• Límites de Chihuahua y Sonora, una zona en donde históricamente el Estado mexicano no ha podido intervenir
Ciudad de México.- El coordinador de la bancada del PVEM, Arturo Escobar y Vega, condenó el ataque de ayer contra la familia LeBarón, que dejó varios muertos, en los límites de Chihuahua y Sonora; y reconoció que es una zona en donde históricamente el Estado mexicano no ha podido intervenir y es controlada por el crimen organizado.

Aseveró que tanto las autoridades federales, como las estatales, están obligadas a asumir, de inmediato, el compromiso para esclarecer los hechos y dar con los responsables que cometieron este crimen en donde fallecieron mujeres y menores de la comunidad mormona.

 “Ojalá que podamos llegar a un espacio de tranquilidad, de paz, a una zona del país que históricamente lleva años sin tener autoridad”, sostuvo en declaraciones a la prensa.

“Más que una responsabilidad del gobierno federal, es una responsabilidad del Estado mexicano, en conjunto, hemos sido incapaces en los últimos 20 años, de darle a esta familia - que ocupa un espacio territorial en Chihuahua - paz, libertad y tranquilidad”, expresó.

Dijo que los responsables materiales e intelectuales deben de recibir una condena de por vida; lo que hicieron es un acto desalmado e inadmisible. 

Escobar y Vega consideró que “nadie en sus cinco sentidos pudiera pensar que esto da para raja política; lo que sucedió, es una notica tristísima y desgarradora”.

El coordinador de la bancada del PVEM, Arturo Escobar y Vega, condenó el ataque de ayer contra la familia LeBarón, que dejó varios muertos, en los límites de Chihuahua y Sonora; y reconoció que es una zona en donde históricamente el Estado mexicano no ha podido intervenir y es controlada por el crimen organizado.

Publicar un comentario

Author Name

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.