El INPI y el INALI suman esfuerzos para evitar la extinción de las lenguas indígenas nacionales

  • En el país hay poco más de siete millones de personas hablantes de lenguas indígenas, el número más alto en todo el continente americano
  • Ambas dependencias trabajarán en acciones de cooperación para disminuir el riesgo de desaparición de las lenguas indígenas nacionales y pugnar por su preservación
  • La lengua es el tesoro más valioso que tenemos en nuestros pueblos y comunidades, aseguró el director del INPI, Adelfo Regino Montes
  • Las lenguas maternas son el eje rector del pensamiento de los pueblos indígenas: INALI
  • El convenio promoverá la diversidad cultural y lingüística de México, para que nadie se quede atrás
 Ciudad de México.- Los directores generales de los institutos nacionales de los Pueblos Indígenas (INPI) y de Lenguas Indígenas (INALI), Adelfo Regino Montes y Juan Gregorio Regino, respectivamente, suscribieron un convenio de colaboración con la finalidad de impulsar el reconocimiento y vigencia de los derechos de los pueblos y comunidades, en particular, de sus derechos lingüísticos.

Lo anterior derivado que existe un grave riesgo de que varias lenguas maternas de México pudieran desparecer ante la mínima cantidad de hablantes que hay, por lo que ambas instituciones van a impulsar acciones de cooperación para afrontar esta situación, dado que el lenguaje es el sustento cultural y el principal legado que tienen las comunidades, como una herencia ancestral de valor incalculable.

El titular del INPI, Adelfo Regino, sostuvo categórico que “la lengua es el tesoro más valioso que tenemos en nuestros pueblos y comunidades”, y refirió que en el país hay un poco más de siete millones de personas hablantes de lenguas indígenas, con mucha vitalidad en casos como el náhuatl, maya, tsotsil, tseltal, mixteco, zapoteco, mixe o mazateco, entre otras.

Sin embargo, advirtió, hay otras como kiliwa, paipai, ixcateco y chocholteco que están en riesgo. “Si no hacemos acciones integrales, profundas y comprometidas, en algunos años más estaremos lamentando la desaparición de estas lenguas”.

Después de la declaración del 2019 por parte de la Asamblea General de las Naciones Unidas, como “Año Internacional de las Lenguas Indígenas”, informó que del 2022 al 2032 será el “Decenio Internacional de las Lenguas Indígenas”, como una muestra de la preocupación mundial que existe por preservar este legado lingüístico, del mismo modo como sucede en materia ambiental o económica, entre otros temas prioritarios.

Ante directivos y servidores públicos de ambas dependencias, Regino Montes destacó el fuerte respaldo que se tiene por parte del presidente Andrés Manuel López Obrador para garantizar los derechos de los pueblos y comunidades indígenas, incluido el acceso a la educación pública pluricultural que ya es un mandato constitucional, pero que su implementación nacional representa un enorme desafío.

En su oportunidad, el Director General del INALI, Juan Gregorio Regino, aseguró que las lenguas maternas son el eje rector del pensamiento de los pueblos indígenas.

Aseguró para que nadie se quede atrás en materia cultural, como marcan los ejes de trabajo de la Secretaría de Cultura, trabajarán de manera coordinada en acciones para disminuir el riesgo de desaparición de las lenguas indígenas nacionales.

Dijo que los idiomas maternos y el español tienen el mismo nivel de importancia en todos los ámbitos de la vida pública y privada, agregó que México es un Estado que ha avanzado en el reconocimiento de los derechos lingüísticos de los pueblos y comunidades indígenas.

Gregorio Regino afirmó que los pueblos indígenas son sujetos de derecho y por ello se debe generar un nuevo protocolo, una nueva forma de trabajar con ellos, y añadió que la firma del convenio es resultado de un esfuerzo transversal entre el INPI y el INALI para mostrar a la sociedad en general la diversidad cultural y lingüística de México.

El convenio signado establece acciones de cooperación para disminuir el riesgo de desaparición de las lenguas indígenas nacionales y pugnar por su preservación, a través de acciones de sensibilización, promoción, desarrollo y fortalecimiento al interior de las instituciones públicas de los tres órdenes de gobierno, así como en los pueblos y comunidades.

Del mismo modo, fija mecanismos para apoyar proyectos de preservación de las lenguas indígenas, define indicadores para evaluar el impacto de las acciones gubernamentales en la reducción del riesgo de extinción y plantea mecanismos para establecer acciones específicas en materia, entre muchos otros aspectos tendientes a proteger como un patrimonio nacional la herencia lingüística de México.

Publicar un comentario

0 Comentarios