• Ánimas, calaveras y dolientes participan en colorido cortejo fúnebre

Mérida, Yucatán.- Ante el asombro de cientos de espectadores, un contingente de ánimas en pena, calaveras y mestizos llenó de júbilo y algarabía las principales calles del Centro Histórico de esta ciudad durante la celebración del Hanal Pixán (Comida de ánimas).

El titular de la Secretaría de la Cultura y las Artes (Sedeculta), Roger Metri Duarte, atestiguó la noche del pasado viernes el colorido desfile para recordar a los que ya abandonaron este mundo y presenció la puesta en escena “Delirio teatral”, en la que tomaron parte medio centenar de actores yucatecos.

Entre gritos, susurros y lamentos, un cortejo de pobladores dolidos por la pérdida de sus seres queridos desfiló con la marcha fúnebre desde la Plaza Grande hasta el parque de Santa Ana, haciendo retumbar las casonas y edificios icónicos de la urbe.

El cortejo hizo su recorrido llevando en hombros ataúdes y coronas de flores para los fieles difuntos, columna donde se encontraban las ánimas blancas y negras, en representación del bien y de mal, así como los dolientes ubicados al final de la comitiva.

La procesión acaparó la mirada de propios y extraños, quienes no daban crédito del fantasmal séquito ante la llegada de seres del más allá, que deambulaban con velas en las manos para iluminar su camino en el mundo de los vivos.

Coloridas calesas adornadas con flores en las que viajaban las esplendorosas calaveras Catrina y Mestiza reavivaron la marcha del cortejo, acompañadas de brillantes luces que a su paso maravillaron a chicos y grandes que no tardaron en expresar su asombro.

En tanto que el fúnebre contingente arribaba al antiguo barrio de Santa Ana, el grupo "Los payactores" presentaba un divertido espectáculo lleno de ocurrencias, dimes y diretes sobre los usos, costumbres y tradiciones en torno a la celebración del Hanal Pixán.

En el desfile participaron 267 alumnos del Centro de Educación Artística (Cedart) “Ermilo Abreu Gómez”, así como diversos actores y actrices del elenco de la obra “Delirio teatral”, quienes viajaron en calesas hasta el escenario para ofrecer su arte.

Posteriormente y durante más de tres horas, la puesta en escena, en la que participaron más de 50 cómicos yucatecos, hizo reír a carcajadas a los asistentes con los enredos que protagonizaron la primera actriz Madeleine Lizama “Candita” y Jorge Chablé, dando vida a las calaveras Mestiza y Catrina, respectivamente.

La obra inició en los adentros de un panteón y finalizó en una casa con los preparativos del tradicional mucbilpollo. De esta forma, el altar de los difuntos recordó al público cómo nuestros ancestros se alistaban para recibir a las almas.

Las actrices Betty Yáñez “La bomba” y Narda Acevedo “Chonita”, además de los actores Mario y Daniel Herrera “Dzereco y Nohoch”, respectivamente, así como Mario III, entre otros, ofrecieron al público una velada llena de carcajadas con un guion escrito por las dramaturgas Conchi León, Gilma Tuyub, Andrea Herrera y Alicia García “X’pet”, para recordar las costumbre y tradiciones del pueblo maya.


Con este espectáculo finalizó una intensa jornada para honrar a los difuntos, que inició con la Gran Muestra de Altares en la que participaron 75 municipios y 38 dependencias gubernamentales, instituciones educativas y organizaciones de la sociedad civil.
Tags: ,

Publicar un comentario

Author Name

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.