• Pescadores de 35 municipios, de los cuales 15 son localidades costeras y 10 de influencia pesquera.
Ciudad de México.- Con motivo de la veda del pez Mero, decretada por la federación para el cuidado de la especie, miles de pescadores en la Península de Yucatán van a quedar sin empleo durante dos meses. 

Ante esto, el Grupo Parlamentario del PRI, en apoyo de su economía, demandó a la Secretaría de  Agricultura y Desarrollo Rural, diseñe  un programa incluyente y con perspectiva de género, que evite que los ingresos de los pescadores se vean afectados, ya que la prohibición entra en vigor en febrero y se prolonga hasta el 31 de marzo.

Las diputadas federales, Dulce María Sauri Riancho y María Ester Alonso presentaron ante la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, un Punto de Acuerdo, para que el Gobierno federal actúe, incluso, retome la experiencia del Programa Sembrando Vida en solidaridad con la pesquería de 35 municipios, de los cuales 15 son localidades costeras y 10 de influencia pesquera.

La pesca del Mero es de gran relevancia social y económica y Yucatán contribuye con el mayor volumen de captura, con el 70 por ciento de la producción nacional.

La diputada Sara Rocha Medina dio lectura al exhorto de las legisladoras priistas por el estado de Yucatán y expuso que  implementar un programa especial y urgente que se podría denominar “Sembrando vida en el mar”, daría certidumbre a miles de familias cuya única fuente de ingresos es la pesca.

“Estas mujeres y hombres presentan serias condiciones de vulnerabilidad social, se encuentran en pobreza, en desigualdad, sobre todo salud precaria y muchas fueron víctimas de violencia en todas sus expresiones, y con lo único que cuentan es con un trabajo para sacar adelante a sus hijos y ese es la pesca”, expuso Rocha Medina.

En el caso de las mujeres, puntualizó, son más mil las que dependen de esta actividad económica y el Partido Revolucionario Institucional, en esta Legislatura de la Paridad de Género, está comprometido con el empoderamiento de las jefas de familia, “porque sabemos que si las mujeres progresan y se estabilizan económicamente, esto tiene repercusión positiva a todos los miembros y a todo el entorno que las rodea”, concluyó.

Con motivo de la veda del pez Mero, decretada por la federación para el cuidado de la especie, miles de pescadores en la Península de Yucatán van a quedar sin empleo durante dos meses.

Publicar un comentario

Author Name

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.