Más de 15 mil empresas registradas en Plataforma Nueva Normalidad para presentar autoevaluación y reiniciar actividad el 1 de junio

  • En el portal http://nuevanormalidad.gob.mx/ se realiza una autoevaluación de 78 puntos para la comprobación de protocolos y lineamientos técnicos de seguridad.
Ciudad de México.- El director general del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Zoé Robledo, informó que 15 mil 398 empresas de los sectores construcción, transporte y minería se han registrado en el portal http://nuevanormalidad.gob.mx/ para cumplir el proceso de autoevaluación y reanudar actividades a partir del primero de junio.

Durante la conferencia de prensa que encabezó el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, el titular del IMSS indicó que del 18 al 31 de mayo se implementó la plataforma llamada Nueva Normalidad.

Señaló que las actividades consideradas como nuevas esenciales, se han registrado en esta plataforma cinco mil 397 del sector del transporte, ocho mil 189 de construcción y mil 814 de minería.

Zoé Robledo precisó que al día de hoy las empresas que han realizado su protocolo, mismo que ya fue validado y aprobado para que puedan regresar a sus labores, son tres mil 981 empresas del transporte, esto es el 75 por ciento; y en el caso de la minería mil 536, es decir, el 85 por ciento.

“En construcción es donde se ha ido más lento, no sólo porque es el número más grande de empresas, sino porque su tamaño hace que estén mejor distribuidas por todo el país y son particularmente de tamaño pequeño, ahí la validación ha sido más lenta, va el seis por ciento”, indicó.

Señaló que el camino hacia la nueva normalidad debe estar acompañado de un sano retorno, y en particular para la reactivación de la economía, una reactivación gradual, progresiva y prudente.

“Es muy importante destacar que en esta nueva normalidad, la colaboración, el diálogo y la corresponsabilidad es lo que nos va a permitir hacer este sano retorno a las actividades económicas y productivas del país”, resaltó Zoé Robledo.

Explicó que el portal de Nueva Normalidad tiene un mecanismo de autoevaluación para las empresas de los tres sectores que consiste en el llenado de 78 puntos para la comprobación de protocolos y lineamientos técnicos de seguridad, con filtros de entrada, horarios escalonados, transporte, asuntos de ingeniería, barreras físicas, señalización, uso de Equipos de Protección Personal, entre otros.

El director general del IMSS explicó que se estableció que el sano retorno de las empresas tuviera tres principios: lugares seguros en los que un contagio no se convierta en un brote en un centro de trabajo; saludable, donde haya un equilibrio entre la salud que tiene que ver con los contagios por COVID-19, frente a la salud que significa el bienestar de las personas y de la propia sociedad; y un elemento solidario en el que todos tenemos que aportar.

“La nueva normalidad tiene que ver con que vamos a empezar en nuestra vida cotidiana a hacer cosas que anteriormente no hacíamos, no es el retorno a como hacíamos las cosas antes, en una fábrica, en una planta o en cualquier industria, es adaptarnos a esta nueva normalidad y a la existencia de una nueva enfermedad”, enfatizó.

Señaló que por instrucción del presidente López Obrador se estableció un grupo de trabajo entre el Seguro Social y las Secretarías de Salud, Economía y Trabajo y Previsión Social, a fin de establecer este mecanismo de autoevaluación para la integración de nuevas empresas que, a partir del protocolo, se irán considerando esenciales cuando la autoridad de salud así lo decida.

Exhortó a las empresas que fueron consideradas esenciales desde el principio de la Jornada Nacional de Sana Distancia que lleven a cabo el mismo protocolo a través de la Plataforma Nueva Normalidad, que en su caso será automatizado, pues no se tiene que esperar una validación por pare del Seguro Social, sino que la respuesta se genera de manera automática. 

Fragmento de la versión estenográfica:

ZOÉ ROBLEDO ABURTO, DIRECTOR GENERAL DEL INSTITUTO MEXICANO DEL SEGURO SOCIAL (IMSS): Con su permiso, señor presidente.

