Reforma a Ley de Hidrocarburos pretende pasar por encima del Estado de derecho: Juan Carlos Romero Hicks

Reforma a Ley de Hidrocarburos pretende pasar por encima del Estado de derecho: Juan Carlos Romero Hicks

  • Con el pretexto de “combatir” al comercio ilegal de combustibles, se pretende la expropiación directa en este sector, asevera el coordinador del Grupo Parlamentario del PAN

Ciudad de México.- La reforma a la Ley de Hidrocarburos pretende pasar por encima del Estado de derecho, deja en peligro constante la seguridad nacional y energética, ensombreciendo el buen clima a la inversión, afirmó el coordinador del Grupo Parlamentario del PAN, Juan Carlos Romero Hicks.

Lo anterior, respecto de la iniciativa que busca reformar y adicionar diversas disposiciones de la Ley de Hidrocarburos, sometida a la Cámara de Diputados el pasado 23 de marzo y que está programada para su discusión en breve.

En un comunicado, el legislador puntualizó que se pretende combatir al comercio ilegal de combustibles, “pero es el pretexto más burdo para esconder la verdadera intención de la expropiación directa en este sector”.

El diputado sostuvo que, a partir de que la propuesta arribó a San Lázaro, la mayoría de Morena se apresuró a convocar a una mesa de discusión con expertos -que no sirvió para la reflexión ni mucho menos para enriquecer el texto original- siguiendo la orden dictada por el otro poder de la Nación, para que, “sin moverle una coma y de manera diligente”, se apruebe.

Comentó que establece que la Secretaría de Energía o la Comisión Reguladora de Energía podrán revocar “a discrecionalidad” los permisos de los particulares para la comercialización de hidrocarburos.

Altera la competencia y libre concurrencia de acuerdo con lo previsto en los artículos 25 y 28 de la Constitución. Pretende acabar con la competencia para favorecer a Pemex en los casos que arbitrariamente alegue el gobierno un supuesto peligro inminente para la seguridad nacional, la seguridad energética o para la economía nacional, añadió.

“Debido a la falta de infraestructura y capacidad de almacenamiento de petrolíferos en el país por culpa directa de este gobierno, pone en grave riesgo a los pequeños y medianos empresarios que no cuenten con la capacidad de almacenamiento, puesto que se les podrán revocar sus permisos, ya que tienen totalmente detenidos nuevos permisos de almacenamiento”, apuntó.

Romero Hicks agregó que la propuesta del Presidente tiene una concepción distorsionada e incurre en el error de ideologizar el papel de las empresas del Estado como Pemex, colocándolas por encima del interés de los mexicanos con la calidad de monopolios, cuyo mantenimiento costará muchos impuestos a esta y las siguientes generaciones de mexicanos.

El líder parlamentario alertó sobre una seria amenaza con claras intenciones de decretar expropiaciones en materia energética.

Lo anterior, además de constituir una imposición de Petróleos Mexicanos como un monopolio en México, acarreará inconformidades legales de los ciudadanos afectados ante las instancias judiciales, abriéndose un capítulo más como el que tuvimos con la Reforma de la Industria Eléctrica, que se encuentra suspendida por la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

“En momentos como el actual, donde se requiere de la inversión para crear empleos y reactivar la economía el presidente López Obrador y su grupo mayoritario atentan contra los principios de legalidad, seguridad jurídica, y competencia económica”, precisó.

“Los diputados del Partido Acción Nacional estamos a favor de las buenas prácticas en la venta, cantidad, calidad, legalidad, transparencia y distribución de los hidrocarburos, apoyamos que se castiguen los abusos contra los consumidores, pero no vamos a acompañar la falsa oferta de combatir la corrupción con simulaciones que francamente afectan a las familias mexicanas y al sector productivo nacional”, dijo.

Solamente basta con una autoridad que haga cumplir con las disposiciones que están en las leyes mexicanas aplicables a la cantidad, calidad y medición de los hidrocarburos y petrolíferos para que se reduzca el riesgo de daño a las finanzas públicas de nuestro país.

“Definitivamente no estamos de acuerdo y nunca vamos a validar que se pongan en riesgo los capitales legalmente invertidos y administrados por las empresas; en alterar la seguridad jurídica que cualquier negocio necesita; no vamos a aceptar que se viole una vez más la Constitución General de la República, ni tampoco los compromisos internacionales adquiridos por México”, finalizó.

A su vez, los diputados panistas Ángeles Ayala Díaz, Hernán Salinas Wolberg y Justino Arriaga Rojas, como integrantes de la Comisión de Energía, expresaron que la iniciativa contradice los principios constitucionales para la participación del sector privado en la industria de petrolíferos y viola los tratados internacionales ratificados por México.

Publicar un comentario

0 Comentarios