Miente la titular de SEFOTUR, dicen trabajadores del INAH y denuncian amenazas telefónicas

  • Aseguran que NO hay ningún permiso especial para que hayan entrado los influencers acompañados por personal de Sefotur fuera de horario, después de las cinco. Ameritaría denuncia penal, explican.
  • No se cuestiona ninguna estrategia de promoción turística, ni metodologías de mercados, sino el comunicado es para “rechazar enérgicamente cualquier conducta contraria a los mecanismos y protocolos establecidos para cada zona arqueológica y museo a cargo del Instituto Nacional de Antropología e Historia”.

Mérida, Yucatán.- Trabajadores de la zona arqueológica de Uxmal, tras sacar a los influencers del sitio al violar flagrantemente las medidas de sanidad y el reglamento de conducta al interior del sitio, denunciaron amenazas telefónicas con un número “00000000” y señalaron que aunque la titular de SEFOTUR, Michelle Fridman quiera minimizar los hechos, “el reporte de ese y otros casos anteriores están en las bitácoras de nuestros compañeros de Uxmal”.

Categóricamente afirman que hay mentiras, con el objetivo de demeritar el trabajado del personal de la zona arqueológica. "Dicen que entraron con permiso especial (no hay ninguno registrado), que si había gente de SEFOTUR con ellos (no hay registros de eso) y la peor de las peores "entraron fuera del horario, después de las 5 pm".

Expresaron que decir esa mentira es desconocer el reglamento federal.  “¿Saben qué significa que así hubiera sido? (porque no fue así): Que en lugar de extrañamiento, entonces lo que habríamos levantado es una denuncia y un acta a quien resulte responsable por acceder FUERA DE HORARIO, y esos permisos llevan su tiempo y dichas áreas están cerradas (son oficinas centrales de CDMX)", afirmaron

--“Ante el silencio de quienes deben darle causa a cada uno de los señalamientos ya realizados desde el 14 de septiembre que se aperturó la zona, este caso fue el más claro y flagrante”, exponen.

Alguien debe hacer la denuncia pública, y si nuestras autoridades no quieren manchar sus manos, en respeto al trabajo de la Comisión de Seguridad y Salud del INAH para hacer de la apertura una realidad segura, y de los que ahí trabajan en total carencia de insumos, personal y equipos de comunicación, sacan su trabajo adelante.

Cabe destacar que lo que se había organizado como una visita para promover los sitios turísticos de Yucatán terminó con un fuerte escándalo para algunos influencers, entre los que se encontraban Tadeo Fernández y Luis Caballero de Acapulco Shore, integrantes de Guerreros 2020 y Dhasia Wezka al ser expulsados de la zona arqueológica de Uxmal por no respetar las medidas de seguridad.

Mediante un segundo comunicado la Comisión de Seguridad y Salud del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) reiteró su postura sobre los Influencers en Uxmal e hizo un llamado a respetar el trabajo de los empleados y que las medidas de seguridad siempre deben respetarse.

--“Ahora las huestes que quieren demeritar nuestro trabajo, nuestra denuncia pública, manejan versiones "alternas" para dejarnos como mentirosos (cuando todo lo que dijimos están en las bitácoras de los compañeros de Uxmal, de su día a día), que si entraron con permiso "especial" (no hay ninguno registrado) que si había gente de SEFOTUR con ellos (no hay registros de eso) y la peor de las peores "entraron fuera del horario, después de las 5 pm".

¿En serio quieren llevarlo a ese lado? Por reglamento FEDERAL y más ahora con las disposiciones sanitarias de reducir un poco el horario, ¿SABEN QUE SIGNIFICA QUE ASÍ HUBIERA SIDO? (porque no fue así): Que en lugar de extrañamiento, entonces lo que habríamos levantado es una denuncia y un acta a quien resulte responsable por acceder FUERA DE HORARIO, y esos permisos llevan su tiempo y dichas áreas están cerradas (son oficinas centrales de CDMX).

