La Comisión de Economía analiza con el sector empresarial reformas a la Ley General para el Control del Tabaco

La Comisión de Economía analiza con el sector empresarial reformas a la Ley General para el Control del Tabaco

  • Se buscará organizar un Parlamento Abierto en conjunto con la Comisión de Salud: diputado Fernando Galindo 
  • Representantes de la ANTAD, Canaco, Concanaco Servytur y CCE exponen que la iniciativa generaría mercado ilegal, contrabando y piratería

Ciudad de México.- La Comisión de Economía, Comercio y Competitividad se reunió con representantes de la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD), de la Cámara de Comercio de la Ciudad de México (Canaco), de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco Servytur) y del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), para analizar la iniciativa que reforma la Ley General para el Control del Tabaco.

El presidente de la Comisión, diputado Fernando Galindo Favela (PRI), expresó que esta semana se convocará a la junta directiva de esa instancia legislativa para plantear un Parlamento Abierto en conjunto con la Comisión de Salud, en donde se escuchen todas las voces tanto de organizaciones en materia de salud, empresarios, productores de tabaco y de las cámaras.

--“Necesitamos un parlamento en donde nosotros como legisladores tengamos todos los elementos, a fin de tomar las mejores decisiones; es un tema que debe ser analizado y ya lo hemos planteado con la presidenta de la Comisión de Salud y esperamos su respuesta”, dijo. 

Consideró necesario conocer ¿qué medidas administrativas se pudieran llevar en este último eslabón del mercado, a fin de proteger a los menores? Y ¿qué medidas se pueden emplear para mitigar el consumo en menores, sin tener una afectación en la economía?

Diputadas y diputados exponen inquietudes

El diputado Francisco Javier Guzmán de la Torre (Morena) destacó la importancia de la reunión con los representantes del sector porque servirá para nutrirse y analizar sus aportaciones.

La diputada María de los Ángeles Ayala Díaz (PAN) solicitó información sobre cuántos empleos directos e indirectos genera la industria tabacalera, y cuántos pudieran verse afectados. Además, estimó importante realizar un Parlamento Abierto para escuchar las diferentes voces, considerando que ahora se abrió la posibilidad de reducir la criminalización del consumo del cannabis; entonces, ¿cuál sería la propuesta para que en el tema del tabaco no se criminalice? 

La diputada Geraldina Isabel Herrera Vega (MC) consideró que no se puede poner en juego una pérdida más de empleos. Destacó la importancia de analizar de manera exhaustiva todo lo que conlleva la iniciativa y escuchar a todas las partes. Respecto a la informalidad, subrayó, “preocupa el bono demográfico, toda la cantidad de adultos mayores que en muy pocos años habrá y que definitivamente sin seguridad social y sin un sistema de pensiones es una bomba de tiempo que no se está dimensionando”.

Por el PT, la diputada María Teresa Marú Mejía opinó que en el Parlamento Abierto deben participar todas las partes integrantes de este tema “porque además tampoco lo conocemos desde sus raíces y no sabemos cuál es la situación que presenta la Comisión de Salud”.

La diputada María de los Ángeles Huerta del Río (Morena) estimó pertinente realizar un Parlamento Abierto y escuchar las opiniones, posturas y posicionamientos respecto a la propuesta legislativa. Recalcó que las y los diputados necesitan tener una gama enorme de posibilidades y de información para hacer esta evaluación. 

También de Morena, la diputada Melba Nelia Farías Zambrano se manifestó a favor de un Parlamento Abierto para analizar el tema y escuchar las voces de todos los sectores y particularmente de la ciudadanía.

Evitar crecimiento del mercado ilegal de tabaco

Vicente Yáñez Solloa, presidente de la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD), dijo estar a favor de los ordenamientos jurídicos que protejan la salud y del impulso e implementación de políticas que prevengan el consumo de tabaco e informen a la población del riesgo del tabaquismo; sin embargo, “manifestamos nuestro desacuerdo respecto de los controles administrativos que solo provocarán el aumento del comercio ilegal de productos de tabaco”.

Indicó que la prohibición de exhibir cigarros va a producir consumo de tabaco, comercio ilegal y poner tabaco a los menores de edad por unidad, piratas o de contrabando; ello, contribuirá a un mayor crecimiento del mercado ilegal. La venta de un tabaco barato que se vende sin verificación de edad y que está fácilmente disponible, puede generar un aumento de consumo en menores de edad.

