Banqueros participan en el Parlamento Abierto para analizar la minuta sobre Ley del Banxico

Banqueros participan en el Parlamento Abierto para analizar la minuta sobre Ley del Banxico

  • Disminuir riesgo de lavado de dinero, protección a identidad de migrantes e inclusión financiera, entre los temas abordados

Ciudad de México.- Durante el Parlamento Abierto de análisis a la minuta que reforma la Ley del Banco de México en materia de captación de divisas extranjeras en efectivo, representantes del sector bancario expresaron sus puntos de vista a las y los legisladoras.

Expusieron diversos temas como disminuir el riesgo de lavado de dinero, protección a identidad de emigrantes e inclusión financiera, entre otros.

En la Mesa 1 “Aspectos legislativos e impactos jurídicos”, el gobernador del Banco de México, Alejandro Díaz de León Carrillo, comentó que la reforma tiene por objeto fortalecer la economía de las familias mexicanas que reciben remesas en efectivo, generar un entorno más adecuado para la administración de los dólares y que estos pueden canjearse de manera legal y segura.  

Durante su exposición refirió que las remesas que recibe México del exterior crecieron 60 por ciento entre 2011 y 2019, de enero a noviembre de 2020 representaron 36 mil 946 millones de dólares que equivalen al 3.9 por ciento del Producto Interno Bruto. “La mayor parte de las remesas no son recibidas en efectivo, sino a través de transferencias electrónicas”. 

Apuntó que es clara la necesidad de mejorar la cobertura de servicios financieros en los puntos de entrada o de primer contacto de migrantes y de las localidades receptoras de remesas, ampliar la gama de servicios financieros y robustecer las relaciones de corresponsalía de la banca mexicana con entidades del exterior para fortalecer la exportación de moneda extranjera en efectivo. 

Señaló que con la adquisición de divisas en efectivo por parte del Banco de México, se debilita la disciplina con la que deben operar las instituciones financieras para acreditar la trazabilidad de los recursos que reciben y eleva el riesgo para el sistema financiero mexicano en general. “Darle el derecho a la banca de tercerizar sus exportaciones de moneda extranjera a través del Banco de México vulneraria su autonomía”, consideró. 

Asociación de Bancos de México

El presidente de la Asociación de Bancos de México (ABM), Luis Niño de Rivera Lajous, dijo que existe un problema de índole social en México en la compra de dólares en efectivo de trabajadores migrantes, de turistas y trabajadores del turismo que no tiene la posibilidad de cambiarlos en el mercado formal y en tipos de cambio competitivos. 

Explicó que el año pasado ingresaron siete mil 700 millones de dólares en efectivo divididos en dos apartados: el 67.5 por ciento de migrantes y el 32.5 de la industria del turismo. De ese total, mil 600 millones de dólares fueron cambiados a tipos de cambio inferiores a los del mercado formal.

Representantes del sector bancario

Fernando Rodríguez Antuña, director corporativo de Cumplimiento y Prevención de Operaciones de Lavado de Dinero y Financiamiento al Terrorismo de Scotiabank Inverlat, dijo que México cuenta con un marco regulatorio alineado a los estándares internacionales y evaluaciones de organismos, como el Grupo de Acción Financiera, con el propósito de prevenir el lavado de dinero y el financiamiento al terrorismo. 

Alberto Gómez Alcalá, director corporativo de Desarrollo Institucional, Estudios Económicos y Comunicación de Citibanamex, comentó que pensando en los migrantes hoy están disponibles cuentas de fácil apertura que requieren solo de información simplificada y sin la necesidad de trámites presenciales.

Carlos Rojo Macedo, presidente ejecutivo de la Asociación de Bancos de México, indicó que con la voluntad y el trabajo consensuado de todos los actores en ambos lados de la frontera, se pueden reforzar los lazos de corresponsalía. “Debemos hacer un énfasis grande en fortalecer la percepción sobre la disciplina que tienen en nuestro país, regulado y regulador, para la aplicación de todas las normas, regulaciones y mejores prácticas internacionales en esta materia”.

Participación de legisladoras y legisladores 

El senador Alejandro Armenta Mier (Morena), presidente de la Comisión de Hacienda y Crédito Púbico del Senado, explicó que la reforma propone establecer un mandato para que los montos de dólares en efectivo que no puedan ser repatriados a Estados Unidos sean comprados por el Banco de México y regule el procedimiento de compra al tipo de cambio vigente. 

Se busca ampliar y mejorar institucionalmente la relación y fortalecer el esfuerzo de los trabajadores mexicanos que se benefician del intercambio de dólares en efectivo. Consideró que la iniciativa no debe de ser vista como una cuestión técnica o monetaria, sino como un nuevo tipo de política cambiaria social. 

El diputado Carlos Alberto Puente Salas (PVEM), respecto al tema de lavado de dinero, dijo que el riesgo de tomar recursos ilícitos se tiene como autoridades y como instituciones financieras. Cuestionó si el Estado mexicano, en la figura del Banco de México, no tiene la capacidad de blindarlo.

El diputado coordinador del PAN, Juan Carlos Romero Hicks, dijo que quienes viven en la frontera buscan cómo estimular los envíos electrónicos; por ello, preguntó ¿cómo se pueden estimular más? Y ¿cómo se puede facilitar que el migrante cambie su dinero y evitar abusos?

