"El Cubrebocas Viajero", singular concurso para promover buenas prácticas sanitarias y el arte local en Maní

El Cubrebocas Viajero: Guillermina Zapata, primer lugar ($2,500) Facebook

  • Resultan ganadoras Guillermina Zapata, primer lugar ($2,500); Gloria Interián, segundo lugar ($1,500); y, Esperanza Pat, tercer lugar ($1,000), respectivamente

Maní, Yucatán.- Con la participación de 20 artesanas y artesanos de Maní y Tipikal se realizó el Concurso de Elaboración y Bordado de Cubrebocas “El cubrebocas viajero” organizado por la asociación civil "Maní Yah" y la Dirección de Cultura y Turismo del Ayuntamiento de Maní, en la que resultaron ganadoras Guillermina Zapata con el primer lugar, Gloria Interián con el segundo lugar y Esperanza Pat con el tercer lugar.

Todos los participantes realizaron las prendas con temáticas alusivas a la historia y tradiciones del Pueblo Mágico, informó el municipio.

Algunos de los principales objetivos de este concurso, además de impulsar el uso del cubrebocas, son el rescate y difusión de las diferentes técnicas de bordado a mano y la reactivación económica local a través de la comercialización de estas piezas.

Los cubrebocas participantes tienen una identidad cultural pues cada uno de los diseños cuentan historias únicas del municipio a través de motivos como la flora, fauna, leyendas y lugares emblemáticos-

El Cubrebocas Viajero: Gloria Interián, segundo lugar ($1,500). Facebook

El Cubrebocas Viajero: Esperanza Pat, tercer lugar ($1,000). Facebook




En el evento Participaron las representantes de "Maní Yah", Minelia Yah y Denice Magaña; el director de Cultura y Turismo, Yoshua Valle; el jurado calificador estuvo integrado por el diseñador, Miguel Loeza Carrillo; el sastre, Rolando Yah Poot; y, Ermilo López Balam, representante del INDEMAYA.

Los premios otorgados por el Ayuntamiento fueron de $ 2,500, $1,500 y $1000 para los 3 primeros lugares respectivamente.

Sin duda a pesar de los tiempos difíciles que estamos atravesando debemos seguir difundiendo las buenas prácticas sanitarias y el arte local, concluye.

Publicar un comentario

0 Comentarios