slim], ICA Constructora de Infraestructura, Constructora y Editora GIA + A, Promotora y Desarrolladora Mexicana, Acciona Infraestructuras y FCC Construcción, entre otras. 

Cabe precisar que en su Informe 2018 Carso Infraestructura y Construcción (CICSA) reporta que disminuyó sus ventas 10.2% debido principalmente a la conclusión de proyectos importantes. Afectando también la suspensión de la construcción de la pista tres y del edificio terminal del NAIM en donde CICSA participaba en consorcio con otras empresas y como proveedor de estos proyectos.
Ya se pagó esa deuda y nos liberamos de un problema, porque ese aeropuerto que querían hacer significaba cerrar dos aeropuertos. Para hacer el de Texcoco, se tenía que cerrar el actual aeropuerto de la Ciudad de México y se tenía que cerrar el aeropuerto militar de Santa Lucía. Imagínense abrir un aeropuerto, construir dos pistas y cerrar dos aeropuertos con tres pistas, por interferencia aérea, dijo.
Abundó: “Pero eso no era todo, se estaba construyendo este nuevo aeropuerto en el lago de Texcoco, en donde se hunde el terreno, más de medio metro por año se hunde. Imagínense. ¡En qué cabeza cabe hacer un aeropuerto en un lago! Claro que se puede hacer en el mar, en medio del océano, pero ¿cuánto cuesta hacer un aeropuerto, una obra así?

Billuyo: iban a convertir 600 hectáreas en grandes centros comerciales

¿Qué los llevó a tomar esa decisión? Pues, lo mismo, los billuyos, el negocio. Iban a cerrar el actual aeropuerto, que son 600 hectáreas e iban a convertir esas 600 hectáreas en grandes centros comerciales, como Santa Fe, negocio inmobiliario. Por eso esa decisión.

¿Saben cuándo se iba a terminar de construir? Hasta -si nos iba bien, según las proyecciones de ellos- hasta el 2024, o sea, que todo el gobierno nuestro nos lo íbamos a pasar construyendo el aeropuerto de Texcoco y teníamos que pagar 300 mil millones de pesos.

Entonces, ayer ya se liquida lo que se tenía como compromiso y vamos a iniciar la construcción de un nuevo aeropuerto en Santa Lucía. Nos va a costar el nuevo aeropuerto alrededor de 70 mil millones, 80 mil millones que son los que se están pagando de toda la obra, son cuando mucho 200 mil millones, no 300 mil millones; es decir, nos vamos a ahorrar 100 mil millones de pesos. Y el nuevo aeropuerto se va a construir en tierra firme y no vamos a tener ningún problema, amplió. 

Bueno, ayer ya se resolvió. No fue fácil, porque, ¿se imaginan? si ya tenían armado el negocio, las presiones que ha habido, y de todo tipo, han llovido amparos como nunca para que no se lleve a cabo el aeropuerto de Santa Lucía, pero ya va caminando esa obra.

Y ayer mismo también ya se anunció que se aprueba la construcción, ya se entregaron los contratos a las empresas para la construcción de la refinería de Dos Bocas, Paraíso, Tabasco. Y ahí vamos avanzando.

SCT anuncia que se finiquitó el contrato

Por su parte, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes informó que se ha finiquitado el contrato para la construcción del Edificio Terminal de Pasajeros del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM), celebrado entre el Consorcio Terminal Valle de México S.A. de C.V. (CTVM) y el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México S.A de C.V.

El viernes 26 de julio, en presencia del Secretario de Comunicaciones y Transportes, así como de los representantes de las empresas constructoras que integran el CTVM y del fedatario público número 40 del Estado de México, se firmó el convenio por el que queda definitivamente concluido y liquidado el contrato, cuyo monto original ascendía a $84,828 millones de pesos y que representaba el 45% del total contratado para el NAICM.

Para alcanzar este acuerdo de cierre, el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM) y el consorcio Constructora Terminal del Valle de México, acordaron acogerse al Medio Alternativo de Solución de Controversias, de conformidad con lo previsto en los ordenamientos jurídicos.

Con ello, se llevó a cabo la conciliación de tres demandas, las dos primeras interpuestas por el Consorcio en el sexenio anterior. En una, el CTVM cuestionó la aplicación de normas técnicas en materia de cuantificación de acero y con un monto reclamado de más de 657 millones de pesos.

En la segunda, el CTVM reclamaba la falta de proyecto ejecutivo y el monto del litigio ascendía a más de $4,226 MDP. Por último, como parte del proceso de conciliación, el Consorcio demandó al Grupo Aeroportuario, a fin de mantener a salvo sus derechos en caso de no lograr un acuerdo.

Con la firma del acuerdo, el CTVM conviene en desistirse de las demandas descritas, lo que tendrá efecto de cosa juzgada.

En el acuerdo se establece que el monto de finiquito del principal contrato del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México será de $14,220 millones de pesos, equivalentes al 16.7% de lo que hubiera costado el edificio principal. De esta cifra, ya se han pagado al día de hoy, $7,165 millones de pesos. La cifra de finiquito es congruente con el avance de obra, que a la fecha de suspensión era de sólo 5.26%.

A la firma del finiquito, el Grupo Aeroportuario recibirá del CTVM una importante cantidad de materiales, equipos y bienes. Un ejemplo son las 94,647 toneladas de acero estructural, cuyo valor se estima en $2, 440 MDP.

Todo el proceso conciliatorio, concluido en sólo 7 meses, estuvo guiado por los valores de nuestro gobierno y con el acompañamiento de la Secretaría de la Función Pública para revisar, en todo momento, la actuación de las personas servidoras públicas involucradas.

Publicar un comentario

0 Comentarios