Mayor riesgo de infección por coronavirus entre fumadores

Mayor riesgo de infección por coronavirus entre fumadores

  • Coinciden en beneficios de abandonar el tabaco  

Mérida, Yucatán,.- Las sustancias que contienen los cigarrillos hacen que se produzca una disminución de las defensas del aparato respiratorio, provocando que los fumadores multipliquen hasta casi tres veces sus posibilidades de desarrollar una forma clínica severa de infección por Covid-19, afirmó la especialista en neumología Georgina Sánchez Tec, durante la conferencia virtual “Coronavirus: una razón más para dejar de fumar”.   

En el marco del Día Mundial sin Tabaco, la especialista mencionó que la nueva realidad que se presenta tras la pandemia, más alejada de la vida social, tal y como se conocía antes, es una buena ocasión para continuar en el proceso de dejar de fumar o decidirse a comenzar a hacerlo.   

“El daño que el consumo de tabaco provoca en los pulmones y en el sistema inmune, comienza desde que se empieza a fumar, por lo que es importante aprovechar cualquier oportunidad para abandonar el hábito”, remarcó.   

En los pacientes que son fumadores, señaló, la insuficiencia respiratoria grave y la necesidad de recibir ventilación mecánica se produce de forma más frecuente que en los no fumadores.   

El consumo de tabaco, dijo, es un importante factor de riesgo en la incidencia de la infección por SARS-CoV2 y de la severidad en la progresión de la enfermedad, tal y como ha demostrado hasta el momento la evidencia científica.    

Esto implica una mayor necesidad de concienciar sobre la importancia de dejar de fumar y, para ello, es clave acudir a los profesionales sanitarios, quienes recomendarán la mejor manera de conseguirlo.   

Por otra parte, el subdirector del Instituto de Salud Mental de los Servicios de Salud de Yucatán, Cristian Molina Pizarro, subrayó que dejar de fumar tiene grandes beneficios, pues a los 20 minutos de dejar de fumar se reducen la tensión arterial y la frecuencia cardíaca elevadas.  

Agregó que, a las 12 horas, el nivel de monóxido de carbono en el torrente sanguíneo vuelve a la normalidad; entre las dos y 12 semanas, mejoran la circulación y la función pulmonar; y después de nueve meses se reducen la tos y la disnea.   

Con estos datos, presentó de manera virtual la campaña “Comprometerse a dejar de Fumar”, con iniciativas que favorecen el compromiso de aquellos fumadores que quieran liberarse del tabaco.   

Durante su intervención, indicó que el objetivo de dicha campaña es educar a la población en hábitos saludables, prevenir el consumo de tabaco entre jóvenes, así como informar de los graves daños que produce su consumo en cualquiera de sus formas y ayudar a abandonarlo.   

Es importante señalar que el consumo de tabaco es perjudicial en cualquiera de sus formas: cigarrillos convencionales, pipas, puros y puritos, cigarrillos electrónicos, pipas de agua y también los nuevos dispositivos de tabaco sin combustión.   

“Ya no hay ninguna duda de que el tabaquismo es un factor de riesgo para tener formas más graves de la enfermedad, tener más probabilidades de necesitar un ingreso en una Unidad de Cuidados Intensivo (UCI) y, una vez ingresado, tener más riesgo de morir”, advirtió.

Publicar un comentario

0 Comentarios