Propone México reflexionar sobre el futuro de la cultura tras la pandemia

Internet
  • Sostiene Alejandra Frausto, secretaria de Cultura, conferencia telefónica con Audrey Azoulay, directora general de la Unesco
Ciudad de México.- La secretaria de Cultura del Gobierno de México, Alejandra Frausto Guerrero, propuso a la directora general de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), Audrey Azoulay, comenzar una reflexión global que tenga como base la solidaridad entre los países y la protección de los derechos culturales y de los trabajadores del sector, a fin de conformar una red económica y de intercambios artísticos y culturales.

A través de una cita telefónica, realizada este 6 de mayo, la Secretaria de Cultura expuso que este análisis puede derivar en un modelo global con sentido humanista, cuyos ejes se deben trazar sobre la cultura comunitaria, la diversidad, la igualdad de oportunidades, la solidaridad internacional, la inclusión, la no discriminación, la equidad de género y el trabajo con los más vulnerables, incluyendo a los pueblos y lenguas indígenas de todo el mundo. Estas reflexiones van encaminadas hacia la Conferencia Mundial sobre las Políticas Culturales (MONDIACULT), que se llevará a cabo en México tras 40 años de haber sido sede de la primera edición.

Audrey Azoulay saludó esta propuesta que México presentará de manera formal ante los países miembros de la Unesco para iniciar su proceso, cuyo planteamiento busca impulsar la cooperación internacional, poner a los creadores en un lugar importante frente a la nueva realidad de la cultura digital y enfocarse en la fuerza transformadora de la cultura para enfrentar la crisis que atravesamos.

La Directora General de la Unesco manifestó su preocupación por los efectos de la pandemia y sus consecuencias en el recrudecimiento de la desigualdad y la pobreza en el mundo.

El impacto del coronavirus COVID-19 al sector cultural podría ser de tal dimensión, que haga necesario un replanteo de paradigmas que reconozcan, midan e impulsen las economías creativas con dimensión social, expuso Alejandra Frausto.

“Será prioritario repensar el vínculo de la cultura con el desarrollo social y humano, y redimensionar su papel en todos sus ámbitos: social, político, humano, económico, sanitario, entre otros, a través de una reflexión vanguardista sobre el nuevo escenario a nivel global”, agregó la encargada de la política cultural en México.

Se propone explorar diversas vías de colaboración internacional y, a la par, desarrollar indicadores comunes para medir el impacto del COVID-19 en la economía cultural, los cuales servirán para seguimiento en el largo plazo.

“Fortalecer la economía creativa implica reforzar el tejido social y cultural de los países”, afirmó la Secretaria de Cultura.

Durante la reunión, Frausto Guerrero expuso los mecanismos que en México se han impulsado para apoyar a trabajadores del sector cultural, artistas y creadores que están en condiciones de vulnerabilidad o emergencia ante el COVID-19.

Por ejemplo, la plataforma Contigo en la distancia, una herramienta que lleva hasta los hogares el patrimonio cultural del país, también es un escaparate a través del cual se han puesto en marcha convocatorias que han permitido la distribución de alrededor de 70 millones de pesos para la comunidad cultural, sin intermediarios.

Además, se trabaja un censo de creadores que se han visto económicamente afectados por la contingencia.

De igual forma, dijo, se estableció el Banco de funciones, un nuevo concepto de programación que permite que los artistas, creadores, conferencistas, etcétera, contratados para las fechas que coincidieron con la suspensión de actividades, puedan recibir sus pagos a tiempo y reprogramar sus presentaciones en otro momento del año, o bien, las realicen a distancia haciendo uso de las herramientas digitales ampliando y mejorando la programación de Contigo en la distancia.

México ha tenido una activa participación en la Unesco, desde 1946 al ser miembro fundador. En 1982 fue sede de la primera MONDIACULT, la cual estableció un vínculo entre cultura y desarrollo, las conclusiones ahí surgidas permitieron delinear las políticas culturales de diversas naciones por más de una década. Con este mismo espíritu, en 2022 será sede de la segunda edición de MONDIACULT, con motivo del 40 aniversario.

Publicar un comentario

0 Comentarios