Destituido el director de la policía de Cancún, Eduardo Santamaría Chávez

  • Autoridades indicaron que hay registro de seis policías con armas de fuego durante la represión a balazos a manifestantes
  • El presidente López Obrador pide celeridad en las investigaciones; intervendría la CNDH y la FGR por el uso de armas de alto poder durante la agresión
  • Cuando hay un asunto así se debe de actuar sin contemplaciones, no debe de haber impunidad, no debe de haber protección a nadie: AMLO

Ciudad de México.- Mientras el director de a policía municipal de Cancún Eduardo Santamaría Chávez fue destituido de su cargo, el presidente Andrés Manuel López Obrador consideró que el esclarecimiento de los disparos contra los manifestantes la noche del lunes 9 de noviembre “no debe tardar tanto”, pero en caso contrario adelantó que deberá intervenir la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) e incluso la Fiscalía General de la República (FGR) por el uso de armas de grueso calibre en contra de civiles.


La alcaldesa Mara Lezama señaló que Santamaría Chávez fue separado de su cargo luego de que policías dispersaran una manifestación feminista con disparos al aire la tarde del lunes 9 de noviembre. Las mujeres protestaban por el feminicidio de Bianca Alejandrina Lorenzana, conocida como 'Alexis'.

Las autoridades indicaron que hay registro de seis policías con armas de fuego durante los hechos y tras la destitución de Santamaría, el gobernador Carlos Joaquín González señaló que "el director de la Policía Municipal, Eduardo Santamaría, dio la instrucción de repeler la manifestación haciendo disparos al aire".

--"Fue una enorme estupidez, les ganó el pánico a los policías." dijo el secretario de Seguridad de Quintana Roo, Alberto Capella, quien afirmó que los agentes policiacos "violaron todo protocolo en una manifestación; hay reporte 6 policías con armas de fuego que dispararon al aire".


El presidente pide rapidez en las investigaciones

Esta mañana, en la conferencia de prensa mañanera el presidente López Obrador consideró que el esclarecimiento de los disparos contra manifestantes en Cancún la noche del lunes 9 de noviembre “no debe tardar tanto”.

--“Este es un asunto de la Policía de Quintana Roo”, ya que el mando único instaurado en el estado confiere control a la policía estatal sobre las corporaciones policíacas de los 11 municipios de la entidad. La titularidad de la Secretaría de Seguridad Pública estatal la ocupa actualmente Alberto Capella Ibarra.

López Obrador descartó una de las versiones que señalan responsabilidad de la Guardia Nacional e insistió que hay otras versiones que apuntan a que la orden de dispersar a los manifestantes a disparos salió de la policía municipal o directamente del mando único, a cargo de Capella Ibarra.

“Yo creo que lo que procede en este caso es que el gobernador, que es una gente responsable, indague y aclare lo que sucedió; quién es el responsable; quién es el autor intelectual; quién dio la orden y quiénes llevaron a cabo esas acciones; no lleva mucho tiempo, no debe tardarse tanto y eso debe hacerlo el gobernador, además él ya lo ofreció”, dijo.

“Si no se hace esta investigación o no es satisfactoria, yo creo que puede ser eficaz y que haya justicia rápida, hoy mismo si hay voluntad, nada de estar protegiendo a nadie, cuando hay un asunto así se debe actuar sin contemplaciones, no debe haber impunidad ni protección a nadie, pero en el caso de que no se aclararan los hechos, se deslindaran responsabilidades y se castigaran a quienes dieron la orden, los afectados deberían acudir a la Comisión de Derechos Humanos, es más la Comisión por oficio debería intervenir; pero esperemos a que la autoridad estatal decida sobre esto”, añadió.

El presidente pidió tener confianza en que se va a actuar y se va a castigar a los responsables, y “si no es así es la Comisión de Derechos Humanos, y si es necesario también la Fiscalía (General de la República) por si hay elementos, por el uso de armas de gruesos calibres o lo que corresponda”, añadió.

Publicar un comentario

0 Comentarios