12 millones de nuevos pobres en México: productores de leche

E12 millones de nuevos pobres en México: productores de leche

  • El día uno de junio, la FAO lo instituyó como “Día Mundial de la Leche”, alimento por excelencia para evitar desnutrición
  • México sigue ocupando el primer lugar mundial en compras de leche al extranjero. Los productores mexicanos, con muy poco apoyo oficial
  • Urgen programas de nutrición para niñez y juventud

Ciudad de México.- Este 1 de junio se celebró el “Día Mundial de la Leche”, instituido por la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) por virtud de la calidad nutritiva de este alimento y su importancia en el desarrollo físico y mental de la población del mundo.

Éste, ha llegado a un número de habitantes que va más allá de 7 mil 500 millones de personas y tiene la necesidad de atender un esquema de desnutrición que padecen 850 millones de seres humanos, de acuerdo con datos de la propia organización, señaló, Álvaro González Muñoz, presidente del Frente Nacional de Productores y Consumidores de Leche

Es de señalar que, desde hace varios lustros, la cantidad de pobres y desnutridos, en diversa magnitud, había llegado a más de 50 millones de personas, de una población nacional por arriba de 100 millones. En la actualidad el número de habitantes en la República Mexicana, es de 126 millones de habitantes y hay que agregar al factor pobreza-desnutrición, en el corto periodo de 30 meses, otros 12 millones de mexicanos.

La FAO considera que la leche cuenta con alto potencial de elementos nutritivos, alrededor de 15, y se distingue por su contenido de proteínas y minerales, entre los que destacan el Calcio, Magnesio, Fósforo, Potasio, Selenio, Zinc, y vitaminas, como B2, B5, B12, A y D, entre otros.

González Muñoz dijo que en México expertos en diversas áreas coinciden que se viene arrastrando un índice de pobreza y desnutrición de varios lustros, por lo que recomiendan el desarrollo de programas y acciones encaminadas a combatir ambos rezagos, especialmente de la niñez y juventud, frente a una situación cada vez más preocupante, con el riesgo de llegar a parámetros insostenibles.

En sólo 30 meses del actual gobierno, la falta de estrategias institucionales para el desarrollo social y económico; una pandemia de Coronavirus, orilló al lamentable incremento de 12 millones de pobres y, consecuentemente, de personas en proceso de desnutrición.

En el caso particular de la producción de leche y sus derivados en México, como factor alimenticio para enfrentar la desnutrición, las instituciones gubernamentales que tienen que ver y atender los procesos de producción, manejo, industrialización y comercialización, definitivamente no han sido los adecuados para un sector donde las organizaciones industriales “son mano” para su desarrollo, para el financiamiento, para el aumento de infraestructura.

Álvaro González recordó que la industria nacional de lácteos y el gobierno, compran leche fluida a precios que resultan por debajo de los costos de producción. Los pequeños y medianos productores se quejan constantemente de que no les pagan el precio que corresponde.

Por ejemplo, si el precio de garantía que paga el gobierno, es de 8.20 pesos el litro, solamente es en teoría, porque les aplican “castigos por cantidad de grasa y otros elementos”, de manera que, regularmente, les reconocen 6.00 pesos por litro, mientras que las grandes empresas comercializan el mismo producto hasta en 24.00 pesos, “por supuesto que pasteurizada y descremada”. 

Desde mediados de 1990, la producción de leche en México creció a una tasa media anual, de 1.3 por ciento, habiendo ocupado el lugar 16 en el contexto mundial, con una aportación de alrededor del 3 por ciento.

El dirigente de los pequeños productores, afirmó que en la actualidad la producción nacional de leche en México, es de poco más de 12 mil millones de litros al año, en tanto que la demanda asciende a 18 mil millones de litros, considerando incluso los derivados lácteos; el déficit equivale a 6 mil millones de litros, mismos que se importan de Estados Unidos.

De parte del gobierno federal, existe una discontinua estrategia de impulso a los productores y organizaciones relacionadas con la especie bovina especializada en leche y carne.

Apenas cumplidos dos años de gestión del gobierno presente, se dieron cambios en la administración de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural, SADER, de donde depende la actividad pecuaria en general, con la desconfianza del manejo del presupuesto específico, de parte del coordinador del área de Ganadería, David Monreal Ávila, renunció al cargo para ser candidato al gobierno del estado de Zacatecas.

Publicar un comentario

0 Comentarios