El Congreso del Estado arrastra deuda con comunidad LGBT+

El Congreso del Estado arrastra deuda con comunidad LGBT+

Mérida, Yucatán.– La diputada Milagros Romero Bastarrachea, reconoció que la LXII Legislatura del Congreso del Estado tiene una deuda histórica con las personas de la comunidad LGBT+, pues no se ha podido garantizar el pleno respeto a sus derechos humanos y aún hay desconcierto sobre la aprobación del matrimonio igualitario.

Durante su intervención en la sesión de pleno, recordó que en dos ocasiones (abril y julio, 2019) de manera secreta, la mayoría de sus compañeras y compañeros de distintos partidos se opusieron a actualizar la legislación conforme a los tiempos, y con ello impidieron innovaciones en materia de igualdad. 

“No permitamos ser vergüenza nacional de nuevo, dos veces ya lo fuimos, ahora la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) está a punto de obligarnos a hacer algo que por nuestra decisión debimos hacer desde un inicio, no hay para donde, los derechos humanos como su nombre lo dice son igual para todos sin importar nada ni nadie”, comentó.

En ese sentido, preguntó a las y los demás legisladores si están esperando a que llegue otra legislatura para que cumplan con el trabajo que debieron hacer. 

“Para eso nos eligieron, para representar y ser porta voces de los que no son escuchados, dejemos de hacer vulnerables a los grupos sociales, démosle satisfacción pero sobre todo seamos empáticos y otorguémosle sus derechos que de una u otra forma les corresponde”, indicó.

Recordó que en Yucatán hay dos “barreras” que impiden las uniones legales entre personas del mismo sexo, la primera es el Código Civil, y la segunda, la Constitución Política del Estado. En ambos casos, señalan que los matrimonios tienen como fin la procreación y deben ser entre un hombre y una mujer. 

Romero Bastarrachea, subrayó que este candado fue puesto por la ex gobernadora de Yucatán, quien durante su mandato puso más seguros. 

“Para culminar, quiero recalcar que este gran pendiente no lo podemos dejar inconcluso, dejemos las bases al respeto y la inclusión, pero sobre todo disminuyamos la brecha de discriminación, ya que como mencioné, el matrimonio igualitario no es un capricho, es un derecho el cual tiene y debe de ser reconocido”. 

“No podemos seguir discriminando, ni seguir usando a estos grupos en las campañas con fines electorales, y que cuando llegan al Congreso del Estado, se les olvida velar por sus derechos”, finalizó.

Publicar un comentario

0 Comentarios