Pide Verónica Juárez garantizar derechos político-electorales de personas con discapacidades

coordinadora del Grupo Parlamentario del PRD, Verónica Juárez Piña
  • El derecho de ser votado implica la aceptación y reconocimiento de la humanidad de la persona con discapacidad, señala la diputada del PRD

Ciudad de México.-  La coordinadora del Grupo Parlamentario del PRD, Verónica Juárez Piña, llamó a los congresos federales y locales a coordinarse para garantizar el derecho al acceso a la justicia, el derecho a voto y la participación plena y efectiva en la vida pública de las personas con discapacidades.

“Se deben de asegurar condiciones que garanticen los derechos de las personas con diversas discapacidades”, externó en un comunicado, en el que informó de su participación en la presentación virtual de la "Guía para la inclusión de personas con discapacidad" escrita por Carmen Carreón, magistrada de la Sala Regional Especializada del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

Juárez Piña reconoció el trabajo hecho por la magistrada para visibilizar esta problemática de dicho sector de la población y señaló la pertinencia de expedir una ley especial para garantizar los derechos de las personas con cada una de las discapacidades, o de abordarlas de manera integral desde el ámbito legislativo.

“¿Es suficiente la legislación vigente para garantizar los derechos de las personas con discapacidad? ¿Hacia dónde necesitamos avanzar para que legislativamente las personas con discapacidad gocen de todos los derechos? ¿Es necesaria la protección paternalista del Estado o necesitamos políticas que superen los atavismos sociales e integren a las personas con discapacidad a la colectividad?”, preguntó.

Asimismo, la legisladora federal por Jalisco enfatizó que el derecho que representa un reto mayor para las fuerzas políticas es el derecho de ser votado, ya que este implica no sólo la aceptación y reconocimiento de la humanidad de la persona con discapacidad, sino también su valoración en condiciones de igualdad política, lo cual constituye en sí mismo un cambio de paradigma en las relaciones políticas.

Refirió que el modelo social de la discapacidad elaborado en 1976 introdujo la concepción de la discapacidad como resultado de la acción social que restringe las actividades de las personas con alguna deficiencia, y el cual la autora señala que está centrado en la eliminación o transformación de las barreras físicas, sociales y culturales que impiden su participación plena en igualdad de condiciones con los demás. Además, la ONU retomó ese enfoque para la elaboración de la Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad.

“Cabe señalar que, de los cuatro tipos de discapacidad, el que es menos entendido porque es visualmente menos evidente, es el de la discapacidad mental o psicosocial, aunque no por ello es menos frecuente. Incluso, podemos señalar que muchas de las condiciones que la autora señala, aún son consideradas como trastornos psicológicos y no como deficiencias mentales que conducen a la persona a la discapacidad o, peor aún, se consideran como condiciones inherentes a las personas”, comentó.

Finalmente, la parlamentaria apuntó que si bien la inclusión de las personas con discapacidad es una constante en el discurso político, se debe reconocer que comprensión generalizada del problema resulta muy básica, y se debe seguir trabajando para que las personas con discapacidades gocen de todos sus derechos económicos, sociales, culturales y políticos.

Publicar un comentario

0 Comentarios