Renán Barrera, dos administraciones, sin política pública y visión de mediano y largo plazo para Mérida

Renán Barrera, dos administraciones, sin política pública y visión de mediano y largo plazo para Mérida

  • La regidora Ana Gabriela Aguilar asevera que las tan criticadas luminarias y el paso a desnivel “únicamente han sido banderas políticas”
  • Cuestiona severamente las promesas: ¿Dónde se encuentran los 11 centros nutricionales orientados a combatir la diabetes infantil?

Mérida, Yucatán.. Durante la sesión del cabildo meridano para aprobar la licencia de Renán Barrera Concha, quien busca la reelección, la regidora Ana Gabriela Aguilar cuestionó los resultados de sus primeras dos administraciones al frente del Ayuntamiento de Mérida.

--“Lo que no me resulta congruente y sí impensable es cómo ambicionar ser de nueva cuenta alcalde, si se carece de una política pública y una visión de mediano y largo plazo en el diseño de la ciudad, de nuestra Blanca Mérida”, expresó la coordinadora de los regidores priistas en el cabildo meridano.

Baste ver las construcciones que sin una planeación urbana eficiente, se están permitiendo crezcan hacia las alturas sobre todo en el norte de la ciudad; o los habitantes de los fraccionamientos que no han podido municipalizar; si la prestación de servicios públicos y las decisiones no han favorecido a todos por igual; si las decisiones en este cabildo son “mayoriteadas”; si se deja a un lado la legalidad y se anteponen intereses de muy pocos; si el gasto público se ejerce sin considerar prioridades y la rendición de cuentas se convierte en mero discurso”, dijo

--“Las tan criticadas luminarias que fueron puestas por un gobierno diferente al que se encuentra ahora y el paso a desnivel, que han generado costos incalculables, únicamente han sido banderas políticas que han pretendido imponernos como una herencia, cuando en realidad ha sido la falta de capacidad y gestión para en su caso, brindar soluciones, y cumplir con las promesas que se hicieron en campaña como la energía limpia al 100% y que en todo caso, es su encargo señor alcalde, el que ha dejado una deuda cercana a los $700 millones que tenemos las y los meridanos.

El paso a desnivel se sigue enarbolando como un “error” antepasado, pero no es así, son sus omisiones y falta de voluntad, la causa del abandono no solo el paso vehicular sino toda la infraestructura de la zona que se encuentra en total abandono. Y de promesas…

¿Dónde se encuentran los 11 centros nutricionales orientados a combatir la diabetes infantil? La política de plantar árboles se basa en la deforestación de los plantados y en la esperanza de vida de los nuevos; ¿dónde está la creación de un hospital veterinario público? ¿Las becas para estudiantes en el extranjero? Y las ¿guarderías de tiempo completo? ¿el centro integral contra la violencia?, ¿mercados ejemplares, como centros modernos?, cuestionó.

Intervención de la regidora Ana Gabriela Aguilar.

El día de hoy y ante la solicitud de licencia indefinida del Lic. Renán Barrera, quiero hacer partícipe que me será grato votar a favor, y lo resalto porque, a pesar de no ser una obligación legal, siendo el depositario el órgano ejecutivo y político del Ayuntamiento, quien dirige el funcionamiento de la Administración Pública Municipal y los recursos del municipio, solicitar la licencia, es un acto y decisión que debemos aprobar, por la ética que representa ante las aspiraciones de contender nuevamente y por tercera vez, al cargo público como primer regidor del Ayuntamiento de Mérida.

Ya que su permanencia pudiera ser motivo de inequidad, imparcialidad, promoción indebida de su imagen o motivo de un condicionamiento que, a pesar de no ser intencionado, no brinde certeza a la contienda electoral que tendremos el próximo 6 de junio.

No obstante lo anterior, también es importante mencionar que lo que no me resulta congruente y sí impensable, es como ambicionar ser de nueva cuenta alcalde, si se carece de una política pública y una visión de mediano y largo plazo en el diseño de la ciudad, de nuestra Blanca Mérida, baste ver las construcciones que sin una planeación urbana eficiente, se están permitiendo crezcan hacia las alturas sobre todo en el norte de la ciudad; o los habitantes de los fraccionamientos que no han podido municipalizar,  si la prestación de servicios públicos y las decisiones no han favorecido a todos por igual; si las decisiones en este cabildo son “mayoriteadas”; si se deja a un lado la legalidad y se anteponen intereses de muy pocos; si el gasto público se ejerce sin considerar prioridades y la rendición de cuentas se convierte en mero discurso.

Afirmaciones no solo basadas en mi experiencia como regidora de este gobierno municipal, en las que he alzado la voz, pero no tuve mayor eco que en la oposición… afirmaciones que se sustentan en argumentos que desde la sociedad civil reclaman ¡RESULTADOS!

Un ejercicio de evaluación del colectivo ¡YA BASTA! publicado por diversos medios hace tan solo unos días, dejó en evidencia incumplimientos por parte de este Ayuntamiento, quienes basándose en las promesas de campaña y de la agenda ciudadana firmada por nuestro aún alcalde, se cuestionó la eficacia de promesas de campaña como: Mérida iluminada al 100% con energía limpia, Pavimentación al 100% dentro del Anillo Periférico y Tu casa segura.

Las tan criticadas luminarias que fueron puestas por un gobierno diferente al que se encuentra ahora y el paso a desnivel, que han generado costos incalculables, únicamente han sido banderas políticas que han pretendido imponernos como una herencia, cuando en realidad ha sido la falta de capacidad y gestión para en su caso, brindar soluciones, y cumplir con las promesas que se hicieron en campaña como la energía limpia al 100% y que en todo caso, es su encargo señor alcalde, el que ha dejado una deuda cercana a los $700 millones que tenemos las y los meridanos.

El paso a desnivel se sigue enarbolando como un “error” antepasado, pero no es así, son sus omisiones y falta de voluntad, la causa del abandono no solo el paso vehicular sino toda la infraestructura de la zona que se encuentra en total abandono.

Y de promesas…

¿Dónde se encuentran los 11 centros nutricionales orientados a combatir la diabetes infantil? La política de plantar árboles se basa en la deforestación de los plantados y en la esperanza de vida de los nuevos; ¿dónde está la creación de un hospital veterinario público? ¿Las becas para estudiantes en el extranjero? Y las ¿guarderías de tiempo completo? ¿el centro integral contra la violencia?, ¿mercados ejemplares, como centros modernos?

Sabemos de la pandemia del covid-19, de sus consecuencias y de las modificaciones al Plan Municipal de Desarrollo que en ningún momento se enfocó al cumplimiento de lo antes mencionado, pero hoy por hoy la pandemia no es justificación para brindar condonaciones del predial a los desarrollos verticales o para seguir gastando en carnavales. La ciudadanía vive los momentos más difíciles de la historia moderna, reclama de sus políticos la verdad, busca en los políticos la capacidad y talento. Los diamantes se hacen bajo presión extrema.

Lo ético es pedir licencia ante el puesto que contiende señor alcalde, lo congruente es hablar y prometer una realidad. La Presidencia municipal representa la máxima encomienda de garantizar un nivel de vida que procure el mejoramiento de todas y todos por igual.

Mi voto es a favor de la licencia.

Es cuánto.

Publicar un comentario

0 Comentarios