Sea invierno o verano, no se puede bajar la guardia ante el coronavirus

  • Los expertos de la agencia de salud de la ONU aseguraron que aún no hay indicaciones de que el COVID-19 se vaya a comportar de una manera más o menos agresiva durante el verano en el hemisferio norte, o el invierno en el hemisferio sur, por lo que se debe seguir un enfoque integral de salud pública. Los expertos recordaron que “la pandemia no ha terminado”. 
Ginebra.- El director de emergencias de la Organización Mundial de la Salud advirtió que los países de América Latina, así como los del hemisferio norte, no pueden confiar en la expectativa de que el cambio de estación y las temperaturas vayan a debilitar la transmisión del COVID-19.
Sabemos que el hemisferio sur está a punto de comenzar su temporada de gripe, pero lo que no sabemos es como el coronavirus va a comportarse en esta situación”, aseguró Michael Ryan.
Ryan dijo que no tiene ningún dato que sugiera que el virus se va a comportar de manera más agresiva o se transmita de manera más eficiente o no con el cambio de estación.
Tenemos que concentrarnos en suprimir y parar esta enfermedad, y si los cambios en el clima pueden asistir en esto, esto sería una gran noticia, pero no podemos confiarnos a esta expectativa, de que la temporada será la respuesta de esto, no es la respuesta”, agregó.
El experto aseguró que los países deben concentrarse en la aplicación eficaz de las medidas de salud pública, así como las intervenciones sociales y la higiene en general.
Todas las cosas que hemos enfatizado muchas veces, y que hacen parte de los enfoques integrales de salud pública. En muchas partes del mundo han comprobado que son capaces de contener y suprimir la transmisión de esta enfermedad”, explicó Ryan. 
El director de emergencias aseguró que se tiende a pensar que los virus como el de la influenza se transmite menos en el verano porque la gente sale y está menos concentrada en lugares cerrados.
Pero también podrías decir que el verano, por el aire acondicionado y otros sistemas, y porque la gente se mantiene adentro cuando hace mucho calor.Entonces, hay riesgos que sí tienen que ver con el clima que no están específicamente relacionados con los virus en sí, pero están más relacionados con los comportamientos humanos que cambian por las temperaturas o las temporadas”, agregó.
Ryan reiteró que no hay indicaciones de cómo el coronavirus se comportará en el futuro cercano, pero lo que sí está claro, es que hay un aumento de casos en América Latina, especialmente en el sur.
Hemos visto un aumento progresivo y constante en los casos en América Central y del Sur y es de gran preocupación”, dijo. 
La doctora María Van Kerkhove informó que muchos países están utilizando el sistema centinela de búsqueda de casos de gripe, para encontrar los  de COVID-19.
Más de 90 países están utilizando este sistema. Esto es muy útil para saber dónde está el virus dentro de las comunidades”, explicó.
Ryan por su parte insistió una vez más en que la pandemia no ha terminado, que sigue evolucionando y creciendo en algunos lugares y que hay numerosos sistemas sanitarios que están soportando una demanda muy fuerte.

La transmisión asintomática
El director de la Organización, el doctor Tedros Adhanom Gebreyesus, recordó durante la conferencia de prensa habitual, que el SARS-CoV2, el virus que causa el COVID-19, es un virus nuevo, y que por consiguiente se aprende poco a poco sobre este.
Todavía hay mucho que no sabemos. Cada semana hablamos directamente con los países, los medios y el público, para mantenerlos a todos actualizados con la última información científica y la evolución de la pandemia”, dijo. 
Tedros aclaró que desde febrero la Organización Mundial de la Salud ha afirmado que la transmisión del coronavirus a través de personas asintomáticas es posible, pero que aún se necesita más investigación para establecer cuál es la extensión de este tipo de contagios.
Las investigaciones ya se están haciendo sobre esto. Pero lo que sí sabemos es que encontrar, aislar y testear a las personas con síntomas, así como encontrar sus contactos y ponerlos en cuarentena, es la manera más crítica de romper la transmisión del COVID-19”, dijo. 
El director aseguró que comunicar datos científicos complejos en tiempo real sobre un nuevo virus no es fácil, pero que lo consideran una de sus misiones.
Siempre podemos hacer lo mejor, y damos la bienvenida al debate constructivo, así es que avanza la ciencia. Seguiremos actualizando nuestras recomendaciones a medida que obtenemos nueva información”, dijo.
El lunes, la doctora María Van Kerkhove aseguró durante la conferencia de prensa que la transmisión asintomática era “muy rara” a nivel mundial, pero el martes aclaró que se refería a los estudios preliminares y específicos que tienen hasta ahora, y que no representan aún evidencia suficiente.

Publicar un comentario

0 Comentarios