Ciudad de México.- Científicos encontraron los restos pequeños de una cría de serpientepreservada en una pieza de ámbar que vivió en un bosque de lo que en la actualidad es Myanmar, en el Sudeste Asiático, reporta la revista Science Advances.

Indica que se trata de un hallazgo extraordinario porque es la primera vez que encuentra el fósil de una serpiente tan joven. El ejemplar es lo suficientemente pequeño como para caber en una uña.

Los científicos de la Academia China de Ciencia que participaron del descubrimiento dicen que el hallazgo da una idea de la evolución de las serpientes en un momento en que los reptiles compartían el planeta con los dinosaurios.

Los científicos pueden estudiar ahora cómo era el último proceso de formación de las serpientes primitivas.

La serpiente no conserva el cráneo, pero a través de estudios con rayos X, los científicos pudieron determinar similitudes importantes con otras serpientes cretácicas del antiguo bloque continental llamado Gondwana.

Los investigadores pueden ahora estudiar cómo se desarrollaban las crías de serpiente hace millones de años, particularmente en lo referente a la formación de las articulaciones que unen la columna vertebral y el cierre del tubo que se convertiría en la médula espinal.

Esta especie en particular ahora está extinta, pero podría haber sobrevivido en forma primitiva durante decenas de millones de años.

Este espécimen es la primera serpiente mesozoica que se encuentra en un entorno boscoso, lo que indica una mayor diversidad ecológica entre las serpientes primitivas de lo que se pensaba anteriormente. (Imágenes de MING BAI - ACADEMIA DE CIENCIAS DE CHINA)

Publicar un comentario

Author Name

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.