El diputado Iván Arturo Pérez Negrón (Morena) dijo que no existe la intención de vulnerar las autonomías; lo que hay es “un ánimo de actuar con sentido de responsabilidad analizando de manera técnica todos los escenarios que pudiesen presentarse. La reforma busca atender una problemática existente y en términos de regulación tendremos que ser cuidadosos”.

También de Morena, el diputado Marco Antonio Medina Pérez pidió una mayor explicación sobre los mecanismos por los que los bancos ya revisan los dólares en efectivo y sobre lo que se está haciendo para evitar una intervención ilícita de actores delincuenciales en el sistema financiero.

De la misma bancada, la diputada María de los Ángeles Huerta del Río mencionó que la minuta considera diversos mecanismos que refuerzan las prácticas que se deben tomar en cuenta en las Instituciones bancarias para no aceptar dólares producto del lavado de dinero.

Del PRD, el diputado Antonio Ortega Martínez propuso desechar en sus términos la minuta. Llama la atención que una propuesta como la que viene en la minuta no haya tenido la sensibilidad de buscar el consenso, la opinión del Banco de México. No haber puesto con el Banxico este tema es un despropósito.

El senador Ovidio Salvador Peralta Suárez (Morena) dijo que se entiende la inquietud que origina la reforma. “Las instituciones bancarias nacionales podrían mejorar los costos de transacción por el cambio de dólares a pesos y de esta manera poder crear condiciones para un mejor servicio”. 

La diputada Maribel Aguilera Chairez (Morena) indicó que los más interesados en evitar el lavado de dinero son los legisladores, el Poder Ejecutivo y las instituciones bancarias. 

La diputada Cynthia Iliana López Castro (PRI) dijo que es necesario dar seguridad a los migrantes de que los dólares que envíen se podrán cambiar y así fortalecer las economías familiares y locales, y promover su inclusión financiera. Manifestó su preocupación respecto a la falta del sentido social de la iniciativa.

La senadora Nancy De la Sierra Arámburo (PT) dijo que la minuta no puede aprobarse en los términos actuales y planteó eliminar la obligación del Banco de México de adquirir billetes y monedas que no puedan repatriarse para incorporarlas a su reserva de activos internacionales. 

Respuestas del Gobernador del Banco de México y de la ABM

El gobernador del Banco de México, Alejandro Díaz de León Carrillo, dijo que una de las acciones concretas es tener un consejo donde estén representadas las diferentes instituciones y se identifique todo el circuito de la circulación de los dólares en efectivo, así como tener una base de datos que acompañe al migrante y que la cédula migrante les ayude a acercarse más a sus necesidades financieras, lo que sería de mucha utilidad. 

Sobre los envíos electrónicos, indicó que la identificación de los migrantes ayudaría a reconocerlos en cualquier parte del país, así como al momento de las operaciones, lo que permitiría que tengan mejores servicios financieros y condiciones.

Agregó que se debe tratar de convertir a los migrantes en clientes de las instituciones financieras y diseñar instrumentos, requisitos de identificación, autentificación y validación; “si hacemos esto, podemos contribuir a que tengan mejor cobertura y servicios para que no tengan que recurrir a mercados irregulares”. 

--“No es más que justicia elemental el tratar de pensar en cómo podemos contribuir de mejor manera a que funcione mejor ese circuito de dólares en efectivo de una manera que sea eficaz y certera”, indicó.

Por su parte, el presidente de la ABM, Luis Niño de Rivera refirió que no existe un tope para la repatriación de dólares de ninguna índole; lo que existe es un número de bancos que en México compran dólares en efectivo que tienen corresponsales bancarios en el exterior, algunos en Estados Unidos, Canadá y España, donde se exportan los dólares en efectivo y el límite está en función del tamaño de cada banco, del corresponsal bancario y la relación que tienen los dos.

Respecto a incluir al Banco del Bienestar en este proceso de compraventa de divisas, consideró que es una magnífica idea, sólo que, agregó, este Banco tendría que tener la infraestructura suficiente de tecnología, instalaciones físicas, personal capacitado, monitoreo y prevención de lavado de dinero.

Señaló que es un problema muy complejo porque los dólares en efectivo y su repatriación, particularmente a Estados Unidos, no es el único servicio de corresponsalía que tiene la banca; también está incluido el comercio internacional, el sistema de pagos internacional del banco y su clientela.

Alberto Gómez Alcalá mencionó que si más migrantes forman parte del sistema financiero será mejor, porque la transferencia pasaría por el canal de cambio de banco a banco y eso garantiza un tipo de cambio muy cercano al interbancario. “Lograr bancarizarlos sería una ruta muy clara de avance”.

Carlos Rojo Macedo mencionó que los bancos no tienen áreas que estén en contacto con los migrantes; sin embargo, la banca, en la manera en que facilita el crédito a la sociedad, lo que busca es elevar la calidad de vida de los mexicanos. Mencionó que es importante generar este grupo de trabajo con la contraparte en Estados Unidos, ya que, si no se atiende de manera conjunta, el problema va a seguir. 

Fernando Rodríguez Antuña puntualizó que sí se tiene un estado óptimo de regulación; sin embargo, seguiremos evolucionando el esquema regulatorio para cerrar todas las brechas y minimizar los riesgos. Comentó que los bancos mexicanos están sujetos a una supervisión permanente en los diferentes temas de riesgo a los que están expuestos y en el tema de prevención se hace una evaluación muy focalizada.

Publicar un comentario

0 Comentarios