Muy buenos días, señores secretarios, subsecretario, a todos y a todas que nos acompañan y que nos escuchan el día de hoy.

Como ya se ha mencionado aquí, como lo ha dicho el doctor Alcocer, el camino hacia la Nueva Normalidad es justamente este sano retorno. Las medidas de sana distancia que fueron y siguen siendo tan útiles para lograr aplanar la curva de contagios, ahora debe de estar acompañado de esto, de un sano retorno y en particular para la reactivación de la economía, una reactivación gradual, progresiva, prudente, que tuvo en los últimos 14 días un ejercicio, un mecanismo, casi un proyecto piloto con tres sectores muy importantes de la economía de nuestro país, como ya lo ha dicho el presidente López Obrador: la minería, la industria automotriz, espacial también, aeroespacial y la construcción.

En ese sentido, se estableció que este sano retorno tuviera tres principios:

Uno, desde luego que sea seguro; es decir, que un contagio no se convierta en un brote de contagios en un centro de trabajo.

El otro elemento es que sea saludable, como ya se ha mencionado también aquí, que haya un equilibrio entre la salud que tiene que ver con los contagios por el COVID-19 frente también a la salud que tiene que ver con el bienestar de las personas, con la salud de la propia sociedad, con los medios de subsistencia.

Y quizá uno de los más importantes, que tiene que ser solidario. En esto todos tenemos que aportar, la Nueva Normalidad tiene que ver con que vamos a empezar en nuestra vida cotidiana a hacer cosas que anteriormente no hacíamos: la sana distancia.

Y esto tiene mucho que ver con la forma como se llevan a cabo las actividades económicas en los centros de trabajo. No es el retorno al cómo estábamos antes o como hacíamos las cosas antes en una fábrica, en una planta, en cualquier industria, es adaptarnos a esta Nueva Normalidad y adaptarnos a la existencia de una nueva enfermedad.

De esa manera, del 18 al 31 de mayo, en estos últimos días, se implementó esta plataforma llamada Nueva Normalidad, es una plataforma que está en internet, nuevanormalidad.gob.mx. Esta ha funcionado como un mecanismo de autoevaluación para las empresas de los tres sectores considerados ya como esenciales a partir del 1º de junio, pero que, en este periodo, a partir de esta autoevaluación, a partir de seguir ciertas reglas, podían tener una apertura anticipada.

Estos tres sectores siguieron los lineamientos técnicos de seguridad sanitaria en el entorno laboral. Aquí lo que ocurrió fue un mecanismo muy simple:

Primero, el registro de las empresas, que nos dijeran quiénes son, que llenaran elementos muy básicos de identificación para saber que estas empresas son parte de estos tres sectores esenciales: minería, transporte y construcción.

En la siguiente, hacían una autoevaluación, una autoevaluación que es el llenado de 78 puntos de comprobación de estos protocolos y de estos lineamientos técnicos de seguridad.

¿Qué son estos lineamientos?

Temas administrativos como los filtros de entrada, los horarios escalonados, temas en algunas empresas que tienen que ver con el transporte, asuntos de ingeniería, barreras físicas entre lugares de trabajo, señalización sobre dónde deben de caminar las personas de un lado a otro, temas de promoción en la salud, es decir, el seguimiento de los signos y de los síntomas de enfermedad, la etiqueta respiratoria, el uso de equipos de protección personal.

Al hacer esta validación, el Seguro Social les daba una validación basada en un principio que es fundamental y ha sido un eje también de la Cuarta Transformación: la confianza. todo esto se hace bajo protesta de decir verdad. Nosotros creemos y queremos confiar siempre en que los empresarios en sus centros de trabajo están privilegiando la salud de sus trabajadores y a partir de eso es que se les da la aprobación.

Esto ha sido posible a partir de un elemento también que siempre ha sido un eje que nos ha indicado el presidente López Obrador, el trabajo de convencimiento. No es por la fuerza, ha sido de diálogo con estos tres grandes sectores, con autoridades locales y hacerlo de manera corresponsable.

