• El Ejido Laguna Om es reconocido como área de conservación voluntaria
  • Con una superficie de 35 mil hectáreas, se convierte en la segunda más grande de México en su clase y se incorpora a una red de diez ADVC que contribuyen a la conservación de selvas en la región.
  • El secretario Víctor M. Toledo aseguró que el Gobierno de México busca con estas alianzas rescatar el conocimiento y tradiciones de la civilización maya.
Quintana Roo.- Víctor M. Toledo, secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales y el gobernador constitucional de Quintana Roo, Carlos Joaquín, formalizaron la entrega del certificado que reconoce al Ejido de Laguna Om como área de conservación voluntaria por destinar 35 mil hectáreas de su propiedad para realizar acciones de preservación de los ecosistemas y su biodiversidad, turismo de bajo impacto, así como de educación ambiental con apego a lo establecido por las leyes ambientales federales.

El titular de la Semarnat destacó que estas hectáreas se conectan con los esfuerzos de otro ejido (Nuevo Becal) y con la zona de influencia de la Reserva de la Biósfera Calakmul, logrando un corredor biológico muy importante para la conservación de las selvas en la región.

Acompañado por el Comisionado Nacional de Áreas Naturales Protegidas, Roberto Aviña, y por la Directora General del Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático, Amparo Martínez, el titular de la Semarnat señaló que estas acciones van de la mano con un proyecto estratégico que impulsa la dependencia llamado Conservar Produciendo, Producir Conservando, en el que se busca rescatar el  conocimiento y manejo ancestral de la civilización maya.

“Ustedes los mayas tienen aquí más de 3,000 años, los mexicanos como 200, y por lo tanto tenemos que ser muy cuidadosos para no crear proyectos que destruyan esta civilización”, expresó Toledo Manzur.



Aseguró que en la visión biocultural que impulsa la Semarnat no basta con conservar sólo la flora y la fauna sino también las culturas y las comunidades. Al respecto, dijo que en la región maya ya existe un antecedente con la primera  Reserva Biocultural Estatal del Puuc, en Yucatán.   

La entrega de este certificado, consideró, representa la suma de esfuerzos entre autoridades y pobladores para preservar la vida en la selva maya. “El Gobierno de México teje proyectos conjuntos al interior de las secretarías y la Semarnat busca integrar algunos al programa de Sembrando Vida, que encabeza la Secretaría de Bienestar”. En este contexto, propuso a los pobladores iniciar un proyecto para crear pequeños museos bioculturales en las áreas voluntarias de conservación que recojan todo el conocimiento de plantas, animales, suelos,  sistemas agrícolas, etc.

Por su parte, el comisionado nacional Roberto Aviña explicó que la estructura y composición de la cobertura vegetal en Laguna Om se encuentran bien conservadas y el propietario, es decir el Ejido, está obligado a mantenerlas así durante la vigencia del certificado, que es de 30 años a partir del pasado 31 de mayo, fecha de expedición. Además, deberá cumplir con las políticas, lineamientos, criterios y acciones establecidas en la Estrategia de Manejo y presentar a la Conanp reportes de actividades y acciones que se lleven a cabo.

La Comisión tendrá las facilidades para que su personal realice trabajos de supervisión técnica y monitoreo para constatar que las actividades de preservación se estén realizando en los términos autorizados para su manejo.

Víctor M. Toledo, secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales y el gobernador constitucional de Quintana Roo, Carlos Joaquín, formalizaron la entrega del certificado que reconoce al Ejido de Laguna Om como área de conservación voluntaria por destinar 35 mil hectáreas de su propiedad para realizar acciones de preservación de los ecosistemas y su biodiversidad, turismo de bajo impacto, así como de educación ambiental con apego a lo establecido por las leyes ambientales federales.

Publicar un comentario

Author Name

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.