La OMS aprueba la vacuna china contra el COVID-19 Sinopharm para uso de emergencia

Un hombre recibe la vacuna COVID-19 en Macau,China.Macau Photo Agency

  • Con esta ya son seis las vacunas aprobadas por la agencia para la salud de la ONU, que recomienda administrar  Sinopharm a mayores de 18 años en dos dosis con una separación de tres a cuatro semanas. Su eficacia para prevenir los síntomas de la enfermedad y las hospitalizaciones se estima en un 79% y sus fáciles requisitos de almacenamiento la hacen muy adecuada para entornos de bajos recursos.

Ginebra.- La Organización Mundial de la Salud ha incluido en su listado de uso de emergencia la vacuna china Sinopharm contra el COVID-19, anunciaron este viernes los responsables de la agencia de la ONU.

“Esto amplía la lista de vacunas que COVAX* puede comprar y les da a los países la confianza para acelerar su propia aprobación regulatoria y para importar y administrar una vacuna”, dijo el director general de la Organización, el doctor Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Es la primera vacuna que llevará un monitor de vial de vacuna, una pequeña etiqueta en los frascos de la vacuna que cambia de color a medida que ésta se expone al calor.

Por su parte, la doctora Mariângela Simão, subdirectora general de Acceso a Productos Sanitarios de la OMS, explicó que “la adición de esta vacuna tiene el potencial de acelerar rápidamente el acceso a la vacuna COVID-19 para los países que buscan proteger a los trabajadores de la salud y las poblaciones en riesgo”.

Se trata de la sexta vacuna que recibe la validación de la agencia de la ONU por su “seguridad y eficacia”, tras haber aprobado anteriormente las de Moderna, Jonhson y Jonhson, Pfizer-BioNTech, AstraZeneca y Serum Institute of India.

Eficacia del 79% y fácil de almacenar

La vacuna Sinopharm es producida por el Beijing Bio-Institute of Biological Products, subsidiario del Grupo China National Biotec (CNBG).

Sinopharm pertenece al tipo de las vacuna inactivada, también llamadas vacunas muertas, es decir que contienen un cultivo del virus pero no pueden producir la enfermedad, llamada Vacuna SARS-CoV-2. Sus fáciles requisitos de almacenamiento la hacen muy adecuado para entornos de bajos recursos.

También es la primera vacuna que llevará un monitor de vial de vacuna, una pequeña etiqueta en los frascos de la vacuna que cambia de color a medida que ésta e expone al calor, lo que permite a los trabajadores de la salud saber si se puede usar de manera segura.

El grupo de expertos que asesora a la Organización Mundial de la Salud sobre las vacunas, conocido por sus siglas en inglés como SAGE, recomienda su uso para mayores de 18 años, aplicando dos dosis con una separación de tres a cuatro semanas. La eficacia de la vacuna para prevenir síntomas y hospitalizaciones se estima en un 79%.

La OMS asegura que los datos para mayores de 60 años son “escasos”, pero no hay motivos para pensar que funcionaría “de forma diferente” o que sea menos eficaz.

“Animamos al fabricante y las autoridades nacionales hagan un seguimiento sobre seguridad y eficacia especialmente entre los mayores de 60 años, para los que tenemos poca información; personas con comorbilidades, que son uno de los grupos que más riesgo tiene de morir ; y por supuesto embarazadas, para las que no hay información”, dijo Alejandro Cravioto, el presidente del grupo asesor.

“Cuando tengamos más información, revisaremos las recomendaciones, pero por ahora no hay razón para no recomendarla para todos los mayores de 18 años”, agregó.

La OMS asegura que el fabricante de Sinopharm está evaluando el número de dosis que será capaz de producir, pero añadió que “está intentando producir una cantidad muy sustancial para ayudar con la respuesta global” contra la pandemia.

La Organización urge al fabricante a que, superado el requisito previo de la autorización, “participe en la iniciativa COVAX para contribuir al objetivo de una distribución más equitativa de las vacunas”.

*COVAX es parte de un esfuerzo global sin precedentes para suministrar vacunas para al menos el 20% de la población de cada país participante durante 2021, con el fin de proteger a las personas en mayor riesgo de presentar formas graves de COVID-19 y salvar vidas. En América, 36 países recibirán vacunas a través del Mecanismo COVAX, de los cuales 26 lo harán con financiamiento propio y diez lo harán sin costo.

El Fondo Rotatorio de la Organización Panamericana para la Salud es el mecanismo designado por COVAX para adquirir las vacunas en nombre de los países de la región.

COVAX está codirigido por Gavi, la Alianza para las Vacunas, la Organización Mundial de la Salud y la Coalición para las Innovaciones en la Preparación ante las Epidemias (CEPI), y trabaja en asociación con UNICEF, el Fondo Rotatorio de la OPS, así como con el Banco Mundial, organizaciones de la sociedad civil, fabricantes y otros.

Publicar un comentario

0 Comentarios