Estudiantes conjuraron desde Yucatán una amenaza de invasión comunista en los 60s

Estudiantes conjuraron desde Yucatán una amenaza de invasión comunista en los 60s

  • En su libro “La sombra de una idea” el periodista Atilano González Villa revela cómo desde el grupo católico Corporación de Estudiantes Mexicanos (CEM), creado por el Episcopado Mexicano, ayudó a frenar una invasión cubana en el norte de la Península de Yucatán, México.
  • También revela cómo enfrentó la Universidad de Yucatán, ahora Autónoma, el embate del gobierno de Francisco Luna Kan
  • El grupo católico Corporación de Estudiantes Mexicanos (CEM) fue una poderosa organización que controlaba los liderazgos estudiantiles y hasta estructuras del poder en Yucatán

Mérida, Yucatán.- En el convulso periodo de las décadas de los cincuenta y sesenta del siglo XX en México se temía que la chispa de la revolución cubana saltase desde la isla vecina para instaurar en la Península de Yucatán un régimen marxista-leninista que separase este territorio del resto de la república mexicana.

Desde el libro “La sombra de una idea”, el periodista Atilano González Villa combina en 286 páginas el interés del reportaje periodístico con el suspense de una novela y cuenta, por primera vez, cómo un grupo católico yucateco agrupado en la Corporación de Estudiantes Mexicanos (CEM) creado en 1947 por el Episcopado Mexicano para promover movimientos sociales, ayudó a frenar una invasión cubana en el norte de la Península de Yucatán, México. Las mujeres estaban aglutinadas en la Unión Femenina de Estudiantes Católicas (UFEC).

También revela cómo enfrentó la Universidad de Yucatán, ahora Autónoma, el embate del gobierno de Francisco Luna Kan, hasta modernizarla y sentar las bases para el bienestar y desarrollo que disfruta ahora,en la administración de Alvaro Mimenza Cuevas. Así como el  fundador del Opus Dei, san José María Escrivá de Balaguer, durante una tertulia en Roma.

En esas décadas Corporación de Estudiantes Mexicanos fue una organización casi secreta creada por el Episcopado Mexicano para reaccionar desde las universidades de todo el país ante la amenaza marxista-leninista y también contra influencias de anarquistas, liberales y masones.

La célula en la entidad controlaba los liderazgos estudiantiles y hasta estructuras del poder en Yucatán, con la asesoría del jesuita español Ramón Bueno y Bueno. En las filas estuvieron Federico Granja Ricalde, Roque Castro González, Luis Jorge Cárdenas López, Carlos Pasos Novelo y Jorge Carlos Ramírez Marín. Con la desaparición física del padre Bueno, la agrupación vino a menos, hasta que desapareció y aunque ha surgido de nuevo sus actividades son más tolerantes.

El periodista aborda, en el contexto del enfrentamiento de las superpotencias surgidas de la Segunda Guerra Mundial, cómo el Episcopado mexicano asumió la responsabilidad de crear una estructura propia para actuar en las universidades públicas de todo el país, adecuada a las exigencias del momento.

Así, en 1947 nació la Corporación de Estudiantes Mexicanos (CEM). En “La sombra de una idea” Atilano hace una reconstrucción histórica e indaga con rigor periodístico en las profundidades de la política estudiantil del México de las décadas de los cincuenta y sesenta del siglo XX. 

Relata asimismo, con claridad, la estrategia general a través de la cual la CEM contribuyó en mucho a frenar en seco estas aspiraciones marxistas y sentó las bases para un ordenado desarrollo académico en los siguientes años.

También establece con certeras pinceladas las condiciones políticas, económicas y sociales de esos años en México, a través de los andares de uno de los miembros de la Corporación, luego convertido en periodista.

El propio Atilano aclara que esta no es una novela, porque la obra relata hechos reales conbinados con autobiografía.

Estudiantes conjuraron desde Yucatán una amenaza de invasión comunista en los 60s

Atilano González Villa

Nació en Mérida, Yucatán, México, en donde ha ejercido el periodismo durante sus cincuenta y seis años de vida profesional. Es periodista por la Universidad de Navarra, España. Se inició en el periodismo en el Diario Novedades de Yucatán (1964), en donde ocupó los cargos de reportero, jefe de Información, director de la Página Editorial y editor responsable de Novedades de Campeche y de Novedades de Quintana Roo.

En 1981 creó el primer Departamento de Prensa de la Universidad de Yucatán, el cual dirigió hasta 1998. En forma paralela, a partir de 1974 y hasta 2018, en distintas etapas, fue corresponsal de: Televisa, Agencia France Press (AFP), Agencia Reuters, Multivisión y TV Noticias, Diario Excélsior, Agencia Notimex, Diario Tribuna de Campeche y Diario Crónica de Campeche. 

Además, en forma también paralela, desde una oficina propia editó diez revistas relacionadas con el sureste de México, con distribución nacional o regional. Docente en varios centros de educación superior y violín en la Orquesta de Cámara de la Universidad Autónoma de Yucatán.

Editada por el Grupo Letrame la obra será presentada el martes 21 a las 11:00 horas en el hotel Luna Nueva, en el remate del Paseo de Montejo con 49. Los comentarios serán de la periodista Patricia Garma y de Carlos Rubio Cuevas.

Publicar un comentario

0 Comentarios