Día Mundial de las Abejas

Una colmena de abejasPMA/Danil Usmanov

  • El 20 de mayo se celebra, el Día Mundial de las Abejas para recordar que muchas frutas y hortalizas dependen directa o indirectamente de la polinización que llevan a cabo estos insectos que están amenazados en muchas partes del mundo.

En el estado de Yucatán, en México, un grupo de mujeres mayas son las mayores productoras del mundo de la rara miel melipona, generada por unas abejas sin aguijón exclusiva de América Latina. Las 97 trabajadoras se organizaron en una cooperativa que cuenta con el apoyo de un fondo del Programa de las naciones Unidas para el Desarrollo.

Las Reinas de sus Colmenas

Una red de mujeres mayas produce la miel melipona y protege la biodiversidad en México

Historias del Programa de Pequeñas Donaciones del Fondo para el Medio Ambiente Mundial, PNUD

En el estado de Yucatán, México, un grupo de mujeres mayas son las mayores productoras del mundo de la rara miel melipona, producida por un género de abejas neotropicales sin aguijón exclusiva de América Latina. Las trabajadoras se organizaron en una red cooperativa para fortalecer sus capacidades y juntas enfrentar los retos de su emprendimiento como cuidadoras de estas abejas nativas.

--“Nosotras antes no teníamos mucho conocimiento de la meliponicultura. Hay muchas cosas que no sabíamos, pero, por medio de estas capacitaciones que hemos tomado, nos han ayudado bastante. Hemos cambiado de vida, pues antes solo éramos bordadoras. ¿Cuánto ganábamos [en aquel momento]? Muy poquito, no había más recursos. En cambio, ahora mi persona ha cambiado mucho”, comparte Doña Fany Argüelles Parra.

Doña Fany y otras 96 mujeres mayas forman parte de la red de la cooperativa Kuxtalil que representa a 12 unidades productivas en nueve localidades del estado de Yucatán ubicadas en los municipios de Maní, Dzan, Oxkutzcab, Teabo, Chacsinkín y Tekax.

La abeja melipona, o Xunán kab, por su nombre en maya, produce una miel con propiedades medicinales que se ha utilizado desde tiempos ancestrales en la cultura maya.

Don de Vida

“Las abejas nos han enseñado mucho, porque ellas siempre trabajan en equipo y logran grandes cosas. Esperamos que, uniéndonos a esta red, nosotras, como mujeres, podamos lograr juntas grandes cosas también”, comenta Julia Daniela Ku Tzuc desde el meliponario en Maní, Yucatán.

Como mujeres, muchas veces se han visto excluidas de oportunidades de desarrollo, así que parte del trabajo de la red ha sido implementar talleres de diversas temáticas, entre las que se encuentran el desarrollo humano, la producción, organización, comercialización y administración. Estos esfuerzos ayudan a fortalecer la capacidad, mantener la producción, reforzar la gestión y generar un reconocimiento entre las mujeres de que pueden actuar como agentes de cambio en sus comunidades.

“Kuxtalil en maya significa: don de vida. Al principio solo éramos amas de casa y esta red nos ha abierto el camino. Es una forma de ver el mundo diferente. Antes solamente cuidábamos a los niños, pero gracias a las capacitaciones – porque hasta de autoestima nos hablan – nos han hecho ver que las mujeres podemos lograr muchas cosas.” Julia Daniela Ku Tzuc

Abejas Preciosas

A diferencia de la abeja melífera clásica – Apis mellifera – las colmenas de la Melipona beecheii se trabajan en cajones o jobones, estructuras de troncos mayas tradicionales. Porque las abejas no tienen aguijón, los jobones pueden ser instalados cerca del hogar o en los solares. La presencia de las abejas aporta múltiples beneficios, desde el uso tradicional de la miel por sus propiedades medicinales, así como un importante potencial económico por su venta y exportación, ya que la miel de melipona tiene menos probabilidades de cristalizar que sus alternativas más conocidas.

