Ciudad de México  Diputados de Morena, PAN, PRI, PT, MC, PES, PVEM y PRD emitieron sus posiciones respecto del dictamen a la iniciativa de Ley de Ingresos de la Federación (ILIF) para el ejercicio fiscal 2020.

El diputado Pablo Gómez Álvarez (Morena) puntualizó que la idea de no mover tasas fiscales, ni crear nuevos impuestos es esencialmente una necesidad política del momento actual. Dijo que hasta ahora se ha logrado una estabilidad cambiaria en el marco de una relativa reducción en las tasas de interés que “nos permite hacer lo que queremos con las limitaciones de la situación, que es, empezar a convertir la política social y económica en una sola cosa”.

Resaltó que los programas sociales están pensados para generar un impacto económico, en estas circunstancias, el gobierno plantea hacer un esfuerzo de eficiencia recaudatoria, combate a la corrupción, austeridad republicana, que no es gastar menos, sino gastar más, pero bien y mejor.

Por el PAN, la diputada Cecilia Anunciación Patrón Laviada señaló que “es de lamentarse que esta Ley de Ingresos esté tan repleta de irresponsabilidad financiera”. Consideró que “aprobar una expectativa de ingresos que no es realista los obligará a que el día de mañana la realidad los alcance y tengan que recortar el gasto”.

Anunció que su grupo parlamentario votaría en contra de la contracción de deuda en pesos “que, sin duda, condicionará el comportamiento del déficit público; también porque Morena y el gobierno utilizan los incrementos o reducciones de ingresos a partir de su política de recaudación de impuestos tales como el ISR, el IVA y el IEPS”

El diputado Fernando Galindo Favela (PRI) manifestó su preocupación por que algunos de los criterios y variables macroeconómicas traen un sesgo en el optimismo sobre la tasa de crecimiento y de la plataforma petrolera. “El problema es que el optimismo nos lleva a sobreestimar los ingresos del gobierno federal para el próximo año, y si no los alcanzamos, tendremos que ajustar el gasto, incrementar la deuda pública y el uso de estabilización de los ingresos presupuestarios”.

Advirtió que el uso del Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios, no es correcto, representa un endeudamiento por la puerta trasera. Necesitamos medidas para detonar la inversión, que de mayores ingresos al gobierno federal a las asociaciones público privadas, que se incluyan incentivos a la iniciativa privada, para que tengan mayor inversión, e incluir reformas que mejoren las condiciones de las familias mexicanas.

En tanto, el diputado Reginaldo Sandoval Flores (PT) señaló que para el nivel que tiene el país debería estar recaudando tributariamente al menos el 20.3 del Producto Interno Bruto (PIB); es decir, en la actualidad estamos dejando de recaudar siete puntos del PIB, más de 1.8 billones de pesos, “esa es la tarea que como legisladores debemos sacar adelante”.

Dijo que se tiene que repensar en cómo se hará para que quienes están en la economía informal que representan el 22.7 del PIB, se regularicen y contribuyan al fortalecimiento de la actividad económica formal que en la actualidad es la que permite que tengamos más de 75.7 millones de contribuyentes activos. También, corregir los incentivos para que ya no sean solo 31.5 millones de personas físicas las que declaren sus ingresos correspondientes al SAT.

Por MC, el diputado Tonatiuh Bravo Padilla advirtió que la Ley de Ingresos “tiene un problema en el cálculo, porque algunos de sus rubros están sobreestimados y será muy difícil que se cumplan a cabalidad con las expectativas planteadas”. Además, su estructura es la misma que se presentó hace tres o cuatro años. Es insuficiente con una política estrictamente recaudatoria y falta de estímulos que abona al mayor centralismo y falta de federalismo.

México continuará en una carencia crónica de recursos que reproduce desigualdades. El IVA, ISR y IEPS tienen profundos problemas de falta de proporcionalidad y gradualidad. Afirmó que las expectativas de ingresos no en todos los casos tienen las condiciones para cumplirse y “va a generar un problema, porque entre 70 y 80 por ciento de los ingresos de los estados provienen de las participaciones y gasto federalizado”, por la disminución del impuesto sobre extracción de hidrocarburos y la eliminación del fondo minero.

El diputado Iván Arturo Pérez Negrón Ruiz (PES) indicó que un ingreso confiable y consiente hará posible un presupuesto sólido y gasto público responsable, sin regatear a la gente lo que por derecho les corresponde, aunque, aclaró, las decisiones no son del agrado de todos. “Votaremos a favor porque es la mejor manera de enfrentar este mundo cambiante y una economía con una visión que pareciera ser que se acerca a la recesión”.

Con esta ley se busca estabilidad, pero debe ser con crecimiento económico, y sin subejercicios ni elefantes blancos. “Para 2020 se espera recaudar por el IEPS a bebidas saborizantes más de 28 mil 660 millones de pesos, pero para el Programa para la Prevención y Control de Sobrepeso, Obesidad y Diabetes sólo se destinarán 519 millones, ahí hay contradicciones”.

