Mónica Lewinsky lucha contra el bullying y el acoso

Mónica Lewinsky lucha contra el bullying y el acoso

  • Llega a la TV ‘Impeachment’, el escándalo de Bill Clinton y Mónica Lewinsky
  • Tras años de silencio y como productora ejecutiva, Monica Lewinksy toma las riendas de la narrativa de la miniserie que cuenta su historia. 
  • Su apellido se convirtió en sinónimo de chascarrillos sexuales y que aparece en más de 120 canciones de rap. 

Nueva York.- El estreno de la cadena FX la noche del martes en la televisión de EE.UU. de “American Crime Story: Impeachment”, la nueva serie del productor y guionista Ryan Murphy, desempolva el escándalo de 1998 del expresidente estadounidense Bill Clinton (Clive Owen) con la exbecaria de la Casa Blanca Monica Lewinsky (Beanie Feldstein). La actriz Edie Falco le da vida al papel de Hillary Clinton.

Uno de los puntos más interesantes del proyecto es que Lewinsky se incorporó a la serie como productora ejecutiva.

En una entrevista con The New York Times publicada la semana pasada, Lewinsky reflexionó sobre sus dilemas y dificultades para lidiar con el pasado y para volver a aquel traumático momento en su vida.

“Cuando has cometido un error colosal como yo hice tan temprano en mi vida, y has perdido mucho por eso, la idea de cometer un error es algo catastrófico”, apuntó.

“Pero pese a eso, para poder salir adelante tengo que tomar riesgos. Tengo que intentar cosas. Tengo que continuar definiendo quién soy”, añadió.

Murphy se basó para esta serie en el libro “A Vast Conspiracy: The Real Sex Scandal That Nearly Brought Down a President”, de Jeffrey Toobin.

El escándalo Lewinsky (también llamado escándalo Clinton-Lewinsky) fue un escándalo político sexual que surgió en 1998, por una relación sexual entre el entonces presidente de los Estados Unidos, de 49 años de edad, Bill Clinton y una becaria de 22 años de la Casa Blanca, Monica Lewinsky. 

El escándalo se desató luego de las acusaciones de acoso sexual iniciadas contra Clinton por Paula Jones. Clinton negó ese vínculo mintiendo ante los medios y ante el Congreso, lo que provocó una investigación que acaparó portadas a finales de los años 90. 

Clinton negó haber mantenido ningún tipo de relación sexual con Lewinsky, pero ante las pruebas de ADN en el vestido de ella manchado de semen, Clinton tuvo que admitir dicha relación. Las noticias sobre esta aventura extramarital y la investigación resultante, promovida por el Partido Republicano, llevaron al juicio político por perjurio del presidente Clinton por la Cámara de Representantes de los Estados Unidos en 1998. El presidente admitió en un testimonio, grabado ante el gran jurado el 17 de agosto de 1998, que había tenido una "relación física inapropiada" con Lewinsky. Clinton fue exonerado de todos los cargos de perjurio y obstrucción de justicia en un juicio de 21 días por parte del Senado.

Lewinsky asegura ser “la paciente cero del cyberbulling”. Ella fue “la primera persona a la que internet le destruyó por completo la reputación”. Se refiere al año en el que nació la Mónica Lewinsky que hasta ahora conocíamos, un personaje al que confiesa jamás haber comprendido ni reconocido pero con el que se ha visto forzada a convivir hasta ahora, cuando ha decidido que dejen de ser los demás los que cuenten su historia. 

Su apellido se convirtió en sinónimo de chascarrillos sexuales, esos que bañaban los ‘late nights’ de todo el mundo (David Letterman se ha disculpado recientemente por haberlo hecho) y que aparece en más de 120 canciones de rap. 

Mónica se convirtió en el chiste preferido del planeta mientras que Bill Clinton logró mantener el respeto y sus privilegios. 

Fue en una fiesta cuando Ryan Murphy le ofreció producir ‘Impeachment’, y por más que reconoce que habría preferido que su historia no fuera contada de nuevo, se dio cuenta de que la única forma de controlar la narrativa era tomar las riendas del ‘storytelling’. Sin embargo, cuando se presentó la serie en un encuentro celebrado en el neoyorquino restaurante Four Seasons al que no faltaron algunos de los periodistas que se burlaron de ella hace décadas, prefirió no estar presente en el ‘screening’. En su lugar, programó una sesión virtual con su terapeuta.

Involucrada en la producción del documental ‘15 Minutes of Shame’, está dispuesta a que nadie sufra el acoso al que ella ha sido sometida durante este interminable silencio autoimpuesto.

Mónica Lewinsky lucha contra el bullying y el acoso

--“Estoy interesada en contar historias que entretengan, que inviten a la reflexión y que despierten emociones, que empujen a hablar y a explorar la condición humana desde una perspectiva diferente. Al haber visto cómo mi historia ha sido manipulada durante años, me interesan esas voces y esas perspectivas que no hemos podido ver o escuchar”, explicaba en un comunicado sobre el acuerdo que la productora ha firmado con 20th TV.

Esta serie es la tercera propuesta de “American Crime Story” tras las aplaudidas “The People v. OJ Simpson” y “The Assassination of Gianni Versace”.

Murphy, el responsable de éxitos como “Glee” (2009-2015), ha centrado gran parte de su producción bajo el sello “American Stories”, un concepto difuso y cada vez más extenso que agrupa a diferentes series con objetivos muy diferentes y con temporadas autoconclusivas (series antológicas, según la jerga del sector).

“American Horror Story”, estrenada en 2011, lleva ya diez temporadas abordando desde el terror temas como las elecciones estadounidenses de 2016 (“Cult”, séptima temporada).

“American Crime Story”, un proyecto sobre famosas intrigas criminales y judiciales, tendrá una cuarta temporada después de “Impeachment”, que explorará la influencia y el legado del emblemático club de Nueva York Studio 54.

Además, en agosto Murphy anunció que en el futuro lanzará “American Sports Story”, una nueva serie sobre el mundo del deporte y que comenzará con la historia del latino Aaron Hernández y también tiene previsto desarrollar “American Love Story”, otra serie nueva que, en esta ocasión, girará en torno a grandes historias de amor y cuya primera temporada relatará el romance entre John F. Kennedy Jr., hijo del expresidente estadounidense John F. Kennedy (1961-1963), y Carolyn Bessette.

El creador firmó en 2018 un megacontrato con Netflix por 5 años y 300 millones de dólares, pero se reservó el derecho de continuar trabajando con FX en las series que ya tuviera en marcha o en proyectos derivados de las mismas (“spin-off”).

De esta forma, la marca “American Stories” le permite seguir colaborando con FX sin traicionar su pacto con Netflix, con quienes lanzó en 2020 series como “Hollywood” o “Ratched” y películas como “The Prom”.

Publicar un comentario

0 Comentarios