Secretaria Sandoval Ballesteros relanza los Comités de Ética del Gobierno federal

Secretaria Sandoval Ballesteros relanza los Comités de Ética del Gobierno federal

  • Emite en el Diario Oficial de la Federación los nuevos Lineamientos para garantizar su funcionamiento como guardianes de los Códigos de Ética y Conducta.
  • El instrumento aplicará a los más de 300 Comités de Ética, con la participación de cerca de 6 mil 600 servidores públicos.
  • Por primera vez, los Órganos Internos de Control se integrarán como integrantes con voz y voto y asesorarán la efectiva atención de denuncias.
  • Forman parte de la estrategia para fortalecer los valores éticos, establecida en el Programa Nacional de Combate a la Corrupción y a la Impunidad, y de Mejora de la Gestión Pública 2019-2024, que fue desarrollado por la Función Pública.

Ciudad de México.- La secretaria Irma Eréndira Sandoval Ballesteros emitió en el Diario Oficial de la Federación los nuevos Lineamientos Generales para la Integración y Funcionamiento de los Comités de Ética de la Administración Pública Federal (APF), los cuales constituyen órganos estratégicos para promover y garantizar la integridad en el servicio público.

Con su entrada en vigor, los Comités fungirán como verdaderos guardianes del Código de Ética de las personas servidoras públicas del Gobierno federal, emitido por la Función Pública en febrero de 2019, y de los Códigos de Conducta de cada institución.

La secretaria Sandoval Ballesteros expuso que “los nuevos lineamientos son una sólida y eficaz herramienta para construir de la mano de las y los funcionarios federales un buen gobierno, honesto, transparente, de excelencia y que salvaguarde el interés general”.

Destacó también que “los lineamientos consolidan la Austeridad Republicana como un principio que todas y todos los servidores públicos debemos adoptar para impulsar un correcto uso de los recursos y una verdadera economía para el bienestar”.

La necesidad de fortalecer los valores éticos en el servicio público fue establecida en el Programa Nacional de Combate a la Corrupción y a la Impunidad, y de Mejora de la Gestión Pública 2019-2024, desarrollado por la Secretaría de la Función Pública como parte del Plan Nacional de Desarrollo 2019-2024.

Los Comités de Ética son órganos colegiados, democráticos y plurales, que deben conformarse en los más de 300 entes de la APF y que ahora se integrarán por cerca de 6 mil 600 servidores y servidoras públicas que representan a todos los niveles jerárquicos de sus instituciones.

Dichos órganos tienen como funciones prevenir posibles actos de corrupción, mediante la vigilancia del cumplimiento de los códigos de Ética y de Conducta; atender denuncias sobre posibles violaciones a dichos instrumentos a fin de generar recomendaciones, y fomentar valores y principios de integridad en el ejercicio del servicio público en sus instituciones.

Como parte de la estrategia que ha impulsado la secretaria Sandoval Ballesteros para construir una Nueva Ética Pública, los lineamientos incorporan como novedades la obligación de los Comités para implementar acciones de capacitación y difusión para identificar, prevenir y gestionar adecuadamente los conflictos de interés. A la vez, la profesionalización de sus integrantes se profundizará, ya que se establece la obligación de capacitarse periódicamente. 

Por primera vez, los Órganos Internos de Control serán participantes con voz y voto y contarán con atribuciones para asesorar la atención de denuncias. Estas últimas contarán con un procedimiento detallado para su recepción e investigación, lo que permitirá hacer más efectivo y transparentar todo el proceso y la emisión de sus recomendaciones.

Aunado a ello, como autoridades preventivas, los Comités deberán atender las asesorías y consultas que reciban en materia de conflictos de interés, siempre en apego a un procedimiento especial en el que la Unidad de Ética Pública y Prevención de Conflictos de Intereses de la Función Pública, como área técnica y coordinadora a nivel federal en la materia, intervendrá directamente en su debida respuesta.

Finalmente, la coordinación de los Comités de Ética se fortalece con la obligación que tendrán de aplicar los mandatos que establezca la Secretaría de la Función Pública, toda vez que tendrá la facultad de supervisarlos, y en su caso, emitirles observaciones. Asimismo, la evaluación que la Función Pública realice anualmente al trabajo de los Comités de Ética será un ejercicio más transparente a partir de la definición objetiva de las acciones, reglas y plazos, entre otros elementos, que serán considerados.

Con esta acción, la Secretaría de la Función Pública sigue construyendo una nueva ética de servicio en la APF, basada en la probidad, la transparencia y la búsqueda del bienestar del pueblo.

Publicar un comentario

0 Comentarios