Recuerdan vida y obra de Francisco Haghenbeck

Recuerdan vida y obra de Francisco Haghenbeck

  • Amigos del autor participan en homenaje póstumo al novelista quien falleció el pasado 5 de abril.

Mérida, Yucatán.- A escasas tres semanas del fallecimiento del escritor, novelista y guionista mexicano Francisco Gustavo Haghenbeck, editorial Océano y la Feria Internacional de la Lectura Yucatán (FILEY 2021) le rindieron un sentido homenaje con el fin de recordar su obra y legado literario. 

Durante la novena edición de la FILEY, Elmer Mendoza, Magali Velasco, Bernardo Fernández BEF y Pablo Martínez relataron anécdotas en ferias de libros, viajes, presentaciones y hasta experiencias personales que vivieron con el ganador del Premio Nacional de Novela Una Vuelta de Tuerca en 2006. 

Para iniciar este reconocimiento póstumo, Magali Velasco recordó las ocasiones en que pudo compartir con él en familia y aseguró que era una persona “con la que te sentías libre hablando, de quien podías aprender muchísimo porque tenía un vasto conocimiento en diversas áreas y siempre era una plática sin prejuicios”. 

Resaltó la capacidad de Haghenbeck para convocar gente, su creatividad y fluidez para plasmar sus ideas en obras de géneros variados, además de la lucha constante para publicar sus obras. 

Su colega en la escritura de novela negra, Elmer Mendoza, agregó que, para “Paco”, como lo llamaban sus amigos, todo era posible mediante la fantasía, pues con ella podía “llenar todos los espacios posibles”, por lo que resaltó que una conversación con él se convertía en una lección. 

“Él no solo contaba lo que estaba haciendo, sino lo que iba a hacer; era una fuente inagotable de ideas, y las ideas eran a veces para novelas. Cuando tuvo la experiencia de que ‘El Diablo me obligó´ se convirtiera en ‘Diablero’, fue bueno, era un área que le gustaba mucho, el trabajo gráfico”, dijo. 

Por su parte, Bernardo Fernández BEF destacó que a lo largo de su carrera Francisco Haghenbeck demostró que “no se tenía que ser un iluminado para vivir el sueño de la escritura y que se podía vivir y hacer una carrera exitosa viviendo de la imaginación”, pues él venia de una familia sin relación con las artes y muy trabajadora. 

“Siempre tuvo este sueño, inicialmente quería ser dibujante, no tenía mala mano. Había estudiado arquitectura, seguro para estudiar algo de lo que se pudiera vivir, se dedicó mucho tiempo a diseñar museos. Lo recuerdo porque le animé a escribir su primera novela, lo conocía desde hace muchos años en el mundo de los comics y le dije que ingresara a un concurso de novela policiaca donde fue el ganador de la segunda edición”, relató. 

Los ponentes recordaron que Haghenbeck escribió al menos 17 novelas policiacas, siete novelas gráficas o comics, y a lo largo de su carrera recibió varios premios.

Publicar un comentario

0 Comentarios