Estado mexicano borró huellas de violencia política por más de 50 años: CNDH

Estado mexicano borró huellas de violencia política por más de 50 años: CNDH

  • "Tan exitoso que aún ahora no tenemos cifras claras de cuántos y quiénes perecieron y desaparecieron en los crímenes citados": CNDH

Ciudad de México.- La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) señaló que de 1951 a 2016 el Estado mexicano fue "sumamente exitoso" limpiando las huellas de la violencia política que ejerció contra sus opositores en aras de su eliminación, de acuerdo con su Informe Especial sobre Violencia Política de Estado en México.

Señala que desde su creación en febrero de 2020, la Oficina Especial para Investigar la Represión y Desapariciones Forzadas por Violencia Política del Estado Durante el Pasado Reciente ha estado trabajando reuniendo documentación, integrando quejas, profundizando en las investigaciones existentes y abriendo nuevas líneas de investigación, derivado de lo cual se tiene prevista la emisión de una Recomendación General al Estado Mexicano.

--“Como avance de ese trabajo y como marco de la recomendación, el día de hoy presentamos el Informe Especial sobre la Violencia Política de Estado en México, el cual integra todo el contexto de los hechos y las víctimas de un periodo que abarca, por lo menos, de 1951 a 2016.

La represión del Estado mexicano en esos años fue sistemática, cobijada por la complicidad y el silencio de muchos actores, que persiste en muchos sentidos hasta el día de hoy, por lo que es necesario rescatar esa memoria y construir con ella la verdad y a la justicia para las victimas.

La Comisión explicó que la práctica persistente, desde 1951, pues se concentró en limpiar la escena de los crímenes de lesa humanidad que perpetró: limpiar y desaparecer los cuerpos después de las masacres del 7 de julio de 1952, del 2 de octubre de 1968, del 10 de junio de 1971, entre tantos más.

"Tan exitoso que aún ahora no tenemos cifras claras de cuántos y quiénes perecieron y desaparecieron en los crímenes citados", subrayó.

En ese sentido, la CNDH liderada por Rosario Piedra Ibarra señaló que la desmemoria de los crímenes de lesa humanidad cometidos por el Estado mexicano se logró a través de su propia estrategia durante el periodo en que fueron cometidos, pero también incluso mediante las propias investigaciones reivindicatorias que se realizaron con aparente ánimo de justicia y de verdad.

Bajo dicho panorama, la Comisión concluyó que existe una deuda histórica con todas las víctimas de la violencia política del Estado que se debe resarcir, y que va más allá de los años 60. "Si aspiramos a un país democrático, en el cual prevalezca el imperio del Derecho, no hay otro camino que abrirle paso a la Memoria, pero toda, no en partes, la única manera en suma, de tener acceso a la Verdad y la Justicia que merecen las víctimas, pero que beneficiará sin duda, a todo el pueblo mexicano", enfatizó la Comisión.

Cabe señalar que a través de la Oficina Especial para Investigar la Represión y Desapariciones Forzadas por Violencia Política del Estado Durante el Pasado Reciente, la CNDH reunió documentación, quejas y profundizó en investigaciones existentes y abriendo nuevas líneas de investigación para conformar el informe.

Publicar un comentario

0 Comentarios