Embajadora Socorro Flores Liera realizó el juramento estatutario como magistrada de la Corte Penal Internacional

Embajadora Socorro Flores Liera realizó el juramento estatutario como magistrada de la Corte Penal Internacional

Ciudad de México. Hoy, miércoles 10 de marzo, la embajadora mexicana Socorro Flores Liera realizó el juramento estatutario como magistrada de la Corte Penal Internacional (CPI), cargo que ocupará entre 2021 y 2030 en La Haya, Países Bajos, sede de la Corte.

La CPI es un tribunal establecido por el Estatuto de Roma de 1998 —del que México es parte y uno de los principales promotores— y que tiene la finalidad de juzgar a las personas responsables de los crímenes más graves contemplados por el derecho internacional: crímenes de guerra, genocidio, crímenes de lesa humanidad y crimen de agresión.

Flores Liera fue electa en diciembre de 2020, por mayoría calificada de la Asamblea de los Estados partes de la CPI. La elección fue resultado de un proceso riguroso donde el perfil de la candidata mexicana no sólo fue avalado por los Estados, sino también por la sociedad civil y por organismos de observación independientes. La Embajadora obtuvo la calificación más alta otorgada por el Reporte de Expertos Independientes de la Corte y el número de votos más alto entre los 18 candidatos participantes en el proceso.

La elección de la embajadora Flores como magistrada es de gran importancia para la agenda exterior de nuestro país y para la justicia internacional. Se trata de la primera persona de nacionalidad mexicana en ocupar una magistratura en la CPI y también de la primera mujer mexicana en algún tribunal internacional. Durante los próximos nueve años, Flores Liera participará activamente en la construcción de la justicia internacional y en el combate a la impunidad por las conductas individuales más atroces para la comunidad de naciones.

El nombramiento de la Embajadora representa un paso más en el camino para alcanzar la igualdad de género dentro de los organismos internacionales, así como un avance en términos de representación en los distintos niveles del sistema de justicia penal internacional. La presencia y el trabajo de las mujeres en la administración de justicia, un espacio del cual han sido excluidas históricamente, es un avance hacia una institución más transparente, inclusiva y representativa, en el cual contribuyen a la calidad de la toma de decisiones y, por lo tanto, a la calidad de la justicia misma.

La embajadora Flores es una destacada diplomática y miembro del Servicio Exterior Mexicano. Desde 2017, se desempeña como representante permanente de México ante los Organismos Internacionales con sede en Ginebra, Suiza. En la Secretaría de Relaciones Exteriores, también fungió como subsecretaria para América Latina y el Caribe, directora general para Temas Globales, directora general de Organismos Regionales Americanos y directora de Derecho Internacional, en la Consultoría Jurídica. Los nuevos jueces de la Corte, incluida la embajadora Flores, asumirán sus funciones cuando sean llamados por la Presidencia de dicha institución.

La experiencia de la magistrada Flores en materia de derecho penal internacional es amplia: fue integrante de la delegación mexicana encargada de negociar el Estatuto de Roma, tanto en los Comités Preparatorios como en la Conferencia de Roma y, entre 2006 y 2007, fue Jefa de la Oficina de la Corte Penal Internacional ante la Organización de las Naciones Unidas.

* Fotografía cortesía de la Corte Penal Internacional (CPI)

Publicar un comentario

0 Comentarios