El comercio ilícito de tabaco debilita los objetivos de salud pública, por lo que al obligar a los comercios formales a ocultar productos legales a los consumidores se crean condiciones favorables que facilitan un mercado negro y provocaría una competencia desleal en contra de los que cumplen con la normatividad sanitaria; la prohibición en nada contribuirá a los objetivos planteados e incrementará la actividad clandestina de comercialización del producto.  

Se promovería comercio ilegal, contrabando y piratería

Nathan Poplawsky Berry, presidente de la Cámara de Comercio de la Ciudad de México, señaló que en el contexto actual, la prioridad de todos los sectores debe ser recuperar el crecimiento económico y los empleos; impulsar políticas públicas que ayuden a disminuir el consumo del tabaco. “Nuestros asociados asumen plenamente el respeto a la ley vigente que ordena la prohibición de la venta de cigarros a menores de edad y la comercialización por unidad”, apuntó.

Consideró que de aprobarse la iniciativa, “lejos de avanzar en la disminución del consumo, se estará promoviendo el comercio ilegal, el contrabando y la piratería”. Añadió que la recaudación del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) es actualmente de 0.49 pesos por cada cigarro y la recaudación de este impuesto por su comercialización en 2020 fue de 44 mil millones de pesos.

Mencionó que la comercialización de cigarros es legal y legítima, y la ley vigente ya contempla que no pueden ser tomados directamente por los clientes, “por lo que consideramos excesivo que este cambio a la ley pretenda ocultar el tabaco”; no se afectará un solo rubro, sino a los fabricantes, a los micro y pequeños comerciantes, a las grandes cadenas de autoservicio y los diferentes puntos de venta legal y formal que existen.

Esta medida pueda derivar en el fomento a la informalidad

Manuel Rodríguez Villamil, vicepresidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo, expresó su preocupación por que esta medida pueda derivar en el fomento a la informalidad, la venta de tabaco ilícito y que la prohibición de esta exhibición de los productos de tabaco complique la opción de compra que pudiesen tener los compradores. 

Además, dijo, que atente contra el comercio formal el cual perdería clientes, así como el Gobierno la recaudación de impuestos. “Provocará competencia desleal respecto a los formales que sí cumplen con la regulación sanitaria y afectará a miles de pequeños negocios que generan empleos y más con la pandemia que atravesamos”.  

Afirmó que “es claro que no estamos en contra de la salud y en temas de esa naturaleza, pero una medida como la propuesta en esta reforma, en estos momentos y bajo las condiciones de la formalidad e informalidad, pues estaríamos abonando más a fomentar la informalidad y atentando contra la formalidad”. 

Estamos en contra de medidas prohibicionistas

Fernando Coronel Landa, director de Enlace Legislativo del Consejo Coordinador Empresarial, resaltó que siempre han estado a favor de políticas públicas que protejan y promuevan la salud, pero también “estamos en contra de medidas prohibicionistas” que causan un impacto en la incertidumbre jurídica para invertir en un sector que genera empleos para el país, y también en las inversiones. 

Recalcó que “estamos con argumentos a favor de dialogar, a favor de promover medidas que apoyen a la salud, pero también en alertar y advertir cuando una medida prohibicionista puede tener impactos negativos”.

Mayor prevención y educación

Mónica Leñero Álvarez, directora de Enlace Legislativo de la ANTAD, sugirió convocar a la industria para que dé datos sobre cuántas personas están involucradas en la producción del tabaco y pidió se analice la iniciativa y concretamente la prohibición que se hace para la exhibición del tabaco. 

Indicó que la venta a menores ya está prohibida y el no vender por unidades también ya está en la ley, lo que reduce la posibilidad de que ellos tengan mayor acceso y puedan comprarlos. Añadió que el hecho de que el tabaco ilegal y de contrabando tenga menor precio y sin un control para la venta, “fomenta que pueda ser consumido por menores; abonamos a la legalidad y por una mayor prevención y educación de los efectos del tabaquismo”. 

La prohibición de la exhibición de cigarros, añadió, lo único que va a generar es un mercado negro e informal. “Esto no va a abonar a que la gente deje de consumir el tabaco; lo va a seguir consumiendo, nada más que ahora lo va hacer con mayor facilidad. También va a generar pérdida de empleos y de impuestos porque en el mercado ilegal se evade todo”.  

Publicar un comentario

0 Comentarios