• El titular de la SSPC asevera que el gobierno federal está muy lejos de establecer una negociación con el crimen organizado
  •  Considera que el Estado mexicano no está debilitado ni fallido y tiene la capacidad para enfrentar eficazmente al crimen organizado
Ciudad de México.- El titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), Alfonso Durazo Montaño, informó a la Cámara de Diputados que Ovidio Guzmán López –hijo del narcotraficante Joaquín “Chapo” Guzmán Loera– no cuenta con orden de aprehensión alguna en México.

“Esta persona no tiene en nuestro país, ustedes no lo van a creer, no tiene en nuestro país una orden de aprehensión”, dijo durante su comparecencia ante el Pleno cameral, con motivo del análisis del Primer Informe de Gobierno del Ejecutivo federal.

El funcionario señaló que sólo hay una orden de detención con fines exclusivos de extradición, “lo que significa que los delitos por los que se le acusa han sido cometidos en otro país y no en México”.

Apuntó que dicha orden de detención con fines de extradición la conoció con toda oportunidad el grupo responsable del operativo del pasado 17 de octubre, “y es prácticamente un proceso de rutina”.

Comentó que el gabinete de Seguridad recibió la indicación del presidente de la República de colaborar en esos procesos de extradición en la medida que fueran procedentes.

Asimismo, subrayó que el gobierno federal es honesto, transparente y socialmente comprometido “y está muy lejos de las políticas de establecer una negociación con el crimen organizado”.

Durazo Montaño también destacó que es imprescindible combatir el tráfico ilegal de armas de Estados Unidos a México, al tiempo que señaló que “se ha creado un grupo de alto nivel para trabajar en un programa conjunto que ya se tiene definido con el gobierno norteamericano”.

Con ese programa, cada país asume su responsabilidad para sellar las fronteras y garantizar el congelamiento del tráfico de armas, explicó.

“Las armas que ustedes vieron en Culiacán, son armas que entraron, obviamente, de contrabando al país. Y algunas de ellas tienen la característica de que fueron fabricadas para uso exclusivo del Ejército norteamericano”, expuso.

“Por ello, la capacidad de fuego del crimen organizado, que con frecuencia es superior al de las fuerzas responsables de combatirlo. Las fuerzas de seguridad pública están sujetas a limitaciones en los calibres que pueden usar en las zonas urbanas”, abundó.

Señaló que la estrategia de seguridad tiene un componente de coordinación y colaboración internacional “porque, lamentablemente, la dimensión del crimen organizado de nuestro país tiene un carácter trasnacional. Tiene ramificaciones muy fuertes en otros países que nos obligan a la coordinación y a la colaboración, sin afectar en lo más mínimo el respeto por nuestra soberanía”.

Por último, consideró que el Estado mexicano no está debilitado ni fallido, “tiene la capacidad para enfrentar eficazmente al crimen organizado a condición de que avancemos conjuntamente en una serie de variables. No solo el gobierno federal y no solo la fuerza pública, son muchas variables y somos muchos los corresponsables”.

El titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), Alfonso Durazo Montaño, informó a la Cámara de Diputados que Ovidio Guzmán López –hijo del narcotraficante Joaquín “Chapo” Guzmán Loera– no cuenta con orden de aprehensión alguna en México.

Publicar un comentario

Author Name

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.