A partir de esta confianza y de este diálogo podemos alcanzar niveles de corresponsabilidad y de colaboración para algo que nos interesa y nos debe de interesar a todos.

¿En estos tres sectores cómo vamos?

Se han registrado 15 mil 398 empresas, son cinco mil 397 del sector del transporte, ocho mil 189 de construcción y mil 814 de minería.

Aquí de distribuyen también por el tamaño de las empresas: las grandes, que son las de más de 250 trabajadores; las medianas, entre 50 y 249 trabajadores; y las pequeñas, abajo de 50 trabajadores. Y así se fueron inscribiendo por día.

El día de hoy tenemos tres mil 981 empresas del transporte, es decir el 75 por ciento que ya hicieron su protocolo y que este ha sido validado y aprobado.

En el tema de la minería, de las mil 814, van mil 536 que ya también han hecho su protocolo y que ha sido validado, es decir, el 85 por ciento.

En construcción es donde se ha ido más lento, no sólo, porque es el número más grande de empresas, sino porque su distribución y su tamaño las hace mucho más, están mejor distribuidas por todo el país y son particularmente de tamaño pequeño; entonces, ahí la validación ha sido más lenta, va el seis por ciento.

Esto nos ha parecido y lo hemos estado trabajando con este grupo que indicó el presidente, entre el Seguro Social, la Secretaría de Salud, la Secretaría del Trabajo y la Secretaría de Economía, porque nos ha permitido generar un mecanismo para lo que sigue.

En ese sentido, lo que sigue es justamente la integración de nuevas empresas que a partir del protocolo pueden irse considerando esenciales cuando la autoridad de salud así lo decida.

En ese sentido, seguirían los siguientes tres pasos:

Primero, la validación de las empresas esenciales originales, no las que hemos mencionado, transporte, minería y construcción, sino de las originales. Pedirles que también hagan el mismo protocolo, pero esta vez tiene un cambio, es automatizado, ya no se tiene que esperar una validación por parte del Seguro Social, sino a la hora de hacerlo se genera la respuesta de manera automática.

Segundo, que este es el mismo mecanismo que nos va a servir para el registro de las empresas no esenciales que se van determinando a partir de los semáforos; es decir, una empresa que en este momento no es considerada esencial, pero que puede ir avanzando en registrarse y en irse preparando y conociendo qué es lo que tiene que hacer para el momento en el que sea esencial y el semáforo se lo permita, pueda empezar a trabajar.

Es el caso del turismo, que es una actividad económica tan importante dentro de nuestro país y que también tiene protocolos específicos. Cada actividad también por su tamaño y por su tipo de actividad tiene diferentes protocolos, hay plantas en donde el contacto con personas externas se limita a la proveeduría que puede llegar a hacer su trabajo y en otros casos, como es el turismo, depende del flujo de personas.

Entonces, es lo mismo que va a ocurrir, una validación automática que parte, insisto, de ese principio, del principio de proteger la salud de las trabajadoras y de los trabajadores, de los empleados y también de los clientes.

En ese sentido, con eso concluyo, el trabajo ha sido de mucha coordinación institucional. Una parte importante ha sido la capacitación de las propias personas, la autocapacitación, ya tenemos 396 mil 140 registros en las plataformas de los cursos en línea para los empleados, para los empleadores, para todas y todos. Son cursos en línea de un par de horas, que también tienen una evaluación y que vale mucho la pena acercarse a ellos.

Y desde luego las partes que tienen que ver con salud en el trabajo, la infraestructura para el monitoreo de las incapacidades temporales por enfermedad respiratoria y por COVID, el permiso COVID que habilitó el Seguro Social, el acompañamiento, asesoría, apoyo en la operación de los semáforos locales con vigilancia epidemiológica de estos permisos y de los pacientes ambulatorios del Seguro Social.

Es muy importante destacar que en esta Nueva Normalidad la colaboración, el diálogo y la corresponsabilidad es lo que nos va a permitir hacer este sano retorno a las actividades económicas y productivas del país.

Muchas gracias, presidente. Es cuanto.

Publicar un comentario

0 Comentarios