La Secretaría de Cultura y la diseñadora francesa Isabel Marant sostienen primer diálogo sobre moda ética

La Secretaría de Cultura y la diseñadora francesa Isabel Marant sostienen primer diálogo sobre moda ética

Ciudad de México. La secretaria de Cultura del Gobierno de México, Alejandra Frausto Guerrero, y la diseñadora francesa Isabel Marant sostuvieron esta mañana una primera reunión de diálogo donde se propuso una ruta de trabajo en favor de los derechos colectivos de las comunidades indígenas, respecto al tema de moda ética.

“Ella reiteró la disculpa a los creadores mexicanos y la recibo, pero se hizo patente que la disculpa la reciben directamente las comunidades y que puede haber una posibilidad de construir (…) un trabajo conjunto de artista a artista, de creador a creador basándonos en el respeto y en el reconocimiento del otro”, informó la secretaria Frausto Guerrero.

En conferencia de prensa virtual, comentó que se reiteró la invitación a la diseñadora para que, cuando existan las condiciones sanitarias, visite México y así pueda dialogar de manera directa con las comunidades originarias, conocer sus procesos. También, dijo, existe el interés por parte de la Secretaría de Cultura para que las y los diseñadores tradicionales puedan viajar y conocer los mercados internacionales “ha sido una reunión que marca una ruta constructiva, una ruta de trabajo”.

Este diálogo, agregó, fue posible gracias a los trabajos diplomáticos del embajador de México en Francia, Juan Manuel Gómez Robledo Verduzco; participaron también el consejero cultural de la embajada de Francia en México, Adelino Braz, la directora adjunta de Isabel Marant, Anouck Duranteau-Loeper y la senadora Susana Harp, el director general del Instituto Nacional de Lenguas Indígenas, Juan Gregorio Regino, además de otras funcionarias y funcionarios de la Secretaría de Cultura del Gobierno de México.

La encargada de la política cultural del país recordó que su administración ha manifestado sus dudas y planteado la importancia de que las marcas internacionales, en especial las textiles, trabajen de la mano con las comunidades originarias para diseñar nuevos mecanismos de trabajo donde ambos interesados puedan salir beneficiados.

“Alguien que ha tenido estas acciones que difícilmente se pueden interpretar como respetuosas hacia el patrimonio de México, más allá de la admiración o el homenaje o el interés por nuestra cultura, son prácticas a las que había que poner ciertos nombres, son prácticas a las que había que poner la voz y decir hay otra manera de hacerlo y tiene que ser con las comunidades al centro”, afirmó.

Es importante recordar que en noviembre pasado, la secretaria de Cultura, Alejandra Frausto Guerrero, envió una carta a la diseñadora Isabel Marant para solicitar una explicación sobre el uso de elementos culturales de pueblos originarios de México que utilizó en los diseños de su colección ETOILE OTOÑO-INVIERNO 2020-21. En ese documento también se recordó que en su colección Etoile Primavera-Verano 2015, incorporó diseños de las mujeres mixes de Santa María Tlahuitoltepec, Oaxaca. “Solicito a usted, Sra. Isabel Marant, que explique públicamente con qué fundamentos privatiza una propiedad colectiva, haciendo uso de elementos culturales cuyo origen está plenamente documentado, y cómo su utilización retribuye beneficios a las comunidades creadoras”, exponía la misiva.

Ante los medios de comunicación reunidos de manera virtual, Frausto Guerrero recordó que la Secretaría de Cultura diseña una propuesta de instrumento jurídico vinculante que permita proteger a nivel internacional la propiedad intelectual de los conocimientos tradicionales de las comunidades indígenas, con el que nuestro país estará a la vanguardia del debate global de apropiación cultural, el cual se presentará a la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI).

Para ello, la semana pasada se llevó a cabo una reunión con la embajadora representante permanente ante los Organismos Internacionales en Ginebra, Suiza, Socorro Flores Liera; el embajador representante permanente de México ante la Organización de las Nacionales Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), Juan José Bremer; y el embajador representante permanente de México ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Juan Ramón de la Fuente, con quienes se diseñó una ruta de trabajo, la cual considera, entre otros puntos, reforzar la legislación mexicana, y presentar una petición formal a la Unesco para impulsar un proceso de reflexión internacional sobre aspectos éticos en torno a la apropiación cultural indebida y la remuneración justa a las comunidades portadoras sobre el uso de sus elementos culturales.

Publicar un comentario

0 Comentarios