Necesidad apremiante de promover el trabajo decente y sostenible en la industria automotriz

Necesidad apremiante de promover el trabajo decente y sostenible en la industria automotriz

  • Tras la presión económica masiva que la crisis de la COVID-19 ejerce en la industria automotriz, gobiernos, representantes de los trabajadores y de los empleadores concuerdan en una hoja de ruta para garantizar un futuro que convenga a todos en el sector.

Ginebra (OIT Noticias) - Los gobiernos y las organizaciones de empleadores y de trabajadores de todo el mundo acordaron en la reunión virtual de la OIT  que es urgente invertir en educación, formación y aprendizaje permanente para todos en la industria automotriz.

“La industria está atravesando una transformación sin precedentes en un contexto de grandes desafíos", dijo la Presidenta de la reunión, Sra. Erika Gabriela Martínez Liévano. “Nuestra industria puede contribuir al crecimiento verde y a la creación de oportunidades de trabajo decente para un mayor número de mujeres y hombres mediante una transición justa en cuyo marco creemos un entorno propicio para el crecimiento de las empresas sostenibles así como promovemos y la protegemos los derechos de los trabajadores".

La crisis de la COVID-19 ha supuesto enormes cargas económicas para la industria y sus trabajadores en la medida en que ha agravado los desafíos existentes que representan las perturbaciones en las cadenas de suministro, los cierres de fábricas y la caída de la demanda.

--“La industria automotriz se ha visto gravemente afectada por la pandemia COVID-19, poniendo en riesgo la supervivencia de las empresas. El sector tardará años en volver a los niveles de producción y ventas anteriores a la crisis", afirmó la Vicepresidenta del grupo de los empleadores, Sra. Sawsen Ayari-Pouliquen. "Es urgente reconstruir un entorno empresarial propicio, estimular la demanda agregada y adecuar la formación profesional a las demandas futuras de la industria”.

La Declaración del Centenario para el Futuro del Trabajo (2019) con su enfoque centrado en las personas ofrece una hoja de ruta para construir un futuro para todos en la industria automotriz y no deje a nadie atrás.

--“La libertad sindical y la negociación colectiva son más importantes que nunca", señaló el Vicepresidente del grupo de los trabajadores, Sr. Ben Mathew Norman. “Estos derechos hacen posible el diálogo social eficaz necesario para afrontar el futuro cada vez más incierto de la industria automotriz y para asegurar que las transformaciones en el sector sean social y ambientalmente justas”.

En las conclusiones adoptadas en la reunión se encomienda a los gobiernos, los trabajadores y los empleadores el inequívoco mandato de invertir en la capacidad de las personas y en una transición justa hacia el trabajo decente y sostenible.

--“La adopción de estas ambiciosas conclusiones resulta oportuna y propicia", declaró la Vicepresidenta gubernamental, Sra. Thérèse Boutsen. “Reflejan claramente que los gobiernos, los empleadores y los trabajadores se niegan a ser víctimas pasivas de las circunstancias o las megatendencias y están dispuestos a construir de manera conjunta un futuro del trabajo mejor para un mayor número de mujeres y hombres en la industria automotriz".

Publicar un comentario

0 Comentarios