La compositora Maru Boeta Zapata, está enferma de coronavirus

Mérida, Yucatán.- La compositora yucateca Maru Boeta Zapata, con 31 años de trayectoria artística, está enferma de coronavirus, confirmó en su cuenta de redes el poeta, compositor, dramaturgo, promotor cultural e investigador emérito de la música yucateca, Luis Pérez Sabido.

--“Oremos por la salud de la compositora Maru Boeta”, invitó el Investigador Emérito en el Centro de investigaciones Artísticas de la ESAY a través de “Sólo tú Padre Santo”

Maru Boeta es sobrina de la compositora y actriz Ofelia Zapata “Petrona”.

Por varios años y hasta el 2012 fue coordinadora de los eventos artísticos de “El Jardín de la Trova”, creado por el compositor Luis Felipe Castillo. Se ha presentado en numerosos espectáculos musicales en los Teatros “José Peón Contreras”, “Daniel Ayala” y el Mérida (hoy “Armando Manzanero”).

En su quehacer ha grabado cuatro discos compactos que incluyen temas de su autoría como “Que me diste amor” (su primer bolero), “Así te amo”, “Cuando el amor acaba” y “Como duele”. Varias de sus canciones llevan versos de conocidos poetas como Beatriz Eugenia, Manuel Montes de Oca y Pérez Sabido.

En 2004 es invitada por Luis Pérez Sabido a formar parte de la Sociedad Artística “Ricardo Palmerín”.

Es creadora y productora del espectáculo Revista Musical Yucateca que dirige los primeros años en el auditorio del Centro Cultural Olimpo y después en el Teatro “Daniel Ayala”.

Produjo también “Disculpe Usted”, en 2009 con arreglos y dirección musical de José Marrufo Mena, donde mantiene el estilo romántico que caracteriza a la cantante.

SÓLO TÚ, PADRE SANTO.
Por Luis Pérez Sabido

Oremos por la salud de la
compositora Maru Boeta

He llorado en silencio
con un llanto profundo
los designios del cielo
que no logro entender
y he implorado a Dios Padre
que se apiade del mundo
y nos libre de males
que nos hacen caer.

Como seres humanos
somos tan vulnerables
que un azote inclemente
nos destruye sin ver
y nos hace sentirnos
indefensos, cobardes
ante el virus que nadie
pudo nunca prever.

Sólo tú, Padre Santo,
con poderes divinos
puedes frenar la ira
de este azote feraz
y encausar nuestra angustia
por el recto camino
para hallar nuevas formas
de una vida de paz.

Mérida, junio 22 de 2020

Publicar un comentario

0 Comentarios