Turbonada derribó dos vetustos laureles en el parque principal de Muna

Una turbonada derribó dos vetustos laureles en el parque principal de Muna. Antonio Sánchez González
  • También dañó bancas y lámparas del parque que aún no se había inaugurado; evaluarán daños
Muna, Yucatán (Fotos Antonio Sánchez).- Los fuertes vientos de una turbonada que acompañó a la lluvia vespertina del martes derribó dos enormes árboles de laurel en el parque principal de la población, dañando las nuevas bancas y lámparas de obras sin inaugurar.

El alcalde Rubén Carrillo Sosa dijo que lo más importante es que no se registraron pérdidas humanas que lamentar aunque el pueblo pierde dos árboles bellos que se distinguían por su gran tamaño.

--“Yo creo que es un motivo de pena para todo el pueblo pues ya teníamos algo distinto, algo bello”, aseveró. Manifestó que ya solicitó a los ingenieros la evaluación de los daños.

Expuso que serán sembrados nuevos árboles, aunque en esta ocasión no se les construirá arriates.

--“Está noche tuvimos la presencia de un fenómeno natural la cual dejo grandes estragos en el parque municipal, en los siguientes días se llevarán acabo la limpieza y reconstrucción de los espacios públicos, les pedimos a las personas que tengan precaución al transitar por el área”, indicó.

Por otra parte, debido a los trabajos de limpieza que se realizan en el parque de está generando bastante madera para leña por lo que invitó a las personas interesadas pasar por ella en La Matraca.
Los fuertes vientos de una turbonada que acompañó a la lluvia vespertina del martes derribó dos enormes árboles de laurel en el parque principal de la población, dañando las nuevas bancas y lámparas de obras sin inaugurar.

Los fuertes vientos de una turbonada que acompañó a la lluvia vespertina del martes derribó dos enormes árboles de laurel en el parque principal de la población, dañando las nuevas bancas y lámparas de obras sin inaugurar.

Los fuertes vientos de una turbonada que acompañó a la lluvia vespertina del martes derribó dos enormes árboles de laurel en el parque principal de la población, dañando las nuevas bancas y lámparas de obras sin inaugurar.

Los fuertes vientos de una turbonada que acompañó a la lluvia vespertina del martes derribó dos enormes árboles de laurel en el parque principal de la población, dañando las nuevas bancas y lámparas de obras sin inaugurar.


Publicar un comentario

0 Comentarios