Ponen siete condiciones para liberar el edificio de la CNDH; Rosario Piedra llama al diálogo

  • Invitamos a las representantes de esta lucha a iniciar cuanto antes a un diálogo constructivo y respetuoso, al que podrían sumarse representantes del gobierno federal, propone el organismo

Ciudad de México.- Los colectivos “Feministas Frente Nacional Ni una Menos México” y “Aequus, Promoción y Defensa de los Derechos Humanos”, que tienen tomadas las instalaciones de la CNDH en el Centro Histórico de la Ciudad de México, pusieron siete condiciones para liberar el edificio.

Se trata de 7 peticiones, solicitando diversas acciones gubernamentales en apoyo
de las mujeres: servicios médicos y acceso a medicamentos; entrega de despensas;
programa de empleo; subsidio para la Alerta de Violencia de Género a siete estados de la República; el retiro de la campaña “Cuenta hasta Diez”, y poner fin al discurso de descalificación del movimiento feminista.

La CNDH señaló que sobre estas dos últimas, hace meses emitió exhortos y recomendaciones, derivándose de ellas la eliminación de la Campaña “Cuenta hasta Diez” por parte del gobierno federal.

Las integrantes de los colectivos están apoyando a Marcela Alemán y su esposo, padres de Lya víctima de abuso sexual infantil.

--“A mi hija de 4 años las maestras la sacaban del colegio para estar en relaciones sexuales de adultos, con hombres y mujeres (…) Ya no tengo vida desde ese día, tengo amigas en la misma situación que yo y estamos decididas a quedarnos hasta tener justicia”, aseveró.

El abuso sexual ocurrió en 2017 en el colegio Luis Gonzaga Urbina, ubicada en Rioverde, San Luis Potosí.

A su vez Silvia Castillo, madre de Alan Albarrán, asesinado en 2019, expuso que lo único que busca es justicia.

--“A nueve meses del asesinato de mi hijo me reuní con todo el gabinete, con Sánchez Cordero, con Alejandro Encinas, con Durazo, fueron una burla”, enfatizó.

Este sábado la CNDH hizo un llamado al diálogo y a la construcción de soluciones.

Mediante un comunicado recordó que Eel día 2 de septiembre la presidenta de la CNDH, Rosario Piedra Ibarra, atendió una petición de audiencia de 18 personas víctimas de diversas violaciones a derechos humanos, que permanecen en plantón en las instalaciones de la CEAV. Se dialogó ampliamente con cada una de ellas, y a ese diálogo se sumó la directora general de la CEAV, quien personalmente se presentó en las instalaciones de Cuba 60, y el subsecretario de Derechos Humanos de la SEGOB, Alejandro Encinas, quien
recibió a una de las víctimas la mañana siguiente y programó audiencia con el resto,
de manera que se trazó una ruta para atender sus peticiones.

Tres víctimas del grupo decidieron quedarse en las instalaciones hasta en tanto no
se cumplían sus demandas, por lo cual, se hicieron gestiones ante la Comisión
Estatal de Derechos Humanos y la CEAV de San Luis Potosí, coadyuvando para
acelerar la solución de lo que pedían, y asegurándoles su residencia provisional en
un hotel de la Ciudad.

El jueves pasado los colectivos denominados “Frente Nacional Ni una Menos
México” y “Aequuus, Promoción y Defensa de los Derechos Humanos” se
apersonaron en las inmediaciones de las oficinas de Cuba 60, y se posesionaron
de ellas, entregando en ese momento un pliego petitorio dirigido al gobierno federal.

Consciente de su papel en esta hora y de su responsabilidad ante el pueblo
mexicano, la CNDH ha estado buscando el diálogo con ellas y ellos, sin resultados
hasta el día de hoy, por lo que reiteramos nuestra disposición, e invitamos a las
representantes de esta lucha a iniciar cuanto antes a un diálogo constructivo y
respetuoso, al que podrían sumarse representantes del gobierno federal, para
encontrar juntos los mejores caminos de solución.

Se trata de 7 peticiones, solicitando diversas acciones gubernamentales en apoyo
de las mujeres: servicios médicos y acceso a medicamentos, entrega de despensas,
programa de empleo, subsidio para la Alerta de Violencia de Género a siete estados
de la República, el retiro de la campaña “Cuenta hasta Diez”, poner fin al discurso
de descalificación del movimiento feminista, peticiones, estas dos últimas, sobre las
que la CNDH hace meses emitió exhortos y recomendaciones, derivándose de ellas
la eliminación de la Campaña “Cuenta hasta Diez” por parte del gobierno federal.

Independientemente del Pliego anterior, nos hemos enterado por algunos medios
que, quienes ocupan las instalaciones de Cuba 60, demandan una Recomendación
General contra la violencia Feminicida, que de hecho ya se estaba trabajando, y
será emitida en breve.

Reconocemos que la violencia de género y la violencia feminicida son realidades
que ameritan soluciones urgentes y contundentes.

Reivindicamos el derecho a la protesta como un medio legítimo de obtención de
conquistas sociales, y como tal, también creemos en el diálogo como vía razonada
para lograr soluciones.

Compañeras y compañeros ocupantes:

NOSOTROS NO SOMOS EL ENEMIGO A VENCER. SOMOS SUS ALIADOS.

Desde que asumió la presidencia Rosario Piedra Ibarra anunció que las puertas de
la CNDH se abrían para todas y todos. Así ha sido, y así seguirá siendo. Porque
creemos en el pueblo, y porque mil veces preferible correr el riesgo de que pasen
cosas como estas, la toma de instalaciones, que regresar a las instituciones de
fachada, que aparentemente “servían al pueblo”, pero que siempre permanecieron
cerradas al pueblo.

Sólo un atento llamado a la conciencia: decirles que esas instalaciones, hoy
clausuradas, no son oficinas burocráticas, son centros de recepción y atención de
quejas para defender los derechos humanos de todas y todos, y que estamos en un
esfuerzo para hacerlo con más eficacia, sin dilaciones ni pretextos. Es decir, que
estamos trabajando por mejorar la capacidad de respuesta de la CNDH para mejor
defender al pueblo, y esperamos su comprensión y apoyo, como sin duda lo tendrán
de nuestra parte, para seguirlo haciendo.

La CNDH reitera su posición para cumplir con su función constitucional de defensa
de las víctimas, y también su disposición para ser vehículo y acelerador para
encontrar soluciones que, si bien pueden no caer directamente en su esfera de
responsabilidad, es obligado construir entre todos para que esta hora sea de
avances, y no de retrocesos.

Publicar un comentario

0 Comentarios