A pesar de ser puras mentiras carentes de todo fundamento, si desean que por ahí vaya el asunto, sería mucho, muchísimo peor porque ninguna, lean bien, NINGUNA instancia estatal puede hacer eso sólo porque lo desee, y si es así, una cabeza del INAH tiene que rodar. Para su fortuna, es la más estúpida mentira que se inventaron, pero así como van las cosas, desearía fuera cierta para que elevemos este asunto a lo legal con una fuerte sanción de por medio, exponen los trabajadores.

Segundo comunicado, íntegro:

Por medio de la presente, se emite un segundo comunicado, dando precisión a los puntos ya expuestos el día 27 de septiembre del presente año, no sin antes señalar, que nuestra intensión como Comisión de Seguridad y Salud del trabajo, en conjunto con el Sindicato Nacional Democrático de Trabajadores de la Secretaría de Cultura, Sección Yucatán (SNDTSC), en hacer valer las condiciones sanitarias necesarias previstas por la Secretaría de Salud Federal, así como la consecuente Secretaría de Salud Estatal y las disposiciones que ya han sido señaladas por el propio Gobernador del Estado de Yucatán, Lic. Mauricio Vila Dosal donde enfatiza principalmente, el uso obligatorio del cubrebocas y mantener la sana distancia.

Estamos convencidos de que sólo trabajando en forma conjunta, podremos salir adelante y contener la propagación del virus del Sars-Cov2 que produce Covid-19 y en ese mismo sentido, es que desde antes que se diera la orden de reapertura de Museos y Zonas Arqueológicas, en tiempos del confinamiento inicial, el INAH, los Trabajadores, la Comisión de Seguridad y Salud en el Trabajo y el SNDTSC, realizaron las tareas para poner en práctica los protocolos específicos para la zonas arqueológicas, exhortando a los compañeros y compañeras de trabajo a tomar cursos para la capacitación y manejo sanitario de situaciones relacionadas con la pandemia que hoy vivimos. Parte del trabajo posterior a la instrucción de la Secretaria de Cultura Federal, Licda. Alejandra Frausto Guerreo, es realizar inspecciones, verificaciones, recomendaciones y evaluaciones de los protocolos de seguridad sanitaria y seguridad laboral en cada uno de los sitios que sean reabiertos, antes, durante y posterior al día que ocurra.

Esto nos lleva a tener una estrecha comunicación con el personal que labora en cada uno de dichos sitios, del registro de sus necesidades, problemas y áreas de oportunidad. Lamentablemente, antes de la reapertura y desde muchos años atrás, las carencias que como trabajadores han padecido son bastantes y con la llegada de la pandemia se intensificaron aún más. Nuestro compromiso como ya se mencionó y suscribimos, es hacer de la reapertura, lugares seguros y evitar a toda costa que se conviertan en focos de contagios y propagación del virus, razón por la cual, no podemos ser relajados ni condescendientes con aspectos que ponen en riesgo la salud de nuestra base trabajadora, el personal que ahí labora y las y los visitantes a los mismos sitios.

La Comisión y el Comité que suscribe nuevamente este comunicado y el anterior, hace notar la forma de trabajo durante esta nueva normalidad, poniendo en riesgo nuestra integridad como lo ocurrido en los incidentes carreteros, jornadas de trabajo exhaustas, que suelen comenzar desde las 4 am hasta las 20 o 22 horas y volver al día siguiente a otro sitio arqueológico o museo para hacer visitas de inspección, siempre con la disposición y preocupación de conservar las mejores prácticas de salud en los recintos culturales para mitigar el Covid-19.

