• Los hechos acontecieron en una zona en disputa entre el Cartel del Pacífico y otros grupos: Durazo
  • Por el ataque perpetrado contra una familia mormona estadounidense, el presidente Donald Trump dice que es hora para que México inicie la guerra contra los carteles de la droga “y los borre de la faz de la tierra”.
  • AMLO rechaza el apoyo de Estados Unidos
Ciudad de México.- “Encontré a Christina afuera del automóvil boca abajo, asesinada. Encontré a su bebé que estaba viva. Otros niños lograron escapar”, contó Julián LeBarón sobre el ataque que sufrieron integrantes de su familia cuando viajaban de Sonora a Chihuahua.
Las autoridades mexicanas confirmaron que nueve miembros de una familia de mormones de nacionalidad estadounidense, entre ellos seis menores de edad, fueron asesinados el lunes en el norte de México en un violento ataque que sospecha que podría haber sido perpetrado por sicarios del crimen organizado.
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump dijo que una familia y amigos maravillosos de Utah quedaron atrapados entre dos viciosos carteles de la droga, que se disparaban el uno al otro, con el resultado de que fueron asesinados muchos grandes estadounidenses, incluidos niños pequeños y algunos desaparecidos. 

Si México necesita o solicita ayuda para limpiar estos monstruos, Estados Unidos está listo, dispuesto y capaz de involucrarse y hacer el trabajo de manera rápida y efectiva. ¡El gran nuevo presidente de México ha hecho de esto un gran problema, pero los carteles se han vuelto tan grandes y poderosos que a veces necesitas un ejército para derrotar a un ejército!, aseveró.

Este es el momento para que México, con la ayuda de Estados Unidos, libere la guerra a los carteles de la droga y los borre de la faz de la tierra. ¡Simplemente esperamos una llamada de su gran nuevo presidente!, expuso el mandatario.
El embajador Christopher Landau @USAmbMex,. En nombre de EEUU, expresó “mi más profundo pésame a las familias de las víctimas de los hechos de ayer en la sierra Sonora/Chihuahua. Autoridades mexicanas nos informan que 9 personas (3 mujeres y 6 niños) perecieron y 5 niños fueron heridos y han sido trasladados a Estados Unidfos.
Expuso que “la seguridad de nuestros connacionales es nuestra gran prioridad. Estoy siguiendo muy de cerca la situación en la sierra entre Sonora y Chihuahua”.

Por la mañana, en conferencia de prensa, el secretario de Seguridad, Alfonso Durazo, confirmó que el saldo de la agresión son nueve fallecidos, tres mujeres y seis menores; hay seis menores lesionados, una menor ilesa y una menor presuntamente desaparecida”.

Acompañado del presidente Andrés Manuel López Obrador. Dijo que el asalto se produjo en un camino rural entre los estados norteños de Sonora y Chihuahua cuando la familia conformada por tres mujeres y 14 menores fue emboscada por un grupo armado.

Durazo explicó que la zona donde ocurrió el ataque es un área en disputa entre una célula relacionada con el Cartel del Pacífico y otros grupos. 

“Hay que aclarar si los mataron sin saber quiénes eran o si fue un ataque directo”, matizo López Obrador, ya que la familia viajaba en tres rancheras Chevrolet Suburban por una zona rural cuando fueron asaltados, por lo que existe la posibilidad de que fueran confundidos con miembros de otro cártel.
Sobre el ofrecimiento del presidente Trump para investigar el ataque a la familia LeBarón, López Obrador manifestó que sostendrá una llamada con su homólogo en la que agradecerá su respaldo, pero aclarará que actuará de manera soberana.

Las víctimas son miembros de la familia LeBaron, asentada en México desde hace varias décadas. La familia es conocida por haberse enfrentado a bandas locales de narcotraficantes y denunciar públicamente niveles de violencia que sufre el país centroamericano. Precisamente, 2018 fue el año más violento jamás registrado en México con un total de 36.685 homicidios dolosos, unos 100 por día, según las últimas cifras publicadas ayer por el Instituto Nacional de Geografía y Estadística.

La familia LeBaron es una comunidad de mormones asentada en 1942 por Alma Dayer Lebarón. Desde entonces, sus miembros han sufrido diferentes episodios de violencia. En 2009, fue secuestrado Erick LeBarón, de 17 años, quien fue finalmente liberado debido a la presión mediática que ejerció la familia. Pero en julio de ese año, Benjamín LeBarón y Luis Widmar Stubss fueron asesinados por un grupo criminal debido a su activismo contra la violencia.

“Encontré a Christina afuera del automóvil boca abajo, asesinada. Encontré a su bebé que estaba viva. Otros niños lograron escapar”, contó Julián LeBarón sobre el ataque que sufrieron integrantes de su familia cuando viajaban de Sonora a Chihuahua.

Publicar un comentario

Author Name

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.