Construirán otro edificio para Centro de Salud en Santa Elena por socavón que dañó la estructura del actual

  • Evalúa la coordinadora Nacional de Protección Civil (CNPC), Laura Velázquez Alzúa, los daños ocasionados por Cristobal en 75 municipios

Mérida, Yucatán.- Con el fin de dar seguimiento a las acciones de recuperación por los daños ocasionados por las pasadas lluvias provocadas por la Tormenta Tropical Cristobal, la coordinadora Nacional de Protección Civil (CNPC), Laura Velázquez Alzúa, realizó un recorrido de supervisión en las zonas afectadas, entre ellos el socavón frente al Centro de Salud de Santa Elena. Las autoridades acordaron construir otro edificio.

Acompañada del titular de Procivy, Enrique Alcocer Basto, de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), Roger Torres Peniche, y del secretario de Salud, Mauricio Sauri Vivas, conoció los daños en los cimientos y la estructura del inmueble por lo que está en condiciones de riesgo por peligro de derrumbe.

Ante ello manifestó su disposición de agilizar, conforme a sus atribuciones, los recursos necesarios del Fondo de Desastres Naturales (Fonden) para la reubicación y construcción del centro.

Más adelante, visitó junto con el alcalde Luis Alberto Sansores los detalles del terreno otorgado por el Ayuntamiento para dicha obra el cual se ubicaría en un terreno de casi tres mil metros cuadrados en las afueras de la cabecera municipal.

La funcionaria también estuvo en la comisaría Manuel Cepeda Peraza, deTekax, para verificar y los daños por las pasadas lluvias, recorrido donde se entrevistó con las familias afectadas.




En Oxkutzcab, acompañada por el alcalde Raúl Romero Chel, la funcionaria federal manifestó su interés de colaborar para dar respuesta a las necesidades más urgentes, al conocer los daños causados por el evento ciclónico de principios de junio pasado.

Velázquez Alzúa y las autoridades estatales escucharon de la gente de dicha comisaría que las torrenciales lluvias provocaron caudales de agua que inundaron sus viviendas y huertos, además de que arrasaron con sus animales y cosechas de maíz, entre otros productos.

Asimismo, constataron las pérdidas materiales en los domicilios, así como la destrucción de los caminos de acceso a la comunidad de Yaxhachén, que cuenta con tres mil habitantes y que, anteriormente, fue dañada por los huracanes “Isidoro”, en 2002, y Wilma, en 2005.

De esta manera la funcionaria reconoció los severos daños y perjuicios en los 75 municipios del estado que fueron declarados formalmente como zona de desastres.

En el recorrido, diversas familias solicitaron la reconstrucción de sus caminos, apoyos para adultos mayores y personas con discapacidad, y proyectos de mejoramiento de vivienda para concretar pisos y baños.

Luego de escuchar los testimonios de la comunidad de mayahablantes, la titular de la CNPC hizo patente su compromiso de estrechar la coordinación con las autoridades estatales, a fin de tomar las decisiones y medidas de ayuda que competen al Gobierno de México.

Publicar un comentario

0 Comentarios