La ONU pide el fin de los enfrentamientos en Gaza e Israel: “pueden desatar una crisis humanitaria incontenible”

La escalada de las hostilidades en la Franja de Gaza ha provocado más víctimas y desplazamientos a gran escala, 12 de mayo de 2021.OCHA

  • La última oleada de violencia entre Israel y Palestina solo perpetua los ciclos de muerte, destrucción y desesperación, y aleja cualquier esperanza de coexistencia y paz en el horizonte, declaró este domingo el Secretario General de la ONU en una sesión abierta del Consejo de Seguridad convocada por China, que ostenta la presidencia de turno este mes de mayo, Noruega y Túnez.

Nueva York.- “Los combates deben terminar. Deben terminar inmediatamente.  Deben cesar los cohetes y los morteros por un lado y los bombardeos aéreos y de artillería por otro.  Llamo a todas las partes a atender este llamado”, solicitó António Guterres durante la sesión virtual del Consejo de Seguirdad.

El titular de la ONU manifestó estar horrorizado por el número creciente de víctimas civiles palestinas, entre ellas mujeres y niños, a consecuencia de los ataques israelíes en Gaza, y también deploró las víctimas mortales israelíes causadas por los cohetes lanzados desde Gaza.  

Al mismo tiempo, mostró su profunda preocupación por los violentos enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad israelíes y los palestinos en Cisjordania y la violencia protagonizada por grupos de vigilantes y turbas en Israel.

Por ello, pidió a los líderes de todas las partes implicadas a frenar la retórica incendiaria y calmar las tensiones, ya que los enfrentamientos amenazan con arrastrar a israelíes y palestinos a una espiral de violencia con consecuencias devastadoras para ambas comunidades y para toda la región.

“Tiene el potencial de desencadenar una crisis humanitaria y de seguridad incontenible y de fomentar aún más el extremismo, no sólo en los Territorios Palestinos Ocupados e Israel, sino en toda la región, creando potencialmente un nuevo foco de peligrosa inestabilidad”, advirtió.

El impacto de la escalada de hostilidades en los civiles

El Secretario General expresó su consternación por el ataque a un campo de refugiados en Gaza, en el que murieron 10 miembros de una familia, y calificó de “extremadamente preocupante” la destrucción de las oficinas de diversos medios de comunicación en Gaza por parte del ejército israelí. “Los periodistas deben poder trabajar sin miedo ni acoso”, destacó Guterres.

Al mismo tiempo, recordó que todas las partes deben respetar el derecho internacional humanitario y el derecho internacional de los derechos humanos y que debe mantenerse y respetarse el statu quo en los lugares sagrados.

La solución de dos Estados, la única manera de avanzar

Guterres reiteró el compromiso de la Organización para trabajar con israelíes y palestinos, junto a los socios internacionales y regionales, para lograr una paz “duradera y justa”, y explicó que están en contacto “con muchos interlocutores relavantes”.

“La única manera de avanzar es volver a las negociaciones con el objetivo de una solución de dos Estados, con dos Estados que convivan en paz, seguridad y reconocimiento mutuo, con Jerusalén como capital de ambos Estados, sobre la base de las resoluciones pertinentes de la ONU, el derecho internacional y los acuerdos anteriores. Cuanto más dure este ciclo de violencia, más difícil será alcanzar ese objetivo final”, destacó.

La comunidad internacional debe actuar de inmediato

Por su parte, el Coordinador Especial de las Naciones Unidas para el Proceso de Paz de Oriente Medio destacó que la espiral de violencia vista durante la última semana entre las fuerzas militares israelíes y los grupos armados palestinos en Gaza es la más grave que hemos visto en años.

Tor Wennesland indicó que el número de víctimas de este enfrentamiento mortal es ya muy elevado con unos 188 palestinos y nueve israelíes muertos como consecuencia de los ataques aéreos israelíes y de los cohetes lanzados por militantes palestinos.

“No podemos permitir que la situación se deslice más hacia el caos. Las hostilidades deben cesar”, señaló.

El coordinador reiteró el llamamiento del Secretario General al cese inmediato de las hostilidades y su advertencia de que el conflicto aumentará la radicalización y el extremismo en toda la región.

“La comunidad internacional tiene un papel crucial que desempeñar. Debe actuar ahora para permitir que las partes se alejen del abismo”, alertó y aplaudió las declaraciones de los miembros del Consejo de Seguridad, de la Liga Árabe y de otros, actores encaminadas a encontrar una solución diplomática a la crisis.

Wennesland añadió que de nuevo somos testigos de los trágicos resultados que provoca “la incapacidad de abordar las cuestiones fundamentales que han impulsado el conflicto durante décadas”, y que quienes acaban pagando las consecuencias son los civiles palestinos e israelíes que “siguen soportando el sufrimiento que acompaña a los repetidos ciclos de violencia y conflicto”.

Por último, reiteró su llamamiento a los miembros del Cuarteto de Oriente Medio, a los principales socios árabes e internacionales, así como a los dirigentes israelíes y palestinos, a redoblar sus esfuerzos para volver a entablar negociaciones significativas con vistas a una solución viable de dos Estados.

Publicar un comentario

0 Comentarios