Del PVEM, el diputado Carlos Alberto Puente Salas expresó que es responsabilidad de los legisladores velar por los intereses de los ciudadanos. Por ello, al aprobar este dictamen, se define la política de ingresos del gobierno que permitirá combatir la desigualdad y acelerar el crecimiento económico.

Destacó que los ingresos tributarios para 2020 serán mayores a los aprobados para este año. Con medidas administrativas y combatiendo la evasión y elusión fiscal se logra el objetivo de fortalecer la recaudación del país. “En el Partido Verde, vamos a acompañar la presente ley. Vamos a mantenernos unidos buscando la mejor oportunidad de crecer en la economía. Hoy México atraviesa por momentos complejos, no sólo económicos, también sociales. Hoy se requiere de unidad, y es ahí, que el Partido Verde está dispuesto a trabajar en equipo”.

Por el PRD, el diputado Antonio Ortega Martínez expresó que la Ley de Ingresos enviada por el Ejecutivo al Congreso de la Unión tiene muchos desatinos e incertidumbre, por lo que es imposible contar con una opinión segura y positiva. Además, son desafortunadas las ocurrencias presentadas en la Miscelánea Fiscal que no hay precedentes y, por ello, “no nos extrañan los múltiples y variados reclamos de organismos empresariales, emprendedores, académicos, juristas, defensores de derechos humanos, contribuyentes, fiscalistas y penalistas”.

Indicó que al igual que el año pasado, en apariencia se muestra un presupuesto responsable con un déficit público moderado, pero en sus criterios de política económica se presentan supuestos ajenos a la realidad, como es la inalcanzable meta establecida de extracción petrolera de mil 951 barriles de petróleo diarios. “Es irreal el plan de negocios de Pemex. No deseamos un infausto futuro para las finanzas públicas del país, pero el gobierno no hace lo necesario para tener resultados positivos, si no se rectifica el rumbo, no esperemos milagros”.

Al hablar en contra, el diputado Luis Alberto Mendoza Acevedo (PAN) expresó que el gobierno no entiende que están haciendo mal las cosas, lo más grave es que no hay intención de corregir la Ley de Ingresos, porque no hay cambios sustanciales. “Lo único que se confirma es que vivimos una etapa de presidencialismo y que para el Ejecutivo es más importante su necedad, que solucionar los problemas de la economía de los mexicanos; buscaremos corregir los graves errores de estimación previstos”.

Paola Tenorio Adame, diputada de Morena, subrayó que el documento es responsable, coherente y tiene vocación social, dado que tomó en cuenta los determinantes macroeconómicos; respeta el compromiso de la Cuarta Transformación para no incrementar ni crear nuevos impuestos, y amplía el espacio social para financiar proyectos y programas en pro del bienestar social, pero sin causar desequilibrios en las finanzas públicas. “Se establece el andamiaje jurídico para que todas y todos cumplamos con las contribuciones que nos corresponden”.

Al hablar en contra, el diputado del PRI, Eduardo Zarzosa Sánchez advirtió que esta ley debe ser coherente con la realidad, consistente y contribuir a la estabilidad económica; sin embargo, la propuesta presentada no coincide con las necesidades actuales. “Los datos del gobierno federal contrastan con los resultados, la economía está estancada por falta de inversiones, no hay datos halagadores. No hay rumbo claro y nadie pronostica un crecimiento de 2 por ciento al año”.

A favor, el diputado Óscar González Yáñez, del PT, afirmó que se apuesta a no generar deuda para tener estabilidad y confianza, enfocarse a que el gasto dé seguridad a la inversión, lo que, aunque es subjetivo, se está buscando; además, no existe ningún nuevo impuesto. Se manifestó por aumentar los gravámenes al cigarro, bebidas alcohólicas y azucaradas, porque generarían 46 mil millones de pesos que serían destinados al campo y otras áreas. “No alcanzará para las necesidades planteadas, pero se está haciendo un gran esfuerzo”.

El diputado Mario Alberto Rodríguez Carrillo (MC) indicó que su voto sería en contra, toda vez que esta sobreestimado el presupuesto, invitó a los diputados a analizar las naciones que han implantado medidas de austeridad, las cuales no han logrado un crecimiento mayor al uno por ciento y no han combatido el déficit, por lo que es necesario una política de incentivos para que se genere inversión.

El diputado Javier Salinas Narváez (Morena) resaltó que este presupuesto tiene el objetivo de no aumentar el endeudamiento público; además, no se elevar las tasas de las contribuciones existentes, preserva los ingresos públicos y bienestar de la ciudadanía; así como fortalece medidas para impulsar la recaudación, con el objetivo de generar un país más incluyente encaminado a una mejor distribución de la riqueza.

Diputados de Morena, PAN, PRI, PT, MC, PES, PVEM y PRD emitieron sus posiciones respecto del dictamen a la iniciativa de Ley de Ingresos de la Federación (ILIF) para el ejercicio fiscal 2020.

Publicar un comentario

Author Name

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.