México: Pocas mujeres en la dirección de las compañías

  • En México las mujeres son dueñas del 16 por ciento de las empresas, dan empleo a más de tres millones de personas y producen 37 por ciento del producto interno bruto 

Por Sara Lovera

(saraloveralopez@gmail.com)

Ciudad de México (SEMlac).- Con el apoyo de 60 diputados y diputadas, el pasado 4 de noviembre se presentó una iniciativa para hacer más equitativos y paritarios los consejos de administración de las empresas mexicanas, donde las mujeres apenas ocupan entre cinco y siete por ciento de los puestos de dirección - en el mundo es de 15 %-, propuesta que va en consonancia con la modificación constitucional de paridad total, informaron en conferencia de prensa diputadas de cinco partidos políticos.

La iniciativa, discutida con las empresarias, se construyó en año y medio de diálogo y análisis, luego de la propuesta que hizo la diputada de Movimiento ciudadano Martha Tagle Martínez, que busca paliar la histórica desigualdad entre hombres y mujeres del empresariado mexicano y toma en cuenta el rezago del ascenso de las mujeres a puestos de dirección y toma de decisiones, pese a que estudios internacionales muestran su eficacia y capacidad para hacer mucho más productivos negocios y compañías.

Por ejemplo, en México las mujeres son dueñas del 16 por ciento de las empresas, dan empleo a más de tres millones de personas y producen 37 por ciento del producto interno bruto. Su capacidad es evidente.

En la conferencia de prensa vía virtual, la diputada Tagle Martínez explicó que se busca avanzar a la par del sector empresarial y la economía, para hacer efectivo el marco de derechos y avances ya alcanzados por las mujeres en representación paritaria en todos los órganos del sector público y la política.

Dejó en claro que no se trata de una sobrerregulación, ni una invasión o imposición a las empresas, sino de dar continuidad a las tendencias globales que reconocen el aporte de las mujeres a la economía y la productividad, así como para el desarrollo de los esfuerzos legales por eliminar los obstáculos a la igualdad y el desarrollo de las mujeres. La iniciativa busca empoderarlas.

De acuerdo con el estudio de McKinsey "Why Diversity Matters", las mujeres en altos niveles ejecutivos tienen 47 por ciento más retorno sobre el capital (ROE), 28 por ciento más Valor Económico Agregado (EVA), y 55 por ciento más margen (EBIT)

En su justificación, la iniciativa establece la importancia de la participación de las mujeres en el sector empresarial, como dijo la diputada Verónica Juárez, del Partido de la Revolución Democrática (PRD), quien afirmó que siguen existiendo fuertes resistencias para la incorporación de más mujeres en los Consejos de Administración, por lo que es urgente impulsar medidas legislativas, de política pública y del sector privado que generen las condiciones para incrementarla.

Tagle Martínez afirmó que las mujeres no tenemos por qué ir por debajo del parámetro establecido en la Constitución, que es la paridad en todo.

La iniciativa busca avanzar para aumentar más mujeres en los Consejos de Administración como parte del reconocimiento de la diversidad e inclusión en las empresas.

En la conferencia de prensa participaron dos mujeres de la iniciativa privada, Lina Torres y Ana Martínez, quienes ratificaron que la propuesta fue construida en diálogo y busca hacer justicia a las emprendedoras, que de cara a la crisis sanitaria y económica, su compromiso es relevante, se han continuado abriendo centros de trabajo y mantenido empleos y salarios.

La iniciativa

El proyecto de iniciativa propone modificar la Ley General de Sociedades Mercantiles, Ley General de Sociedades Cooperativas, Ley Del Mercado De Valores y la Ley de Inversión Extranjera, para que las sociedades sujetas a esas disposiciones garanticen espacios para la participación de las mujeres en los Consejos de Administración.

Busca igualmente avanzar en la incorporación de la perspectiva de género en Consejos de Administración, entendiendo esta como una estrategia o un proceso mediante el cual se logra la igualdad entre mujeres y su aprobación, además contribuye al cumplimiento de la Agenda 2030, de CEDAW y de muchas otras disposiciones y esfuerzos en materia de participación de las mujeres, ahora en el ámbito empresarial.

La iniciativa se presentó el 31 de marzo y fue turnada a las Comisiones Unidas de Hacienda y Crédito Público y de Economía, Comercio y Competitividad, para dictamen, y a la Comisión de Igualdad de Género, para su opinión.

La diputada Tagle Martínez hizo hincapié en que esta propuesta se funda en los avances y éxitos alcanzados por las mujeres de muchas empresas y en otros ámbitos, como el político, lo cual desmonta el prejuicio de que en México no existen mujeres que puedan cubrir espacios de manera igualitaria, y progresiva. De aprobarse el proyecto, beneficiará a todas y todos.

La Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) señaló desde 2016 que la tasa promedio anual de crecimiento del PIB sería mayor en hasta 0,16 por ciento si para 2040 la brecha de desigualdad en la participación de hombres y mujeres en la economía, se redujera.

Además, establece la incorporación de la perspectiva de género en Consejos de Administración, y en los consejos de las empresas Cooperativas, de tradición social y de fomento a la igualdad, pero ahora principalmente entre hombres.

La participación de las diputadas Verónica Juárez Piña, del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Nayelli Arlen Fernández Cruz y Lorena Villavicencio Ayala, de MORENA, Soraya Pérez Munguía, del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y de Pilar Ortega Martínez, del Partido Acción Nacional (PAN), dejaron claro que esta iniciativa es una forma de reconocer el aporte de las mujeres al desarrollo del sector empresarial y la economía.

La iniciativa sigue abierta a la firma de todas las legisladoras y legisladores y espera ser apoyada por el sector empresarial a partir de difundir sus características y aportaciones.

Mujeres en la economía

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), para el segundo trimestre de 2019, la tasa de participación económica de la población de 15 años o más fue de 45 por ciento para las mujeres, mientras que para los hombres fue del 77 por ciento.

En fuerza laboral la participación de las mexicanas es menor al promedio mundial, que es del 53 por ciento, conforme a la estimación modelada por la Organización Internacional del Trabajo en 2019. Estas diferencias de género se reflejan igualmente en los salarios, donde existe una brecha por género prevaleciente en México del 16,7 por ciento, más alta que el promedio de los países de la OCDE (15 por ciento).

Por tanto, esta brecha se extiende a los cargos dentro de los consejos directivos de las empresas. De acuerdo con el informe de Deloitte "Mujeres en los Consejos de Administración: Una perspectiva global" (2017), la participación de las mujeres en consejos directivos en México es de 5,7 por ciento y se encuentra en uno de los niveles más bajos en comparación con otros países de la OCDE.

En lo global, el porcentaje de participación promedio es del 15 por ciento, y mientras que en algunos países como Nueva Zelanda, Bélgica y Suecia experimentaron un aumento de mujeres en los consejos de sus organizaciones en los últimos años, en México no se refleja un cambio significativo.

El informe "Global Gender Gap Report 2020", del Foro Económico Mundial, sostiene que México es uno de los países con mayor avance en la participación de mujeres en puestos políticos, alcanzando la posición 14 del ranking global (con 149 países participantes). Sin embargo, en el ámbito económico las mujeres todavía están en una desventaja, donde México ocupa el puesto 124 en este listado.

Entre otros factores, el país presenta que solo el 7,5 por ciento de las personas integrantes en los Consejos de Administración son mujeres (con un incremento de 1,8 puntos porcentuales a los reportado en 2017), lo cual contrasta con naciones de mayor proporción de mujeres en Consejos como Francia (43.4 %), Islandia (43 %) y Noruega (42,1 %).

Antecedentes

El 8 de abril de 2019, en el Senado de la República se hizo el Foro "Mujeres, liderazgo y economía", donde se conoció un panorama general de los obstáculos que enfrentan las mujeres en su participación en el sector privado, empresarial, productivo y de negocios, así como de las experiencias de éxito de mujeres en este ámbito.

Ese Foro permitió que el conjunto de empresas y colectivos de mujeres ejecutivas de empresa participantes continuaran los trabajos para presentar un proyecto de iniciativa legislativa que reformara diversas disposiciones en materia de competitividad y diversidad de género en los Consejos de Administración de las empresas, a fin de garantizar su participación en esos espacios. En abril, ya había un grupo al que se sumaron muchas voces más.

La iniciativa fue inscrita el 27 de febrero de 2020, con el respaldo de más de 60 legisladoras y legisladores de los diferentes grupos parlamentarios. El 31 de marzo fue turnada a las Comisiones Unidas de Hacienda y Crédito Público y de Economía, Comercio y Competitividad, para dictamen, y a la Comisión de Igualdad de Género, para su opinión.

Por la emergencia sanitaria por covid-19, se postergó su proceso legislativo, pero de cara a esta "nueva normalidad" ahora se puede impulsar su análisis y aprobación en la presente legislatura. Se trata tan sólo de una extensión de reformas que son necesarias para que se reconozcan los aportes importantes que realizan las mujeres en las empresas y, con ellas, a la economía y desarrollo del país.

Publicar un comentario

0 Comentarios