“En lo personal, el principal beneficio es la independencia. Antes solo dependíamos económicamente de nuestros esposos, pero ahora dependemos de nosotras mismas y nuestros hijos de nosotras”: Lucelly Góngora Mis

La red de mujeres mayas que produce la miel melipona y protege la biodiversidad en México. Foto: © PNUD Mexico, PPD Mexico, Claudia Novelo Alpuche

La Miel Cura

Además de vender la miel a través de la marca Yaal-Kab, las mujeres desarrollan productos de higiene personal y belleza como: jabones, goteros, cremas corporales y faciales, y shampoos, entre otros derivados de la miel.

El objetivo de la marca es brindar oportunidades de comercialización a las unidades productivas, ya que uno de los principales obstáculos para vender la miel melipona o sus productos es la falta de acceso al mercado. Para ellas, establecer confianza con los clientes es una prioridad para hacer que esta miel de especialidad menos conocida sea económicamente viable.

Desde el 2018, el Programa de Pequeñas Donaciones (PPD) del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM), implementado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) apoya con materiales y equipo a la cooperativa para establecer centros de procesamiento que permitan garantizar una producción de calidad, para que las y los clientes puedan beneficiarse de las propiedades únicas de la miel, lo que a su vez conduce a la promoción de la conservación de la biodiversidad.

“Cuando empezamos, queríamos aprender todo sobre la abeja, pero era complicado por su costo elevado. Pero, gracias a que nos unimos a la red y nos capacitamos, obtuvimos ocho colmenas”: Saudy Moo Ortegón

La falta de familiaridad del consumidor con sus productos y los riesgos de la miel falsificada no son las únicas amenazas a las que se han enfrentado, pues la temporada de huracanes del 2020 en la Península de Yucatán, con sus tormentas tropicales y torrenciales lluvias, representó pérdidas temporarias para casi todas las integrantes de la red. Soila Aquino cuenta que, de las 56 cajas que tenían, tras las inundaciones solo pudieron rescatar 17, un revés significativo.

“Pero gracias al proyecto de recuperación y al apoyo del PPD hemos podido seguir adelante. Con capacitaciones aprendimos a dividir las colmenas y aprovechar completamente la miel, por lo que ahora contamos con 26 cajas. Ahora ya estamos preparadas y sabemos dónde poner las abejas en caso de que venga una tormenta, para evitar los posibles daños”: Soila Aquino

Teresita de Jesús Hau Jiménez abriendo una caja con una colmena de abejas meliponas sin aguijón. Foto: © PNUD Mexico, PPD Mexico, Claudia Novelo Alpuche

Polinizando el Cambio

El PPD del FMAM en México impulsa la apicultura y la meliponicultura con un enfoque integral que incluye la promoción de la conservación de la biodiversidad en el paisaje que provee el néctar y el polen: la selva maya.

Durante 26 años, ha financiado una red de 76 proyectos de apicultura con visión de territorio, mediante estrategias que son diseñadas por las propias comunidades y promueven el aprendizaje mutuo y la ampliación. Para la apicultura, se apoya el manejo orgánico y el comercio justo con el fin de generar beneficios ambientales y para los medios de vida.

En el caso de la meliponicultura, el apoyo a este sector permite ofrecer nuevas oportunidades económicas a más de 300 mujeres y hombres, al tiempo que se rescata una especie amenazada por la degradación ambiental y la deforestación. En ambos sectores, el PPD impulsa también cadenas de valor justas, que permiten conectar las y los productores con consumidores responsables.

Los productos de la marca Yaal-Kab son el resultado del trabajo de más de 90 mujeres empoderadas que, en su búsqueda por la independencia económica, han logrado establecer una relación simbiótica con el medio ambiente.

Estas abejas no solo benefician a sus protectoras directamente, sino que también representan mejores cultivos para las localidades donde se encuentran los meliponarios, ya que el pecoreo de las abejas promueve la diversidad entre las plantas y mejora la calidad de los frutos. A cambio, las mujeres proporcionan un hábitat clave y protección para las raras abejas nativas.

Publicar un comentario

0 Comentarios