Como parte de nuestro trabajo en la Comisión, al escuchar las problemáticas de los trabajadores y trabajadoras en las zonas arqueológicas, como la falta de radios para comunicación y apoyo mutuo en situaciones de riesgo, se dan ejemplos y siendo más claro, el que protagonizaron las personas denominadas influencers, que se salen de control por falta de comunicación al momento, entre los distintos lugares en los que un solo trabajador tiene enfrentar, como malas conductas ya relatadas de no respetar los señalamientos de los custodios que ahí laboran

Insistimos una y otra vez, no se cuestiona ninguna estrategia de promoción turística, ni metodologías de mercados, o quiénes cumplen o no con un perfil de difusión, etc. Esos aspectos no entran en nuestra jurisdicción de trabajo por lo que no es ni será de nuestra incumbencia hacer señalamiento alguno. Nuestro primer comunicado y el presente es rechazar enérgicamente cualquier conducta contraria a los mecanismos y protocolos establecidos para cada zona arqueológica y museo a cargo del Instituto Nacional de Antropología e Historia, en la cual, la Comisión de Seguridad y Salud de los trabajadores del INAH, es la facultada de hacer llegar, cumplir y verificar cada una de las medidas de reapertura y nueva normalidad.

Sostenemos categóricamente los puntos ya señalamos, previamente contenidos en las bitácoras de trabajo de cada zona, elaboradas por el personal que ahí labora y volvemos a hacer un llamado al público en general, a que cuando nos visiten en Zonas Arqueológicas y Museos del país, pero especialmente de Yucatán, respeten irrestrictamente las normas, reglamentos y protocolos de cada sitio arqueológico y museo, como es guardar en todo momento y al interior del recinto, la sana distancia, el uso de cubrebocas, el recorrido establecido sin la invasión de áreas acordonadas y siguiendo las indicaciones del personal de custodia del lugar, aspectos que no sólo están señalados en el sitio y en nuestro primer comunicado, cuestión que no se acotaron y que se hace constar en las propias fotos y vídeos del grupo señalado, sin justificación alguna.

Esta problemática, ya había sido considerado como un escenario que pasaría días antes de la apertura de Uxmal y otros sitios arqueológicos, se cuenta con documentos firmados por la Comisión, las autoridades del INAH, los trabajadores del sitio y funcionarios de CULTUR (como instancia del Gobierno del Estado) días previos a los hechos en los que hemos realizado cada una de las verificaciones sobre las condiciones en las que están operando los mismos sitios, que aunque poco a poco se van subsanando, todavía no cuentan con el 100% de los requisitos necesarios para una óptima operación en la nueva normalidad ni las medidas de higiene anteriormente dadas por las instancias pertinentes de salud federales y estatales, mismas que ya requieren ser resueltas en lo inmediato.

Nuestro exhorto, sigue y seguirá siendo el mismo, respetar cada uno de los señalamientos, medidas y protocolos de salud e higiene. Todo visitante, sin importar fama, procedencia, condición social, económica, política, religiosa, etc. es bienvenida(a) a visitar y disfrutar cualquier recinto del INAH durante la nueva normalidad, siempre y cuando respeten cada uno de los aspectos ya mencionados con anterioridad, ya que, dentro de nuestros principios de trabajo, está la no discriminación ni tratos preferenciales, ya que no creemos en que existan ciudadanos de primera o de segunda, con talentos histriónicos o no.

Lo sucedido, es un asunto de salud pública, donde la nueva normalidad implica nuevas formas de visitar lugares públicos, los cuales no se miden por likes, followers, reviews o cualquier otra métrica de redes sociales, por lo que reiteramos al público en general a apegarse a las indicaciones de cada sitio arqueológico y museo del INAH.

Por último, dejamos en claro, que no nos prestaremos a ningún otro aspecto ajeno a lo que ya hemos señalado, como prestarnos a estrategias publicitarias con intenciones políticas y/o mediáticas de cualquier funcionario(a) público(a) que pretenda hacer de esta situación un uso distinto al que ya se han hecho declaraciones y aclaraciones. Por su amable atención, gracias.

LA COMISIÓN DE SEGURIDAD Y SALUD EN EL TRABAJO DEL INSTITUTO NACIONAL DE ANTROPOLOGÍA E HISTORIA COMITÉ EJECUTIVO SECCIONAL DE YUCATÁN





Publicar un comentario

0 Comentarios