Redes sociales

Intervienen Por Esto! Ciudad del Carmen y Chetumal

En ambos casos, la Dirección General no precisa el origen de ambas intervenciones, pero acusa a los gobernadores de Campeche y Quintana Roo

Intervienen Por Esto! Ciudad del Carmen y Chetumal

  • En ambos casos, la Dirección General no precisa el origen de ambas intervenciones, pero acusa a la gobernadora de Campeche, Layda Sansores; y, al de Quintana Roo, Carlos Joaquín González
  • La empresa que estaban localizando no estaba asentada en el edificio de la avenida Constituyentes, precisa

Mérida, Yucatán.- Con presencia de la fuerza pública y en  cumplimiento de una sentencia de un juez de la Ciudad de México donde se entabló un juicio mercantil , fueron intervenidas el fin de semana las instalaciones del periódico Por Esto! en Ciudad de Carmen, Campeche y en Chetumal, Quintana Roo. La diligencia se realizó en un sitio “donde ni siquiera se encontraba establecida la empresa que ellos buscaban”, acusó la empresa.

Del despacho del Gobernador de Quintana Roo hasta los empleados de calle del Poder Judicial y Seguridad Pública, se formó una gran cadena de complicidades, cuya esencia es la corrupción, para permitir que una empresa “patito” se hiciera de un inmueble que no le pertenece; el mismo sitio donde Por Esto!, diariamente fomenta la Dignidad, Identidad y Soberanía del pueblo a través de sus páginas y en los últimos dos años se encargó de revelar en manos de quién está el estado con Carlos Joaquín al mando”, acusa.

No es coincidencia, denuncia el periódico, que el espacio que albergaba a un equipo responsable y comprometido con la libertad de expresión, que investiga a la administración pública y exhibe la terrible violencia que está lastimando a la entidad, haya sido blanco del despojo ilegal que se logró a través de “mordidas”.

La empresa que estaban localizando no estaba asentada en el edificio de la avenida Constituyentes”, precisó el periódico y aseveró que sus abogados “mostraron a las ejecutoras una cédula fiscal emitida por el Servicio de Administración Tributaria (SAT) para probar que el edificio que embargaban no era el indicado en el documento oficial.

“Sin embargo, a la usanza de las mejores “chicanadas” comenzaron a redactar una “actuación notarial” que prácticamente fue dictada desde el despacho de (José Antonio) León (el magistrado presidente del Tribunal Superior de Justicia de Quintana Roo y del Consejo de la Judicatura), con quien, aseguraron, se comunicaban para recibir instrucciones sobre su proceder con el fin de consumar su diligencia”, añade la información.

Sin precisar el motivo del juicio mercantil, la publicación señala que “ahora fue una empresa “patito” y su representante legal de la Ciudad de México, quienes consiguieron la fuerza pública del Estado de Quintana Roo, el pasado 4 de noviembre, para “cumplir” con el exhorto de un Juez dentro de un juicio mercantil hechizo, para “adueñarse” de las instalaciones de Por Esto! en la Avenida Constituyentes del 74, número 483, de la colonia Proterritorio”.

Intervienen Por Esto! Ciudad del Carmen y Chetumal

Intervienen Por Esto! Ciudad del Carmen y Chetumal

Intervienen Por Esto! Ciudad del Carmen y Chetumal

Intervienen Por Esto! Ciudad del Carmen y Chetumal

Cabe resaltar que el jueves por la tarde, también en cumplimiento del mandato judicial y con la fuerza publica, fueron intervenidas las instalaciones de Por Esto! en Campeche. La nota informativa culpa a la gobernadora Layda Sansores y al Fiscal General, Renato Sales Heredia. 

Los abogados de Por Esto! les advirtieron que se estaban metiendo en un problema de ilegalidad al entrar en una empresa diferente. La comitiva hizo caso omiso y se abalanzó al área administrativa del diario y fue ahí donde finalmente la actuaria que usaba el uniforme del Poder Judicial de Quintana Roo, dio el golpe final al entregar el control del inmueble a un hombre que no identificó, sólo dijo que llegaría después, señaló.

Acto seguido, el despojo de las instalaciones se concretó, finaliza.

No hay comentarios.

Publicar un comentario

© all rights reserved
Hecho con